España
Noticias y opinión en la red
pp de madrid

Granados: "Me voy con la cabeza muy alta"

                           

libertad digital

El hasta ahora secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado este miércoles que sale con "la cabeza muy alta" porque cree que ha dado "lo mejor" de sí mismo y ha agradecido a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, su "confianza" durante todos estos años en los que ha estado a su lado.

Granados ha sido de los primeros en abandonar el comité ejecutivo del PP de Madrid, donde se ha votado por unanimidad que sea el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Ignacio González, el nuevo secretario general del partido, y ha explicado ante los medios, a su salida, que se ha enterado "media hora antes de empezar" la reunión.

"Me he enterado media hora antes del comité ejecutivo de que iba a proponer mi sustitución, y lo único, como he dicho en el comité, agradecer a la presidenta muy sinceramente todos los nombramientos que he tenido durante estos años como consecuencia de su decisión, tanto en el gobierno como en el partido como secretario general. Estoy eternamente agradecido y lo estaré siempre", ha dicho.

En este sentido, ha asegurado que sale de la Secretaría general "con la cabeza muy alta". "Creo sinceramente que he dado lo mejor de mí mismo durante estos años, que se han obtenido los mejores resultados del partido en la Comunidad y en consecuencia muy satisfecho del trabajo que he hecho y del cese", ha añadido.

Preguntado por si la razón ha sido la pérdida de confianza, tal y como han apuntado fuentes populares a Europa Press, Granados ha señalado que la presidenta no le ha manifestado eso ni en el comité ha dicho nada al respecto. La idea es "que se abre una nueva etapa como consecuencia del resultado de las elecciones generales", ha explicado.

Esto, ha continuado, "supone que el partido en Madrid debe tener otro impulso y que en consecuencia piensa que la persona indicada para esta nueva etapa es Ignacio González". "Estoy de acuerdo con que es así", ha sentenciado Granados, que no ha perdido la sonrisa en ningún momento ante las cámaras.