Menú

El Ejército de EEUU prueba en Afganistán robots para el transporte de material pesado

En su misión en Afganistán, el Ejército de EEUU ha comenzado a hacer pruebas con robots para el transporte de grandes cantidades de material a zonas remotas del país. Entre ellos están "BigDog" un sorprendente cuadrúpedo desarrollado por Boston Dynamics, y K-MAX un helicóptero no tripulado.

0
El "BigDog", el robot cuadrúpedo más avanzado del mundo.

(Libertad Digital) Desde hace ya un tiempo, el Ejército de EEUU presente en Afganistán para combatir a los talibanes y apoyar al legítimo Gobierno de Hamid Karzai, realizar pruebas con robots y helicópteros no tripulados para el transporte de toneladas de material.

Entre estos está "BigDog" presentado hace ya un buen tiempo por Boston Dynamics pero que por primera vez entra en una misión como la de Afganistán. La idea es que sean capaces de llegar a zonas donde los soldados pueden tener problemas, tanto por la geografía como por los peligros que representan los ataques terroristas. Su parecido con cualquier animal es sorprendente y sus movimientos se asemejan mucho a cualquier cuadrúpedo.

La empresa responsable de su desarrollo, según cuenta FoxNews.com, afirma que el "BigDog" es capaz de "correr" a unos 3 kilómetros por hora, hacerlo lento, agacharse y subir cuestas de hasta 35 grados. Además, su esqueleto metálico puede cargar hasta 140 kilos de material sobre terrenos como nieve, hielo, barro o rocas.

El K-MAX, el camión de los aires

Pero el transporte de material no sólo se limita por tierra. El Ejército de EEUU también está potenciando el aire como un medio más seguro y para eso también utiliza tecnología aérea. Para eso, también realiza pruebas con el K-MAX, un helicóptero no tripulado desarrollado por la empresa Kaman Aerospace, en colaboración con Lockheed Martin.

Se trata de un helicóptero manipulado por control remoto capaz de llegar a grandes alturas y de transportar cargas de hasta casi 3.000 kilos. Kaman Aerospace lo llama un "camión aéreo" por esa razón. El K-MAX calcula la mejor ruta para llegar a su destino aunque se necesita un control visual para su despegue y para la descarga del material. Para eso tiene una cámara a bordo con la que se puede seguir perfectamente la zona de vuelo y sobre todo el terreno donde deposita la carga.

En declaraciones a Fox News, Timothy Smail, un piloto del regimiento 101 del séptimo batallón presente en el país, reconoce que Afganistán es la zona más difícil del mundo para volar y por eso "los vuelos no tripulados puede salvar a los pilotos a exponerse a peligros innecesarios".

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. China pone en apuros el desfile de Victoria's Secret
    2. El fiscal belga pide que se entregue a Puigdemont pero el juez aplaza su decisión 17 días
    3. Rahola, extasiada ante la última "jugada maestra" del "rey exiliado" Puigdemont
    4. Rajoy estalla contra Marta Rovira: "Es una enorme vergüenza, en la vida no vale todo, es intolerable"
    5. Felipe González, a Ledezma: "Bienvenido a la libertad"
    0
    comentarios

    Servicios