España
Noticias y opinión en la red
"LA HUMILLÓ Y VILIPENDIÓ"

Condenado el proetarra que amenazó a Jiménez Becerril aunque no ingresará en prisión

Ullibarri ha sido condenado por un delito de humillación a las víctimas.

Teresa Jiménez Becerril. Archivo

La Sección Tercera de la Audiencia Nacional ha condenado este miércoles a un año y medio de cárcel al proetarra Joseba Andoni Ullibarri por un delito de humillación a las víctimas al enviar un mensaje amenazante a la eurodiputada del PP, Teresa Jiménez Becerril.

Los hechos se remontan al 29 de junio de 2010 cuando la dirigente popular recibió en su página web el siguiente texto: "A ver si con un poco de suerte te pegan un tiro antes de la tregua definitiva y así te reúnes con los tuyos, so zorra... un besito".

La Sala, presidida por el magistrado Alfonso Guevara, ha considerado probado que Andoni Ullibarri se conectó a través de su ordenador portátil a la red a las 22.55 horas del 29 de junio de 2010. Esa noche, accedió a la página web de la eurodiputada y rellenó un formulario de contacto con la intención de humillar e inquietar gravemente a la dirigente 'popular' por ser la hermana de Alberto Jiménez-Becerril, concejal del PP en Sevilla que fue asesinado junto a su esposa por la banda terrorista ETA el 30 de enero de 1998.

En la resolución considera que Ullibarri actuó de este modo en oposición a la postura planteada de forma pública por Jiménez-Becerril, que se mostró en contra de permitir que la miembro de ETA encarcelada Nerea Bengoa –amiga del condenado– se realizara un proceso de inseminación in Vitro financiado por la Junta de Andalucía.

Tras amenazar a la eurodiputada en su web, el acusado dejó un comentario en otra página de internet que publicaba un artículo sobre la próxima fertilización de Bengoa. En este caso ponía: "Perros...seguro que va a salir precioso, comos sus aitas...no como los vuestros, llorones, llorones, kagones y llenos de granos...que asko".

El tribunal no duda en calificar los hechos como un delito de humillación a las víctimas consistente en "menospreciar a quien ha sufrido en su familia directa un acto terrorista, conducta especialmente perversa en cuanto que calumnia y humilla a la víctimas al tiempo que incrementa el dolor ya sufrido".

En el juicio, Becerril ha explicado que temió por su vida al recibir las amenazas: "Te tiemblan las piernas, tienes miedo, te preocupa tu seguridad y la de tu familia".

La sentencia asegura que su testimonio acredita "sin género de dudas dada su firmeza y seguridad" que recibió efectivamente el comentario y destaca que éste supone "un vilipendio hacia una persona cuya condición de víctima del terrorismo es pública en cuanto su hermano fue vilmente asesinado por miembros del comando Andalucía de ETA".

Junto al año y medio de prisión, la Sala condena a Joseba Andoni Ullibarri a nueve años y medio de inhabilitación absoluta y la prohibición de acercarse o comunicarse de cualquier forma con Jiménez Becerril. Debido a que el acusado no tiene antecedentes penales no ingresará en prisión.

Acceda a los 4 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular