Internacional
Noticias y opinión en la red
RECUENTO DEL RÉGIMEN DE CHÁVEZ

Las nacionalizaciones bolivarianas

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha anunciado su intención de nacionalizar el Banco de Venezuela, que pertenece al Grupo español Santander, y ha invitado a sus propietarios a negociar la compra. De producirse, no sería la primera nacionalización en Venezuela, que ya ha afectado a los sectores petrolero, minero e industrial, aunque sí la primera en el ámbito financiero.

LD (EFE) Recuento de las nacionalizaciones en Venezuela encabezadas por el régimen de Hugo Chávez:
 
Minería
 
En 1975 fue nacionalizada la minería del hierro. Tras revocarse las concesiones a "Iron Mines Company" y "Orinoco Mining Company", se constituyó Ferrominera de Orinoco. Ésta se integró en la estatal Corporación Venezolana de Guayana (CVG), creada en 1960 y que se compone de diecisiete empresas energéticas, mineras, forestales y de telecomunicaciones.
 
Petróleo
 
El petróleo fue nacionalizado en 1976, en el primer mandato de Carlos Andrés Pérez (1974-1979), mediante una ley que entregó al Estado el control sobre su exploración, explotación y comercialización, y se fundó Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA). Dicha ley dejaba abierta la participación del capital privado. De ahí que, en el segundo mandato de Pérez (1988-1993), se modificase su artículo V para promover la "Apertura petrolera", aumentando así la autonomía de PDVSA respecto del Estado.
 
Pero, en diciembre de 2001, ya durante el mandato de Hugo Chávez, fue aprobada la nueva Ley de Hidrocarburos para reforzar el control estatal. En marzo de 2002, altos ejecutivos de PDVSA se declararon en huelga contra los cambios directivos decretados por el Gobierno. En diciembre de 2002, la empresa se sumó a la huelga general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y la patronal Fedecámaras, que duró 63 días y causó pérdidas de más de diez mil millones de dólares.
 
Chávez respondió despidiendo a miles de trabajadores de PDVSA por "sabotajes terroristas" y emprendió una reforma que incrementó la subordinación de la petrolera, que actuaba como una empresa privada y "se había convertido en un Estado dentro del Estado". De la reorganización surgió la "nueva PDVSA", dependiente del Ministerio de Energía y Petróleo.
 
Desde abril de 2006, en aplicación de la Ley de Hidrocarburos, las multinacionales que operaban en la faja del Orinoco tuvieron que cambiar los convenios de– explotación, suscritos en los noventa, para convertirse en empresas mixtas con mayoría accionarial de PDVSA. La medida, que afectó principalmente a las estadounidenses "ChevronTexaco", "ExxonMobil", "ConocoPhillips", las británicas "British Petroleum" y "Veba Oil", la francesa "Total" y la noruega "Statoil", fue calificada por Chávez de "verdadera nacionalización". En enero de 2008, un total de 32 campos petroleros pasaron a control venezolano, avanzando hacia la "Plena Soberanía Energética".
 
Telefonía
 
En mayo de 2007, Chávez renacionalizó la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV) mediante una OPA sobre el 86,21 por ciento del capital. Creada en 1930 con capital privado, la empresa fue nacionalizada entre 1950 y 1973, al adquirir el Estado todas sus filiales. Pero fue privatizada en 1991, inicialmente mediante concesión al consorcio "VenWorld" (controlado por la estadounidense "Verizon Communications"), que se hizo con el 40 por ciento del capital.
 
Electricidad
 
En febrero de 2007, el régimen "chavista" firmó la compra de la eléctrica SENECA a la estadounidense "CMS Energy Corp" y, en mayo siguiente, aumentó al 92,98 por ciento la participación estatal en "Electricidad de Caracas", la mayor del país, que estaba en manos de la estadounidense "AES Corp".
 
Alimentación
 
En marzo de 2008, Chávez nacionalizó una cadena frigorífica que controla el setenta por ciento del sector y la empresa "Lácteos Los Andes", para garantizar la "soberanía alimentaria".
 
Cemento y siderurgia
 
El 3 de abril de 2008, Chávez nacionalizó "toda la industria del cemento" venezolana, a la que acusa de exportar su producción en detrimento de los planes oficiales de vivienda. El 9 de abril, ordenó estatalizar la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR, privatizada en 1997), del grupo ítalo-argentino "Ternium Techint", inmersa desde 2007 en un conflicto con los sindicatos. La familia argentina Rocca deberá desprenderse del sesenta por ciento del capital.

Lo más popular