Internacional
Noticias y opinión en la red
REUNIÓN DE URGENCIA PARA ESTUDIAR SI SE ADOPTA UNA RESOLUCIÓN

Kofi Annan insiste en que el Consejo de Seguridad de la ONU debe condenar a Israel y exigirle un alto el fuego permanente

El secretario general de la ONU ha urgido al Consejo de Seguridad a condenar a Israel y pedir un cese de hostilidades, en medio de la resistencia de EEUU, que insiste en la necesidad de un alto al fuego permanente. Kofi Annan pidió este domingo la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Seguridad para condenar la "trágica" ofensiva aérea israelí en la localidad de Qana, que causó casi 60 muertos, entre ellos 37 niños. "Está claro que no hay cabida para una solución militar", declaró.

LD (Efe) El titular de la ONU urgió a los 15 miembros del Consejo a que condenen en "los términos más firmes posibles" la matanza de Qana y reiteró que es imperativo el cese de las hostilidades. "Es necesario que el Consejo tome medidas para evitar que la situación sea incontrolable y se expanda la escalada de violencia", puntualizó.

El ataque israelí en Qana ha aumentado la presión internacional, tanto de países europeos como árabes, para que el Consejo de la ONU adopte una resolución en la que exija el alto al fuego inmediato.

Incluso Francia, que tiene la presidencia de turno del Consejo, ha presentado un proyecto de resolución para pedir el cese de las hostilidades, pero este órgano de máxima decisión de la ONU todavía no ha empezado a debatir el documento.

En su lugar, el Consejo estudia elaborar una declaración presidencial, que no tiene carácter vinculante y que se adopta por consenso, como respuesta a la matanza en Qana.

El embajador de EEUU ante la ONU, John Bolton, señaló que el propósito de adoptar este texto no es pedir un cese de hostilidades, sino simplemente expresar el pesar por la muerte de civiles y transmitir las condolencias a los familiares. "Nuestro punto de vista es que se debe trabajar para una solución permanente a los problemas que tiene la región", declaró.

Rechazó que la secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, no avance en sus gestiones en la región, pese a que el gobierno de Líbano se ha negado a recibirla, tras el ataque israelí. Las autoridades libanesas han afirmado que no seguirán con negociaciones y contactos diplomáticos hasta que no se dictamine un alto al fuego, según informó el secretario general de la ONU.

"Es necesario un cese de las hostilidades para permitir la asistencia a los civiles y continuar con las gestiones diplomáticas. Sería como una tregua para luego empezar el proceso de negociación de un alto el fuego, que requiere tiempo", puntualizó Annan.

"La protección de los civiles debería ser una prioridad en la agenda de cualquier fuerza, ya sean milicias y ejércitos", agregó. Paralelamente, resaltó que se debe negociar un alto el fuego sostenible que incluya el fortalecimiento del gobierno del Líbano, el desarme de Hizbulá y la demarcación de las fronteras libanesas, incluidas las controvertidas Granjas de Cheba, ocupadas por Israel.

"La autoridad y reputación del Consejo están en juego. La gente se ha dado cuenta del fracaso a la hora de actuar con firmeza y rapidez durante la crisis", declaró. El representante del Líbano, Nouhad Mahmoud, expresó su disgusto y su frustración por la inoperancia del Consejo, ya que todavía no se ha pronunciado, pese a que han transcurrido 18 días desde que se iniciaron las hostilidades.

"Sé que en el fondo, en lo más profundo de sus corazones, el Consejo sabe que Israel está cometiendo atrocidades a una escala que no se puede tolerar", resaltó. Por su parte, el embajador sirio, Bashar Jaafari, indicó que EEUU no puede justificar por más tiempo su apoyo a las acciones militares de Israel en el Líbano y los territorios ocupados palestinos, que calificó de "holocausto israelí".

"Estas bombas son bombas estadounidenses. Les llaman misiles guiados, pero realmente son bombardeos guiados por el odio, y desafortunadamente estas bombas están hechas en EEUU", declaró.

Lo más popular