Internacional
Noticias y opinión en la red
símbolo de la disidencia cubana

El Grupo Popular Europeo propone premiar el martirio de Fariñas con el Sajarov

Pocos días después de que varios de los presos cubanos desterrados a España viajaran a Bruselas para pedirle a los 27 que no modifiquen su posición común con la isla, el grupo PPE propone a Guillermo Fariñas como Premio Sajarov de libertad de conciencia.

macarena lora /bruselas

Fariñas, símbolo de la disidencia cubana, ya ha recibido el Premio a la Ciberlibertad, entregado por Reporteros Sin Fronteras. Las razones para premiarle las lleva escritas en las secuelas que 23 huelgas de hambre han dejado sobre su cuerpo. Este psicólogo y periodista se ha asomado a la muerte en varias ocasiones, pero nunca ha desistido de su lucha por defender las libertades de los cubanos. Fariñas, que abandonó su última huelga de hambre cuando el régimen cubano liberó a los 52 presos el pasado mes de julio, podría ser premiado en diciembre por el pleno del Parlamento Europeo en reconocimiento a su "actividad en pro de los derechos humanos y las libertades fundamentales y contra la opresión y la injusticia", como rezan las propias bases de un galardón que ya han recibido en anteriores ediciones las Damas de Blanco, Oswaldo Payá o la plataforma española ¡Basta ya!.

Cada grupo político en la Eurocámara presenta uno o varios candidatos a recibir el premio. En esta ocasión, podrían recibirlo, además del candidato de los populares, Guillermo Fariñas, Breaking The Silence, una ONG israelí, o Access, un movimiento democrático iraní que lucha por facilitar el acceso a Internet de todos los ciudadanos.

Para el eurodiputado popular del PP, José Ignacio Salafranca, premiar a Fariñas significaría una señal clara a las autoridades cubanas por parte del Parlamento Europeo. Para Salafranca, el galardón, dotado con 50.000 euros, hablaría con elocuencia de "la posición de la Eurocámara hacia los abusos contra los derechos humanos en Cuba". La Comisión de Asuntos Exteriores y la Comisión de Desarrollo votarán en octubre tres finalistas entre los que, finalmente, se seleccionará uno.

Fuentes parlamentarias especulan con que no sería de extrañar que el nombramiento fuera acompañado de "polémica". Las mismas fuentes recuerdan el "cabreo" del eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, cuando los eurodiputados españoles del PP, Jaime Mayor Oreja, José Ignacio Salafranca y Antonio López-Istúriz, trajeron a Bruselas a los exiliados cubanos que viven desde julio en España. Entonces, varios de los exiliados hablaron de las duras condiciones que vivieron en su cautiverio y, sobre todo, de las razones por las que fueron encerraron por "un Gobierno que masacra a su población". Ante los eurodiputados de la comisión de Derechos Humanos y ante la prensa, los disidentes cubanos pidieron que la UE no retire su posición común hacia Cuba, aprobada por el Gobierno Aznar en 2002 y que condiciona las relaciones con la isla a los avances democráticos del régimen de Raúl Castro. "No se le puede retirar la posición común al Gobierno de Cuba, porque no ha dado ningún paso hacia la libertad y la democracia", exclamaron.

"Imagínense qué Gobierno va a tener ánimo de libertades cuando tiene una política de terror". Así respondieron a las intenciones del ministro Moratinos de levantar la posición común, una de las banderas del ministro español, que no logró sacar adelante por falta de consenso entre los 27. El tema podría volver a estar sobre la mesa en el próximo Consejo de ministros de Exteriores.

Los exiliados cubanos declararon la semana pasada a los micrófonos de esRadio que el viaje a Bruselas era "un sueño" para ellos. Quizá Fariñas sueña también con esa meta. De no alcanzarla, no extrañaría oírle reiterar lo que ha convertido ya en lema de su vida:"hay momentos en la historia de los países en que tiene que haber mártires".

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular