Internacional
Noticias y opinión en la red
CHACÓN COMPARECE EN EL CONGRESO

La ayuda española a Haití tiene un coste de 18,8 millones de euros

La ministra de Defensa, Carmen Chacón, ha avanzado que el despliegue militar de España en Haití para tareas humanitarias y de rescate, tras el terremoto que ha asolado el país, tiene un coste de unos 18,8 millones de euros, lo que incluye el despliegue de la UME y la misión "Hispaniola".

efe

Chacón ha comparecido en el pleno del Congreso junto al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, para explicar la actuación urgente de España tras el seísmo del 12 de enero y para solicitar la autorización de la Cámara al envío de tropas, en virtud del artículo 17.3 de la Ley de Defensa Nacional.

Moratinos, por su parte, ha informado de las acciones puestas en marcha por su departamento desde que se conoció el devastador terremoto, y ha asegurado que la reacción de la comunidad internacional fue "rápida y eficaz", con una amplia contribución española a nivel personal y como país que ejerce la Presidencia rotatoria de la Unión Europea.

En su balance de lo que ha sido hasta el momento la acción española, Moratinos ha indicado que hasta el 5 de febrero 22 vuelos de la AECI trasladaron a 236 personas y más de 140 toneladas de material humanitario y se han comprometido 29 millones para paliar la catástrofe.

Así, ha proseguido, se desplegó la ayuda de emergencia pero también se activó la actuación consular para la evacuación de los españoles residentes en la zona, en las condiciones más difíciles, ya que se desarrollaron en ausencia de infraestructuras propias -como la Embajada-, destruidas por el seísmo.

Respecto al ámbito militar, España envió en un primer momento a Haití a 37 miembros del la Unidad de Emergencias Militares (UME) para que colaboraran en los trabajos de rescate y desescombro, y posteriormente viajó hasta el país caribeño una agrupación de 450 militares a bordo del buque "Castilla", en el marco de la operación "Hispaniola".

Según la ministra de Defensa, el envío se efectuó respondiendo al llamamiento de Naciones Unidas y del propio Gobierno haitiano y se realizó con la urgencia que requería la actuación. Ésta ha sido la primera ocasión en la que la UME ha actuado fuera del territorio español, ha señalado Chacón, quien ha destacado que, además de colaborar en tareas de rescate de personas sepultadas, también atendieron a los heridos en el hospital "La Paz" de Puerto Príncipe.

Su trabajo se dio por concluido el 21 de enero, después de que el centro de operaciones de la ONU diera por finalizada la fase de rescate. Mientras tanto, y también con carácter de urgencia, el Gobierno español puso en marcha la operación "Hispaniola", mediante la cual se ha trasladado hasta Haití un contingente de 450 militares a bordo del buque de asalto anfibio "Castilla", que también lleva cuatro helicópteros y casi un centenar de camas hospitalarias.

La agrupación está desplegada en localidad costera de Petit Goave, a unos 70 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe, donde permanecerá un máximo de tres meses, hasta el 4 de mayo, aunque el plazo podría prorrogarse si las circunstancias lo requiriesen.

Para Moratinos, resulta "inaceptable" describir a Haití como un país sin futuro, aunque ha reconocido que antes del terremoto su realidad era compleja, con pobreza crónica y acostumbrada a tolerar lo intolerable. El jefe de la Diplomacia española ha elogiado y agradecido el papel de los equipos de rescate y médicos desplazados a la zona, así como la respuesta solidaria de toda la sociedad, y ha recordado el apoyo que ha encontrado en Gobierno en todos los grupos parlamentarios en este asunto.

También ha querido dedicar un emocionado recuerdo a las familias de los españoles fallecidos en Haití: Rosa Crespo, Pilar Júarez y el matrimonio formado por María Jesús Plaza e Ives Baltroni. Según Moratinos, si en un primer momento el objetivo inmediato fue adoptar medidas de urgencia, que será necesario que permanezcan más tiempo, ahora se deben impulsar acciones con un horizonte más lejano, para la reconstrucción del país.

Ahora corresponde, ha dicho, dejar paso al Gobierno de Haití y el mundo debe apoyar que esa tarea se desarrollo en el menor tiempo posible. Desde la tribuna, han seguido la sesión la embajadora de Haití en España, Yollete Azor-Charles, y el legado español en el país caribeño, Juan Fernández Trigo, quien sufrió una herida leve en un brazo como consecuencia del terremoto.

Lo más popular