Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Holanda propina el segundo puntapié al Tratado europeo con un rotundo "NO" y gran participación

Un 61,6 por ciento de los holandeses ha rechazado el Tratado constitucional europeo, y sólo el 38,4 ha dicho "SÍ", con el cien por cien de los votos escrutados. Otro dato a tener en cuenta es la alta  participación: 62,8 por ciento. Tan sólo tres días después de que los franceses dijesen un "no" rotundo al texto elaborado por Giscard d'Estaing, el rechazo de los holandeses podría suponer el "no" definitivo a un Tratado que exige la ratificación de cada uno de los veinticinco estados miembros de la UE, antes de noviembre de 2006. 

0
Júbilo entre los partidarios del NO. EFE

L D (Agencias) La participación ascendió al 62,8 por ciento del cuerpo electoral por lo que, aunque este referéndum no era de carácter vinculante, los partidos políticos deberán respetar el resultado ya que se habían comprometido a que sus resultados fueran tomados en cuenta siempre que la participación superara el 30 por ciento.

Este segundo golpe al Tratado constitucional europeo, después del rotundo rechazo de Francia el pasado domingo, pone en mayores dificultades a los líderes de los Veinticinco, que todavía mantienen en su mayoría la necesidad de mantener el proceso de ratificaciones. En teoría, el Tratado debería estar ratificado por todos los Estados miembros antes de noviembre de 2006.

La próxima cita será el 16 y 17 de junio en Bruselas, donde los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se verán confrontados a la necesidad imperiosa de encontrar una solución política para esta crisis, que ha puesto en vía muerta su proyecto político para la Unión ampliada.
 
El primer ministro Balkenende reconoce la derrota
 
El primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende, reconoció que el "no" ha ganado en el referéndum celebrado en Holanda para la ratificación del Tratado constitucional europeo. "Estoy decepcionado, no estoy contento con el resultado porque el Gabinete abogaba por el 'sí'", declaró el primer ministro en una comparecencia ante la prensa, retransmitida al país por la televisión pública NOS. "Los ciudadanos nos han dado una señal inequívoca y la respetaremos", dijo y añadió que "el miedo que sienten los holandeses hacia el proceso de integración europea debe ser tenido en cuenta".
 
A pesar del rechazo al Tratado constitucional, Balkenende afirmó que también hubo algunos puntos positivos, como la alta participación (62,8 por ciento) y el hecho de que se haya debatido tanto sobre la Unión Europea durante la campaña electoral. El primer ministro recordó que el referéndum fue una iniciativa de la Cámara Alta, por lo que ésta tendrá que determinar ahora su posición y decidir lo que pasará.

Sin embargo, Balkenende expresó el deseo de que el proceso de ratificación siga en los demás países de la UE, al considerar que los Veinticinco deben poder manifestarse sobre la Constitución, "porque es importante saber lo que cada país piensa". El primer ministro destacó que el resultado del referéndum holandés fue "un veredicto sobre el Tratado constitucional, no fue un veredicto contra la cooperación europea". "Explicaré los motivos del 'no' holandés a mis compañeros europeos y les pediré que lo traten con justicia, ya que nosotros entendemos las preocupaciones de los holandeses: acerca de la pérdida de soberanía, el ritmo de los cambios sin que los ciudadanos se sientan implicados y las aportaciones financieras de nuestro país (a la UE)", añadió Balkenende.

El primer ministro admitió que "Europa ha sido en los últimos años demasiado cuestión de política y no suficientemente de los ciudadanos, por lo que les involucraremos más en la Europa del futuro", concluyó.
 
Además, en declaraciones a la televisión, el miembro de la Cámara alta Hans Van Baalen, de los liberales de derechas (VVD, en el Gobierno) opinó que el "sí" empezó demasiado tarde su campaña y que los partidarios del "no" fueron "más claros" en sus mensajes. Los holandeses piensan, según el análisis de este político, que el proceso de la Unión Europea "va demasiado rápido" y no tienen una visión global de su rumbo.

Por su parte, Geert Wilders, del Grupo Wilders y gran partidario del "no" consideró que los holandeses no tienen nada en contra de la UE, sino que "simplemente no quieren renunciar a su identidad". "Tenemos que ralentizar esta aventura política", añadió. El desafío ahora, según este político, consiste en reflexionar sobre el papel de Europa y Holanda. El resultado también demostraría que "hay muchas cosas que van mal en la política holandesa".

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Sostres se cuela en Tabarnia para insultar a Federico Jiménez Losantos
    2. El ADN presentado por Javier Sánchez es de Julio José Iglesias
    3. El futuro de la Armada: el S-80 en 2021, nuevos helicópteros y el sueño del F35B
    4. Javier Somalo: 'Iglesias, el payaso de Leningrado'
    5. Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara se confiesan por primera vez tras su matrimonio
    0
    comentarios

    Servicios