Internacional
Noticias y opinión en la red

Francia dice que el conflicto de Darfur se tiene que solucionar con el régimen islamista de Sudán

El ministro francés de Exteriores, Michel Barnier, ha declarado que “la amenaza de sanción puede ser útil pero hay que presionar a todas las partes”. Barnier ha asegurado que el conflicto no se solucionará “contra Sudán, ni sin Sudán, sino con Sudán”. La diplomacia gala da un respiro al régimen proislamista sudanés de Omar Al Bashir, después de que Gran Bretaña haya planteado una intervención armada y EEUU haya amenazado con sanciones comerciales y diplomáticas.

L D ( Agencias ) Michel Barnier, jefe de la diplomacia gala, ha declarado, en referencia al proyecto de resolución presentada por EEUU en la ONU para sancionar al Gobierno sudanés si no desarma a los janjawids (milicias progubernamentales), que Francia participa en las discusiones, afirmando que "llegaremos a una resolución justa".
 
Barnier ha dicho que "hay que tener cuidado, la situación es frágil y Sudán es un país importante". Francia cree que “la amenaza de sanción puede ser útil pero hay que presionar a todas las partes", según Barnier, quien ha calificado como “indispensable” el continuar e “intensificar las presiones sobre todos los que tienen una responsabilidad” ya que “deben hacer frente a sus responsabilidades”.
 
Con su posición en el conflicto, Francia quiere llevar la contraria a EEUU y a Gran Bretaña que ha llegado incluso a proponer una intervención armada en el país africano. El secretario de Estado norteamericano Colin Powell pidió una acción internacional la pasada semana  recordando que "está muriendo cada vez más gente" en la "catástrofe" de Darfur. Después, el Congreso de EEUU aprobó por unanimidad una resolución en la que calificaba de genocidio la situación en Darfur y pedía al presidente George W. Bush que interviniera. Por su parte, Bush pidió que Sudán ponga fin a la violencia y se asegure de que la ayuda humanitaria llega a todas las zonas afectadas.
 
Francia, en contra de EEUU, Gran Bretaña y la UE
 
Francia se desmarca así de la posición oficial de la Unión Europea que advirtió esta semana al Gobierno de Sudán de "sanciones inminentes" de la comunidad internacional si no facilita la llegada de ayuda humanitaria a Darfur y  solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU que apruebe una nueva resolución donde figure la amenaza de sanciones en el caso de que Sudán no cumpla "inmediatamente" sus compromisos. Los Estados Unidos ya presentaron un proyecto de resolución en este sentido el pasado 22 de julio. La UE también censuró que no se hayan realizado avances reales para desarmar a las milicias janjawids , y se ha declarado "preocupada" por la integración de algunos de sus miembros en las fuerzas armadas.
 
Por otra parte, un coronel francés, George Davoine, “número dos” de la misión de verificación del alto el fuego enviado a la zona por la Unión Africana (UA) ha llevado la contraria a la mayoría de las organizaciones internacionales y ha dicho que “no hay elementos que aseguren la existencia de un genocidio en Darfur”.
 
El conflicto de Darfur, donde se enfrentan desde principios del año 2003 milicias árabes apoyadas por el Gobierno sudanés y movimientos rebeldes, ha provocado entre 30.000 y 50.000 muertos entre los civiles, más de un millón de desplazados y cerca de 150.000 refugiados en el Chad, según las estimaciones de Naciones Unidas.
 
 
 
 
Michel Barnier, ministro francés de Exteriores.

En Internacional