España
Noticias y opinión en la red
Hablarán cuando regrese de chicago

Rajoy no se moverá ante Rubalcaba y ve en su oferta un gesto oportunista

Rajoy escuchará a Rubalcaba, pero no virará el rumbo fijado. El PP recuerda que el PSOE no presenta alternativa al modelo económico del Gobierno

El Gobierno y el partido que le sustenta son enormemente escépticos ante el despacho telefónico que mantendrán el presidente y el líder de la oposición previsiblemente el martes por la mañana. Y lo son porque aseguran que las llamadas al consenso por parte del PSOE son de cara a la galería ya que, en la práctica, han rechazado todas y cada una de las reformas emprendidas, que han recibido elogios de instituciones como el Fondo Monetario Internacional, pasando por Bruselas o los principales países comunitarios.

Así pues, fuentes autorizadas del Ejecutivo aseguran que Mariano Rajoy no se moverá un ápice de su posición. “Tiene la senda marcada y a ella se ceñirá”, explican. Hablará con Alfredo Pérez Rubalcaba “siempre que éste se lo solicite”, pero actuará conforme crea que es “lo mejor para España” amparado por “un inmenso apoyo en las elecciones de noviembre”.

El asunto se coló con fuerza en los pasillos del Congreso de los Diputados, donde prácticamente no se habló de otra cosa. Los gabinetes de Moncloa y Ferraz cerraron la conversación para cuando el presidente regrese de Chicago, donde participa en la cumbre de la OTAN. Las perspectivas son nulas. “El problema de Rubalcaba es que los hechos desmienten sus palabras”, afirmó Alfonso Alonso, portavoz del Grupo Popular, rebajando a cero la posibilidad de llegar a algún tipo de acuerdo.

En el PP sustenta esta apreciación en que el PSOE dice a todo “no” y no plantea ningún tipo de alternativa. “Dice que quiere llegar a acuerdos pero luego nunca está de acuerdo con nada”, añadió Alonso, que enmarcó la votación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -con origen en el Ejecutivo de Zapatero- un “antes y un después” grabado a fuego en la mente del Gobierno.

El portavoz popular, que habló de “presunta” y “curiosa” disposición al diálogo, insistió en que lo único que el PSOE puede ofrecer a Rajoy es “pasado”. Ése que llevó al país a superar el umbral de los cinco millones de parados y que dejó la economía patria en manos de Bruselas, argumentan en privado. “No podemos volver a las recetas del pasado. Hay que mirar al futuro”, añadió, quejándose del “inmovilismo” de Rubalcaba, a quien le urgió a una reflexión sobre su labor de oposición.

En conclusión, una conversación telefónica que bien podría llamarse “un lavado de imagen” a ojos del PP, que recuerda, rompiendo la solemnidad con la que el PSOE quiso vender el contacto, que el presidente “siempre” ha llamado a Rubalcaba en la jornada prevista a un Consejo Europeo, que se celebra el miércoles en Bruselas. “Rajoy es quien gobierna y Rubalcaba es quien está en la oposición. Nosotros ahora tomamos las decisiones y ellos, que han dejado España hecha unos zorros, deberían de arrimar el hombro y punto”, resumió un cargo popular.

La metedura de pata de Soraya

La portavoz parlamentaria del PSOE explicó a los medios que "los gabinetes del presidente del Gobierno y del secretario general se han puesto en contacto y han acordado que la llamada tendrá lugar cuando el presidente aterrice mañana de su viaje de Chicago". Acto seguido, fuentes socialistas se han puesto en contacto con los medios de comunicación para aclara "el malentendido", ya que, según explicaron desde Ferraz, "no han fijado la fecha ni la hora" del encuentro telefónico. Tan sólo se fijó que habrá una comunicación.

Soraya Rodríguez aseguró que lo que pretenden es un acuerdo sobre "las políticas equivocadas" del Ejecutivo en materia de flexibilización de déficit, de puesta en marcha de políticas de estímulo al crecimiento, eurobonos y la imposición de un impuesto de transacciones financieras.

Los socialistas no manifestaron mucha esperanza en la adopción de un acuerdo dadas las críticas lanzadas contra el Ejecutivo por aplicar "el carpetazo y la imposición" en lugar del diálogo con los grupos. Según fuentes socialistas, así lo demuestran semana tras semana los populares en la Junta de Portavoces vetando todas y cada una de las propuestas de la oposición. Sir ir más lejos, hoy la comisión de investigación sobre Bankia que pedía IU y que apoyó el PSOE.

Acceda a los 10 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular