Menú

Moscú y San Petesburgo homenajean al dictador Stalin en autobuses y carteles

Autobuses por San Petesburgo y carteles por Moscú con el rostro del dictador Stalin. Así conmemora Rusia el 65 aniversario de su victoria sobre la Alemania nazi. Las organizaciones de derechos humanos consideran que se trata de rehabilitar la figura del dictador.

AGENCIAS/ LD
0
Uno de los autobuses | Daily Telegraph

"Esto es un gran acontecimiento. Nos montaremos en el autobús para defender a Stalin. No vaya a ser que lo estropeen", aseguró el líder de los comunistas de San Petersburgo, Serguéi Malínkovich, citado por la agencia Interfax.

El autobús, que ha sido adornado con dos grandes retratos del que fuera dirigente soviético, comenzó a funcionar esta mañana en la ruta que recorre gran parte de la avenida Nevsky, la principal arteria de la antigua capital zarista.

"El autobús operará durante dos semanas. Aunque tememos que pueda ocurrir algo con él", señaló Víctor Loguínov, impulsor de la iniciativa. Loguínov explicó que la campaña costó 35.000 rublos (1.200 dólares) y que su objetivo es hacer justicia al papel crucial de Stalin, máximo dirigente soviético, en la victoria sobre Hitler en la contienda mundial.

El opositor partido Yábloko, que había pedido a las autoridades que impidieran la circulación del autobús por la ciudad, calificaron la campaña estalinista de "inaceptable".

"El autobús es un insulto para las víctimas de las represiones estalinistas y sus descendientes. Para ellos, Stalin no es el ganador de la guerra o el salvador de la patria, sino un verdugo", señaló Alexandr Shurshev, portavoz de Yábloko.

Este partido ha lanzado una campaña informativa en la que varios de sus representantes se subirán a ese autobús para informar a los pasajeros sobre los crímenes cometidos por Stalin.

El Ayuntamiento de Moscú también anunció su intención de colgar retratos de Stalin con ocasión de los festejos en vísperas del Día de la Victoria, pero finalmente se echó atrás tras ser desautorizado por el Kremlin y los presidentes de la Duma y del Senado.

Los comunistas consideran "ridículo" obviar el papel de Stalin en la victoria del Ejército Rojo sobre Hitler y han adelantado que portarán retratos del dirigente soviético durante la marcha que han convocado para el 9 de mayo.

Rusia se mantuvo al margen de la contienda mundial, merced al polémico tratado de no agresión soviético-alemán Ribbentrop-Molotov (1939), hasta que las tropas alemanas invadieron territorio de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941.

Según las estadísticas oficiales, más de 26 millones de soviéticos, de ellos casi 9 millones de soldados del Ejército Rojo, murieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Moscú se une con carteles

El Ayuntamiento de Moscú colocó este miércoles pequeños carteles del dictador por toda la capital, a pesar de las críticas de algunas autoridades y activistas ante lo que consideran parte de los esfuerzos para rehabilitar su figura.

La exposición de las imágenes forma parte de los preparativos de la ciudad para la celebración del 65 aniversario del final de la Segunda Guera Mundial, el 9 de mayo, fecha conocida en Rusia como el Día de la Victoria.

El pasado marzo, el Ayuntamiento de Moscú anunció sus planes de exhibir los retratos de Stalin en blanco y negro, impresos en un soporte de plástico de 25 centímetro de largo y 17 de ancho, rodeado por sus mariscales, a quienes se les atribuye el mérito de llevar a la Unión Soviética a la victoria en 1945.

La colocación de los carteles fue condenada inmediatamente por la prominente organización defensora de los Derechos Humanos rusa Memorial. "La nueva Rusia debe distanciarse de los crímenes cometidos por Stalin", declaró Yan Rachinsky, de Memorial.

Rachinsky apeló a la conciencia de los directores de los museos, ya que algunos carteles se han expuesto en museos que no tienen que ver con la Segunda Guerra Mundial.

En San Petersburgo, el retrato de Stalin se exhibió en un autobús que recorría el centro de la segunda ciudad más importante de Rusia, mientras en otras ciudades como Vladivostok, en el extremo oriente ruso, aparecieron otros retratos del dictador, según los medios locales.

Los activistas pro Derechos Humanos están alarmados por lo que consideran un intento de parte de las autoridades - especialmente durante la presidencia de Vladimir Putin entre 2000 y 2008-- de restar importancia a las atrocidades del régimen stalinista centrándose en sus logros.

Putin, un ex agente de la KGB que actualmente es primer ministro de Rusia, ha elogiado a Stalin por ser el creador de la industria soviética y ganar la Segunda Guerra Mundial, pero también ha criticado las purgas que llevó a cabo entre sus oponentes. Por su parte, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, ha condenado el régimen stalinista y se ha manifestado preocupado porque muchos rusos desconocen el alcance de la opresión de Stalin.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. ERC se atraganta con los "muertos" de Rovira
    2. Juliana enloquece con el avance de Cs: "arresta" a Sánchez y hace "prisionero" a Rajoy
    3. La delirante reacción del separatismo al fracaso de Barcelona con la EMA
    4. La polémica de la herencia y las fotos de Chiquito de la Calzada
    5. La patronal catalana de la carne deja de llamarse 'catalana'
    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios