Menú

Encuentran casi una tonelada de explosivo en el caserío de los etarras

El mayor arsenal de ETA desde la desarticulación a principios de 2010 de la base etarra en Óbidos (Portugal)

Libertad Digital
0
Igor Esnaola Dorronsoro y su hermano Jon Aitor, detenidos en Legorreta (Guipúzcoa). | EFE

El grupo Erreka de ETA, integrado por los hermanos Esnaola, almacenaba en su caserío de Legorreta (Guipúzcoa) casi 1000 kilos de explosivo en lo que supone el mayor arsenal de la banda desde la desarticulación a principios de 2010 de la base etarra en Óbidos (Portugal), donde guardaban 1.500 kilos, 300 de ellos listos para usar.

Según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, los dos etarras arrestados tenían 850 kilos de nitrato amónico, 13,5 de pentrita -utilizado por ETA para reforzar la carga explosiva- y 100 litros de combustible, según explicaron las fuentes consultadas.

Esta elevada cantidad –para el brutal atentado en la T4 de Barajas se emplearon 500 kilos– fue encontrada en el caserío situado a las afueras de la localidad, se une a las grandes incautaciones de material explosivo a lo largo de las historia. Además de los explosivos, la Guardia Civil se incautó detonadores, material informático y diversa documentación de la banda terrorista ETA.

Estos registros se practicaron en el caserío familiar, a las afueras del municipio y en un domicilio que contaba con una bajera en el centro de Legorreta, concretamente en el número 22 de la calle Carretera Nacional.

Un 'almacén intermedio'

Fuentes de la lucha antiterrorista explicaron a Efe que este polvorín es un "almacén intermedio de ETA", es decir, un primer punto donde los terroristas almacenarían el material en España después de haberlo trasladado desde Francia y desde donde lo distribuirían a los comandos.

Aunque en territorio español no se encontraba un arsenal tan importante desde 1999, en otras operaciones desplegadas fuera de España sí fueron ido intervenidas mayores cantidades de explosivo que escondía la organización terrorista.

Así, el 30 de septiembre de 1999 se produjo la mayor operación de este tipo cuando las autoridades francesas recuperaron 2.500 kilos de dinamita cerca de Pau (sur de Francia), que había sido robada dos días antes en Plevin, y detuvieron a Jon Bienzobas Arreche, y Francisco Segurola Mayoz, dos de los terroristas de ETA más buscados por aquel entonces. El 4 de abril de ese mismo año la policía francesa se incautó de otros 1.150 kilos de explosivos en un garaje en Bayona (Francia).

En España, la incautación más importante –antes de la de este martes– tuvo lugar el 20 y 22 de diciembre de 1999, cuando se localizaron 950 y 688 kilos de explosivos en dos furgonetas en Aragón.

Más de 9 años integrados en ETA

Entre la documentación, los agentes de la Guardia Civil esperan recabar la implicación de los dos detenidos en varios de los atentados cometidos por la banda en la zona en los últimos años.  Aitor e Igor Esnaola colaboran con ETA desde el año 2002 y tanto el explosivo como los detonadores encontrados prueban su integración en las labores logísticas de la banda y el suministro a los comandos de ETA.

Los dos terroristas detenidos formaban el grupo Erreka de ETA, activo desde hace varios años y que ya figuraba en la documentación intervenida en Francia en 2002 al ex dirigente etarra Ibon Fernández Iradi, "Susper". Así lo ha confirmado el Ministerio del Interior en una nota, en la que explica que la operación que ha llevado a la detención de los hermanos José Aitor e Igor Esnaola Dorronsoro.

Entre dichos "papeles" figuraba una nota que incluía, codificada, la identidad de los componentes del grupo etarra. Posteriormente, en la operación de la Guardia Civil contra la llamada estructura de abogados de ETA, también fue intervenida documentación relativa a este grupo etarra. El análisis de esta documentación, así como las investigaciones posteriores, condujeron a la identificación plena de los detenidos.

A los dos presuntos etarras detenidos se les imputa su integración en un grupo de ETA no fichado por la Policía y que se denominaría Erreka, y que, según Interior, estaba operativo desde hace varios años. El propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, avanzó que los arrestados no acababan de llegar a la organización terrorista, sino que llevaban "tiempo" actuando dentro del aparato logístico de ETA, encargado del traslado de material y explosivos a los comandos.

Los dos etarras fueron detenidos durante las primeras horas de este martes por agentes de la Guardia Civil en la localidad guipuzcoana de Legorreta –uno de los consistorios gobernados por Acción Nacionalista Vasca– en una operación antiterrorista realizada en el marco de unas diligencias previas del Juzgado Central de Instrucción número 3 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. De Gea revoluciona Instagram con un 'robado' de Edurne en la cama
    2. Se presenta el Centro Izquierda de España, un partido no plurinacional
    3. Luis Herrero: 'El yonqui de la temeridad'
    4. Federico Jiménez Losantos: 'Carmena inventa la "querellación" para tapar su corrupción'
    5. Chenoa y por qué no le duran los novios
    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios