Internacional
Noticias y opinión en la red
CITA A SARAMAGO, GOYTISOLO, GALA Y CHOMSKY

Schultz: hay una "coalición de odio" entre islamistas y "supuestos" intelectuales

El embajador de Israel cree que hay una "campaña muy planificada de mentiras y propaganda" contra Israel y denunció una "coalición de odio" entre "elementos muy oscuros" musulmanes y la intelectualidad "supuestamente ilustrada", entre los que citó a Saramago, Gala y Goytisolo.

Raphael Schulz, embajador israelí en España.
Relacionado

L D (Europa Press) Raphael Schultz participó en un almuerzo coloquio que organizó en Barcelona la Fundació Catalunya Oberta, en la que acudieron personalidades como el ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol, la articulista Pilar Rahola, el publicista Lluís Bassat, y periodistas como Salvador Aragonès, Jordi Barbeta y Francesc-Marc Àlvaro.

"Israel es el país líder en producción de equipamiento médico, que salva vidas también en sus países enemigos", apreció el diplomático, quien dijo que la opinión pública occidental identifica a este estado como una "amenaza para la paz", según distintos sondeos de opinión. "De Israel se puede decir cualquier cosa", lamentó el  embajador, quien contrastó que mientras hubo en ciudades multitudinarias manifestaciones por Palestina, no las hay por por Congo o Darfur. "Para mi, es un indicador claro de que la gente sale a la calle cuando Israel está involucrado", por lo que tras las concentraciones apreció motivos políticos y no humanitarios.

Según el diplomático, esta campaña es fruto de la "coalición de odio" que hay entre "elementos muy oscuros del mundo musulmán", como Al Qaeda, con la intelectualidad "laica y supuestamente ilustrada" y progresista de Occidente, ejemplificada con figuras como Noam Chomsky, Antonio Gala, José Saramago y Juan Goytisolo, entre otras.  Esos intelectuales "supuestamente nada tienen que ver con el obscurantismo radical musulmán" y, "sin embargo, juntan fuerzas", indicó Schultz, quien lamentó que, por contra, no se apoye desde Occidente a los colectivos musulmanes más progresistas y defensores de los derechos civiles.

El embajador ha lamentado "esta moda o tendencia antisionista" por parte de un segmento "supuestamente ilustrado de la sociedad" y se ha mostrado convencido de que esta moda "entrará en la historia como un fenómeno nefasto total, como el racismo o el antisemitismo".

También lamentó que el mensaje que se dé es que "ha sido Israel quien ha atacado a los pobres palestinos", y que no se profundice en qué es Hamas, organización terrorista que, recordó, tiene como objetivo "eliminar" al Estado israelí. Schultz lamentó el tratamiento informativo que, en términos generales, han hecho los medios de comunicación españoles del conflicto, y lamentó que sus inconcreciones estén calando en la opinión pública.

Schutz ha denunciado la existencia de una "empresa de la mentira" que propaga a través de los medios de comunicación una mala imagen de Israel que en su opinión no se corresponde con la realidad. De hecho, ha constatado que en el reciente conflicto en Gaza se ha escuchado un discurso "mucho más radical en el mundo occidental que en muchas partes del mundo musulmán" en contra del ataque del ejército israelí. Schutz ha cargado duramente contra las "caricaturas netamente antisemitas, venenosas", aparecidas en la prensa española, que a diferencia de las caricaturas de Mahoma salen "baratas" porque "nadie va a hacer nada". El embajador ha alertado de que detrás de "una parte importante de las críticas" hacia el gobierno israelí se ocultan actitudes "antisemitas".

Citó el caso de que determinados medios informaban que desde Hamas se lanzaban "cohetes o misiles de producción casera" a Israel, cuando aseguró que, en realidad, eran misiles "de producción industrial, importados desde fuera, sobre todo de Iran". También lamentó que se defina el conflicto de Oriente Próximo como un genocidio. "Según la RAE, es el exterminio sistemático de un grupo étnico", algo que no ocurre en este conflicto, donde recordó que desde 1967 han muerto "alrededor de 7.500 palestinos y 1.500 israelíes".

Schultz aseguró que su país respetó "al cien por cien" la legalidad internacional en la incursión militar que hizo entre diciembre y enero en la franja de Gaza. "Israel nunca ha usado bombas de racimo" como se ha afirmado en medios de comunicación, dijo el embajador quien, sobre el uso de fósforo blanco, precisó que es una "arma legítima en la legalidad internacional".

Consideró que la incursión israelí en Gaza respeta la legislación internacional y, citando la Convención de Ginebra, recordó que un país está en "derecho a responder" a otro si ataca a su población civil, que fue lo que ocurrió en este caso, ante los continuos ataques de Hamas con misiles en los alrededores de la Franja.

La incursión israelí se produjo "porque medio millón de ciudadanos israelíes vivían en refugios durante largos años" a causa de los ataques aéreos de Hamas, apreció el diplomático, quien aseguró que desde la retirada de los israelíes de la Franja en 2005, sus autoridades no han sido capaces de garantizar la seguridad.

Lo más popular