Internacional
Noticias y opinión en la red
EL TRÁGICO SALDO

Sesenta años de comunismo en Corea del Norte: Hambruna, pobreza y militarización

Hambruna y pobreza es el saldo de sesenta años de férreo estalinismo en Corea del Norte que este martes celebra su fundación. Detrás de los faustuosos y marciales espectáculos, la dictadura esconde un panorama desolador con millones de sus ciudadanos amenazados de morir de hambre. El Programa Mundial de Alimentos asegura que más del cincuenta por ciento de los hogares de ese país sobrevive con sólo dos comidas al día. Otros datos apuntan a que el suministro diario de alimentos se ha reducido de quinientos gramos en enero a 150 gramos en junio.

LD (EFE) Este martes, Corea del Norte, la única dictadura estalinista que hay en el mundo, celebrará el sesenta aniversario de su fundación con un desfile militar y otros eventos típicamente norcoreanos como la "gimnasia de masas", denominado "Arirang". Fuera del espectáculo, la realidad es más trágica. El saldo del régimen se resume en pobreza, hambruna y militarización.
 
La Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA), asegura que desde la hambruna de la década de los años noventa se estima que unos tres millones de norcoreanos podrían haber muerto a causa de las malas cosechas y las inundaciones y que actualmente la población se ha reducido a 23,5 millones. El fracaso norcoreano en el suministro de alimentos a su población, afirman organismos de asistencia humanitaria, es el empeño de los dirigentes de regirse por la filosofía "Juche" o la autosuficiencia.
 
La semana pasada, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) alertó a sus donantes que necesita unos sesenta millones de dólares en los próximos tres meses para evitar que la crisis alimentaria que sufre Corea del Norte derive en una hambruna generalizada. Pese a que no existen cifras oficiales de damnificados o fallecidos, se calcula que más del cincuenta por ciento de los hogares norcoreanos viven con sólo dos comidas al día y que el suministro diario de alimentos se ha reducido de quinientos gramos en enero a 150 gramos en junio.
 
Bajo ese desalentador panorama, Corea del Norte está chantajeando a la comunidad internacional con su programa militar nuclear con el fin de obtener dádivas económicas. A finales de agosto, Pyongyang anunció que suspendía el proceso de desnuclearización negociado con EEUU, Rusia, Japón, China y Corea del Sur. Pocos días más tarde diversas fuentes informaban de que Pyongyang ha iniciado la reconstrucción del reactor de la central de Yongbyon, la mayor instalación nuclear del régimen comunista, aunque ello ha sido negado por Washington.
 
En las fastuosas celebraciones  de este martes, la atención de los servicios secretos extranjeros estarán puestos en la aparición de Kim Jong-il quien desde el 14 de agosto no aparece en un acto público. Dejando a un lado los rumores sobre que murió en 2003 aquejado de diabetes, informes de inteligencia occidentales apuntan a que la salud del llamado "amado líder" de 67 años se ha minado tras años de "malas costumbres alimenticias" y un "consumo excesivo de alcohol".

Lo más popular