España
Noticias y opinión en la red
EN LA REVISTA "TEMAS PARA EL DEBATE", QUE ÉL PRESIDE

Alfonso Guerra insiste en cargar contra la "doctrina falaz" de Montilla

Guerra insiste en sus críticas contra Montilla. A través de la revista que preside, arremete contra el Estatuto, al que tacha de inconstitucional en base "a razones jurídicas objetivas, y denuncia la "doctrina" nacionalista en Cataluña. Según Leguina, el 90% de los socialistas opina como él.

LIBERTAD DIGITAL

En su número de enero, la revista Temas para el Debate aborda la posición del Tribunal Constitucional y el Estatuto de Autonomía de Cataluña, y vuelve a dedicar duras palabras a "quienes temen una sentencia que no declare la plena constitucionalidad del Estatuto".

Según un artículo de Raimundo Herrero que menciona el diario El Mundo, se trata de hacer creer que "el Estatuto catalán, por haber sido aprobado por dos parlamentos y sometido a referéndum en su comunidad no podría ser declarado inconstitucional".

Un argumento que, según la revista cuyo Consejo Editorial preside Alfonso Guerra, es una "falacia". Asegura la revista que la ley del TC deja bien claro que "son susceptibles de declaración de inconstitucionalidad los estatutos de autonomía y las demás leyes orgánicas", para lo cual no prevé ninguna excepción que incluya el texto de Montilla.

Además, considera que un Estatuto no es una ley paccionada, "nacidas de la Constitución porque es ella la que crea las comunidades". Herrero explica que el hecho de que una delegación autonómica defienda el texto en las Cortes Generales, no debe entenderse en términos de una "negociación de un tratado internacional", sino que es "simplemente la expresión de cortesía de las Cortes".

Según Raimundo Herrero, los estatutos autonómicos son normas de ordenamiento estatal que inciden en todos los españoles, y es el pueblo español "representado en las Cortes Generales", el que asume "como propio" un estatuto, "por muy regional que sea su alcance".

Continúa el artículo arremetiendo contra el Estatuto, asegurando que las Cortes, o una de las dos cámaras, pueden perfectamente no ratificarlo pese a estar sometido a Referéndum. Entonces, podría "declararse su inconstitucionalidad" ya que "nada impide que se someta a referéndum un proyecto de Estatuto con preceptos inconstitucionales".

El artículo dice, según El Mundo, que "el Gobierno y los políticos catalanes deben entender que la Constitución está por encima de todas las demás normas, aunque emanen del Parlamento", por lo que el TC es el que ejerce el control final de la norma. "Si el Tribunal renunciara a examinar un recurso, habríamos acabado con la Constitución".

Acceda a los 13 comentarios guardadosClick aquí