Menú

Zapatero remodela el Gobierno para refugiarse de la crisis

Crisis de Gobierno. Se incorporan al Ejecutivo Manuel Chaves, José Blanco, Trinidad Jiménez, Ángel Gabilondo y Ángeles González Sinde. Elena Salgado deja Administraciones Públicas para convertirse en vicepresidenta económica. Abandonan el Gobierno Cabrera, Solbes, Álvarez, Bernat Soria y Molina.

0
Zapatero, en La Moncloa. EFE.

(Libertad Digital) Crisis de Gobierno para el gobierno de la crisis. Zapatero abrevió su agenda internacional para adelantar los cambios en plena semana de vacaciones por la Semana Santa. En rueda de prensa en La Moncloa, y tras informar al Rey Don Juan Carlos de los cambios, el presidente anunció la nueva composición del Gabinete. Los nuevos ministros prometieron por la tarde sus cargos ante el Rey.

Las novedades son:

  • Elena Salgado. Vicepresidenta para asuntos económicos. Deja Administraciones Públicas y sustituye a Pedro Solbes
  • Manuel Chaves. Vicepresidente tercero y ministro de cooperación territorial. Hasta ahora, presidente de la Junta de Andalucía para la que propone a José Antonio Griñán.
  • José Blanco. Ministro de Fomento en sustitución de Magdalena Álvarez. Es vicesecretario general del PSOE.
  • Trinidad Jiménez. Ministra de Sanidad en sustitución de Bernat Soria. Hasta ahora, secretaria de Estado para Iberoamérica.
  • Ángel Gabilondo. Ministerio de Educación y Universidades en sustitución de Carmen Cabrera. Hasta ahora, rector de la Universidad Autónoma de Madrid. Es hermano del periodista de Prisa Iñaki Gabilondo.
  • Ángeles González Sinde. Ministra de Cultura en sustitución de César Antonio Molina. Hasta ahora era la presidenta de la Academia Española de Cine.

Salen pues del Gobierno Mercedes Cabrera, Pedro Solbes, Magdalena Álvarez, Bernat Soria y César Antonio Molina. Carmen Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, pierde sus competencias en Universidad que pasan a depender de Ángel Gabilondo.

El primer vistazo a los cambios delata un gabinete de políticos y amigos, no de gestores. Y con este gobierno deberá afrontarse el principal y más grave problema de España en estos momentos: la recesión económica y la consiguiente sangría del paro. Por ello, el cargo de Elena Salgado es el que más recelos suscita entre los analistas y los partidos de la oposición. Ni rastro de Miguel Sebastián o de David Vegara. Zapatero ha buscado un perfil bajo de gestión premiando la puesta en marcha burocrática de su Plan E. Todo el mundo destaca que Salgado tuvo la confianza de Felipe González y tiene la de Rubalcaba y el propio Zapatero. En su comparecencia en La Moncloa, el presidente ha agradecido la labor de Pedro Solbes que ya había expresado en varias ocasiones sus ganas, no de salir, sino de que le sacaran del Gobierno.

La incorporación de otra vicepresidencia diluye algo el poder de María Teresa Fernández de la Vega, encargada de encajar críticas al Gobierno y explicar lo inexplicable cada viernes tras el Consejo de Ministros, tarea que seguirá desempeñando. Sin embargo, ya no tendrá que dar la cara por ministros como Chaves o Blanco, políticos profesionales. Pero la noticia está en quién dirigirá esa tercera vicepresidencia llamada de Cooperación territorial: un hombre de régimen llamado Manuel Chaves que deja tras de sí un record de paro y amiguismo en Andalucía. Presidir el PSOE, llevarse bien con Montilla y ser aficionado a la fusión de cajas parece su tarjeta de visita. Imprescindible seguir la serie de Pedro de Tena, La tela de araña andaluza.

Otro político y hombre de partido: José Blanco, el principal organizador del PSOE venido a menos tras la debacle electoral en Galicia. Llega al Gobierno como ministro de Fomento con la seguridad de que es difícil superar el listón de escándalos de su predecesora –"antes partía que doblá"– Magdalena Álvarez, que quizá vuelva a la Junta pero ya sin estorbar a Chaves. La política está asegurada pero de gestión, ni sombra.

A Trinidad Jiménez le llega por fin el premio a la fidelidad que se remonta al año 2000 cuando apostó firmemente por la candidatura del desconocido Zapatero como secretario general del PSOE sin perder por ello su enorme lealtad a Felipe González. No se le conoce gestión más allá de su apoyo en carteras relacionadas con Exteriores y su aventura municipal. Trinidad Jiménez es sobrina del que fuera Fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo.

Los "creadores", como dice Zapatero, y la plataforma de la "zeja" han sido la otra sorpresa. Que CNN+ avanzara en exclusiva la llegada al Gobierno de un hermano de Iñaki Gabilondo lo dice casi todo. Las relaciones del Ejecutivo con Prisa están muy deterioradas en beneficio de Mediapro –La Sexta y Público– y el propio Iñaki Gabilondo se ha sumado a la corriente de bofetadas que El País ha dedicado a Zapatero en los últimos meses. Pero Ángel Gabilondo, el mismo que hizo doctor honoris causa a Santiago Carrillo, puede tender nuevos puentes.

En cuanto a Ángeles González Sinde, basta repasar sus intenciones para augurar cómo se legislará todo lo que tenga que ver con el cine subvencionado e Internet. Su participación en la plataforma PAZ (Plataforma de Apoyo a Zapatero) junto a los artistas que asumieron el gesto de la ceja en la campaña del presidente delata la intención de Zapatero de gobernar con amigos. A UGT le pidió "cariño". Ahora se rodea de ministros que, en algún momento, se lo dieron. 
 


Zapatero: "Un cambio de ritmo en la lucha contra la crisis"

En su comparecencia, el presidente del Gobierno ha justificado la remodelación en la necesidad de un "cambio de ritmo" ante el actual contexto político y la grave situación económica. Se ha mostrado convencido de que con los cambios anunciados se podrán afrontar los retos del futuro "con un nuevo impulso y más fortaleza", y ha reiterado la prioridad del Gobierno de luchar contra la recesión.

Sin embargo, negó que haya sido un cambio radical en el Gobierno puesto que "en la composición de los ministerios más políticos siguen sus responsables"."El sentido del cambio responde a una misma idea, imprimir un cambio de ritmo en la lucha contra la crisis y preparar el nuevo modelo económico", sentenció el jefe del Ejecutivo.

Sobre los recién llegados dijo que "son sobradamente conocidos por los ciudadanos y cada uno de ellos son una garantía de buen hacer, como han demostrado en sus cometidos anteriores". Todos ellos, a su juicio, conforman "un Gobierno fuerte, activo y con gran experiencia política". También ha anunciado que el Consejo Superior de Deportes (CSD) dependerá "directamente del presidente del Gobierno".

Con Francisco Caamaño como Notario Mayor del Reino, todos los nuevos ministros optaron por la fórmula de promesa en la toma de posesión de sus cargos este martes por la tarde. El crucifijo, presente en todas las fotografías, fue invitado de piedra en la creación de este gobierno de Semana Santa.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. De Gea revoluciona Instagram con un 'robado' de Edurne en la cama
    2. Se presenta el Centro Izquierda de España, un partido no plurinacional
    3. Federico Jiménez Losantos: 'Carmena inventa la "querellación" para tapar su corrupción'
    4. Luis Herrero: 'El yonqui de la temeridad'
    5. Chenoa y por qué no le duran los novios
    0
    comentarios
    Acceda a los 132 comentarios guardados

    Servicios