España
Noticias y opinión en la red
LA JUEZ MANDA LOCALIZARLO

Velázquez no declara ante el juez porque en la Guardia Civil no lo conocen

Está imputado por un supuesto delito contra el ejercicio de los derechos cívicos y otro posible delito de prevaricación.

Francisco Javier Velázquez durante su toma de posesión en Interior. | Archivo

El que fuera director general de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, estaba citado este jueves en el juzgado de Instrucción número 39 de Madrid para declarar como imputado por un presunto delito de prevaricación. Sin embargo, el ex alto cargo del Gobierno Zapatero no se presentó en Plaza de Castilla al no haber recibido la citación judicial.

Los funcionarios de justicia fueron a localizarlo el pasado 13 de febrero a la Dirección General de la Guardia Civil, cuyas instalaciones están ubicadas en la madrileña calle de Guzmán el Bueno. Allí, el número de la Guardia Civil que los atendió no debía conocer al que fue durante seis años máximo responsable del cuerpo.

"El guardia civil del registro número XXXX-X me dice que para localizar a este guardia civil hace falta el TIP (Tarjeta de Identidad Profesional) y saber el puesto que tiene, por lo que se devuelve a efectos operativos", dice la diligencia negativa de citación, a la que tuvo acceso Libertad Digital.

Este jueves, confirmada la ausencia de Velázquez a su cita en el juzgado, la titular del mismo, la juez Belén Sánchez, ordenó a la Dirección Adjunta Operativa del Instituto Armado que le facilite el domicilio de Velázquez a efectos de notificación.

La razón de la imputación de Velázquez es su supuesta negativa a permitir la presencia de representantes de las asociaciones profesionales de guardias civiles en el Órgano de Gobierno de la Asociación Pro-huérfanos. Una representación a la que tendrían derecho, según los estatutos de la propia asociación, como vocales por designación hasta tres de los representantes de estas asociaciones en el Consejo de la Guardia Civil.

La decisión de la magistrada llegó después de la presentación por parte de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), una de las asociaciones con representación en el Consejo de la Benemérita, de una querella contra el que fuera último responsable del Instituto Armado con el Gobierno Zapatero, en la que se le acusa de cometer un supuesto delito contra el ejercicio de los derechos cívicos (artículo 542 del Código Penal) y otro posible delito de prevaricación (artículo 404 del Código Penal).

En declaraciones a este periódico, desde la Unión de Oficiales apuntaron que "lo manifestado desde la Dirección General no es más que un incidente fruto del error o de la descoordinación de algunos. Debe ser anecdótico que en la misma sede que ha ocupado el Sr. Velázquez no le conozcan, ni sepan que ha trabajado allí y seria cómico de no ser tan triste".

"Esperamos que la localización del ex director general imputado sea positiva. En caso de que citado, no compareciere ni justificare causa legítima o impedimento, la UO no descarta que la orden de comparecencia pueda convertirse en orden de detención", añadieron.

Su portavoz, Jesús Martín Vázquez, advirtió que "el tiempo pasa y pueden tomarse decisiones que generen un daño totalmente insalvable-irreparable desde el seno de una asociación indebidamente constituida. Los Huérfanos son nuestra obligación y forman parte del buen nombre de la Guardia Civil".

Acceda a los 10 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular