España
Noticias y opinión en la red
PODRÍA ACLARAR LA MUERTE DE GIMÉNEZ ABAD

Detenido el grupo durmiente de ETA que asesinó a Pagaza hace siete años

La Ertzaintza detuvo este martes a los etarras Gurutz Aguirresarobe y Aitziber Ezkerra, que formaban parte de un grupo durmiente de ETA que actuaba desde Guipúzcoa. El primero, fue el autor del asesinato de Joseba Pagazaurtundúa. Estos arrestos podrían aclarar el atentado contra Jiménez Abad.

Nuevo golpe a ETA. La operación policial se desarrolló durante las primeras horas de la madrugada de este martes. Agentes de la División Antiterrorista de la Policía vasca entraron de forma sincronizada en los domicilios particulares de los terroristas de ETA Gurutz Aguirresarobe Pagola y Aitziber Ezkerra Segurajauregi en la localidad guipuzcoana de Hernani. Tras el arresto de los mismos, se procedió al registro tanto de los domicilios de ambos como varios locales, en los que los ertzainas incautaron diverso material informático y otro tipo de documentación.

El primero de los detenidos no contaba con antecedentes policiales, sin embargo, Aitziber Ezkerra era ya conocida de las Fuerzas de Seguridad. La etarra fue detenida el 8 de octubre de 2003 en una macro-operación policial, que acabó con 29 arrestados en España y cinco en Francia, contra la estructura de ETA destinada a captar nuevos pistoleros, facilitar información de posibles objetivos a los grupos etarras, y dotar de infraestructuras a los asesinos.

Tras estar un año y algunos meses en prisión, a donde la envió el por entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, acusada de un delito de colaboración con banda armada por facilitar los movimientos de los miembros del grupo Donosti de ETA Ainhoa García Montero, Ibon Fernández Iradi, Susper, y Francisco Javier Macazaga, salió en libertad provisional en febrero de 2005.

Los detenidos "forman parte de un comando legal vinculados al complejo Donosti" y son "terroristas durmientes" que en los últimos tiempos "están a la espera de recibir órdenes de la banda armada" y que "formaban parte, con toda claridad, del comando Donosti", según desveló en rueda de prensa el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares. "Llevaban un cierto tiempo sin cometer ninguna actividad terrorista digna de mención aunque formaban parte de actividades de partidos ilegales", añadió.

Asimismo, indicó que "todos los indicios" apuntan a que Agirresarobe sería el autor material del asesinato en febrero de 2003 del jefe de la Policía Municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundúa, y que la otra detenida, novia del etarra en el momento del atentado, también habría participado en el mismo.

Pagazaurtundúa, que además de agente de la autoridad era militante del PSE y miembro destacado del colectivo ciudadano de ¡Basta Ya!, fue asesinado en el bar Daytona, de Andoain (Guipúzcoa), mientras se tomaba un café. Un solo etarra, que le esperaba en el bar, le descerrajó tres tiros que acabaron con su vida. En ese momento, el sargento jefe de la policía municipal de Andoain estaba casado, con dos hijos de nueve y catorce años, y estaba de baja por la continua campaña de acoso que sufría.

Muestras de ADN recogidas por la Policía vasca en el lugar de los hechos, exactamente en una taza de café que el terrorista se tomó en el bar, son las que han determinado determinar ahora que Agirresarobe fue el autor material de los hechos.

Las detenciones son fruto de las investigaciones que la Ertzaintza mantiene abiertas para esclarecer varios asesinatos de ETA cometidos en la primera mitad de esta década en Guipúzcoa, que no habían sido resueltas con las sucesivas detenciones de miembros de la organización terrorista que en estos años se han venido realizando por los cuerpos policiales.

Precisamente, estas detenciones podrían ayudar a esclarecer el asesinato del que fuera senador y presidente del Partido Popular de Aragón, Manuel Jiménez Abad, que fue asesinado con la misma pistola que Agirresarobe utilizó para asesinar a Joseba Pagazaurtundúa, aunque que se usase la misma pistola no implica que la usase el mismo terrorista.

El dirigente popular fue asesinado el 6 de mayo de 2001 al recibir tres impactos de bala en la cabeza cuando se dirigía al estadio de la Romareda, en Zaragoza, para ver un partido de fútbol junto a uno de sus hijos. Según testigos presenciales, el autor de los hechos fue un joven de unos 25 años que vestía un chándal azul y llevaba el pelo largo y una gorra, y encañonó el arma contra las personas que se cruzó para darse a la fuga. La policía encontró en la zona varios casquillos de 9 milímetros parabellum, munición habitual de la banda terrorista.

Acceda a los 20 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular