Internacional
Noticias y opinión en la red

El disidente cubano Miguel Valdés Tamayo muere tras la negativa del régimen a dejarle salir de Cuba para recibir atención médica

Miguel Valdés Tamayo, de 50 años, era uno de los 75 opositores cubanos condenados por el régimen castrista en 2003 y excarcelado un año más tarde por motivos de salud. La noche del miércoles, Valdés Tamayo sufrió dos paros cardíacos en un hospital de la Habana que le causaron la muerte. El régimen de Fidel Castro no le permitió salir de la Isla para recibir tratamiento médico. La Asamblea para Promover la Sociedad Civil (APSC) ha denunciado que el pasado mes de octubre, Valdés fue detenido por la Policía y maltratado por seguidores del régimen. Cuba ha cerrado 2006 con 283 presos políticos, una de las cifras más altas de todo el mundo.

(Libertad Digital) La Asociación Española Cuba en Transición (entidad sin ánimo de lucro, para la promoción y el desarrollo de actividades orientadas a la defensa de los derechos humanos y las libertades públicas en Cuba) ha mostrado su solidaridad con la familia y los miembros de la disidencia cubana por el fallecimiento del disidente y preso político Miguel Valdés Tamayo, excarcelado en 2003 por motivos de salud. La AECT ha denunciado la negativa del gobierno cubano a dejarle abandonar el país para recibir tratamiento médico y responsabilizan directamente al régimen castrista del fallecimiento de Valdés. Para la AECT Esto demuestra que la licencia extrapenal por motivos de salud sólo pretende evitar muertes dentro de las cárceles castristas. Según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación, la isla ha cerrado el año 2006 con 283 presos políticos, una de las cifras más altas de todo el mundo.
 
Según la APSC, el pasado mes de octubre, un grupo de personas, compuesta en gran parte por mujeres, que al parecer formaban parte de las Brigadas de Respuesta Rápida, un grupo armado de voluntarios y voluntarias cuya tarea es disuadir a la delincuencia y hacer frente a cualquier señal de descontento o de oposición al Gobierno, golpearon repetidas veces a Miguel Valdés cuando éste intentaba salir de su casa. Valdés tenía 50 años, era presidente del movimiento "Hermanos Fraternales por la Dignidad", esposo de Bárbara Collazo Portillo y residía en la Habana. Fue condenado a 15 años de prisión y encarcelado en el penal Kilo 8 de Camagüey. Falleció la madrugada del pasado miércoles tras sufrir dos paros cardíacos en un hospital de la Habana. 
 
La realidad que vive Cuba es el motivo de que se creen asociaciones como AECT cuyos fines son la promoción de proyectos de sensibilización de la opinión pública española acerca de los problemas de la isla y el apoyo desde España para lograr un cambio pacífico hacia la democracia. En este sentido, la AECT respalda múltiples iniciativas que se llevan a cabo en Cuba para promocionar las libertades públicas y los derechos humanos.  En especial respalda el Proyecto Varela, promovido por Oswaldo Payá, galardonado con el Premio Sajarov del Parlamento Europeo y nominado al Premio Nobel de la Paz.
Miguel Valdés Tamayo.

En Internacional