Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Aznar lamenta que por primera vez un Gobierno "trabaja activamente" para quedarse sin competencias

José María Aznar ha afirmado que España está "ante probablemente el primer caso de un Gobierno que trabaja activamente a favor de la desaparición de sus competencias y de su propia razón de existir" por su apoyo al "Estatuto de la división". El también ex presidente Felipe González se ha pronunciado este viernes por primera vez sobre el Estatuto para decir que no le "gusta". Mientras, Javier Arenas ha dicho que el texto es como el Plan Ibarretxe, "pero sin pistola".

0
José María Aznar y Mariano Rajoy. EFE.
L D (EFE) El presidente de la Fundación FAES ha hecho estas observaciones sobre el Estatuto en su intervención en el Observatorio Económico de la institución. Allí aseguró que el texto supone "desafío mayúsculo a la sociedad española, un ataque al modelo consensuado de convivencia y una ruptura de la Constitución". "Todo ello sin mandato ni consentimiento de nadie", subrayó Aznar, quien también señaló que "el fraude con que este Estatuto pretende ser aprobado es parejo a la falsedad que encierran los mensajes con que esta propuesta es transmitida por múltiples cauces a la sociedad catalana", sostuvo.
 
El ex presidente del Gobierno se centró en los aspectos económicos del texto y resaltó que el Estatuto tiene consecuencias sobre el empleo, las oportunidades y el sistema de bienestar y sobre "cada uno de los ciudadanos", especialmente los de Cataluña. "Habrá un impacto del Estatuto en las cuentas de resultados de las empresas y en las cuentas corrientes de los trabajadores", afirmó Aznar, quien dijo que "hay muchos ecos de autarquía y de sociedades cerradas en esta propuesta" y "mucho recelo hacia la apertura".

Mientras, Mariano Rajoy, también presente en el acto, intervino para decir que defenderá los intereses de los ciudadanos de Cataluña "mucho mejor" que los que han promovido el Estatuto catalán y "por supuesto mucho mejor que el presidente del Gobierno", y añadió que su partido va a defender "a las personas y no a los territorios". El presidente del PP aseguró que no va aceptar que le llamen "anticatalán" y dijo que, aunque ya se le han "agotado los calificativos" para definir al texto, "no es que sea contrario a la Constitución, sino que es otra" distinta, que "rompe el espíritu de la Transición". De él dijo Aznar que  "esté acertando a ser la expresión política y el líder de esa gran mayoría de españoles que rechaza lo que el Gobierno está haciendo", y añadió que "es bueno que haya alguien que conserve el sentido común, el sentido histórico y el sentido del patriotismo".
 
González: "No me gusta" el Estatuto
 
Otro ex presidente del Gobierno, esta vez Felipe González, se ha pronunciado este viernes, por primera vez, sobre el Estatuto catalán y no de forma favorable. A González, según dijo, no le gusta el texto aprobado en el Parlamento catalán pero quiso hacer un llamamiento a los políticos para que eviten cualquier "atisbo" de enfrentamiento entre Comunidades Autónomas. "Eso hay que evitarlo, hay que sosegar por tanto el debate, no descalificar, no insultar, sino dar argumentos", dijo.
 
González quiso dejar claro, sin embargo, que la unidad de España no está en peligro. "Lo que puede estar en riesgo, si se hace mal, es una vertebración eficiente del espacio público que compartimos para que sean más fuertes las Comunidades, que son parte, y más fuerte todo, que es el Gobierno central representando al conjunto de los españoles".
 
"La pregunta que me han hecho y eludido hasta ahora es si me gustaba el Estatuto. La propuesta de Estatuto no me parece buena, por tanto no me gusta, pero la considero una propuesta. Y aprecio que haya habido claramente una disposición a pasar lógicamente por el trámite institucional del Parlamento y los que fuera necesario", señaló al término de su intervención en el I Encuentro de la Fundación Atman sobre diálogo entre culturas y civilizaciones.
 
El Estatuto, "primo hermano del Plan Ibarretxe"
 
Este mismo viernes el ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga también se refirió al Estatuto en términos similares a los del ex presidente Aznar. Jiménez de Parga señaló el proyecto es "claramente anticonstitucional porque trata de derribar los cimientos y las paredes maestras de la Constitución, con grave perjuicio para Cataluña y con algunos posibles beneficios para ciertos políticos de esa comunidad".
 
El profesor aseguró que él hubiera mantenido la postura de no admitirlo a trámite y que el texto es "primo hermano del Plan Ibarretxe". Jiménez de Parga recordó que cuando dicho plan llegó al Constitucional cuando él era presidente, su postura y la de otros cuatro miembros fue la de no admisión, si bien quedaron en minoría porque otros siete votaron a favor de admitirla a trámite.

Añadió que "la nación, en el ordenamiento español de la Constitución de 1978, es la titular de la soberanía, como se proclama en las primeras líneas del preámbulo y, por tanto, en la misma no tiene cabida varias naciones". "En conclusión –subrayó De Parga– lo que se pretende es derribar lo ahora existente y sobre el solar construir otro edificio totalmente distinto" y, además establece una discriminación entre españoles, que ejemplificó diciendo que se da el caso curioso, por ejemplo, de que mis nietos que viven allí van a tener unos derechos distintos a los que residen en Madrid". De Parga hizo estas declaraciones desde la Universidad de Murcia, en una mesa redonda organizada con motivo del 25 aniversario del Alto Tribunal.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. ERC se atraganta con los "muertos" de Rovira
    2. Juliana enloquece con el avance de Cs: "arresta" a Sánchez y hace "prisionero" a Rajoy
    3. La delirante reacción del separatismo al fracaso de Barcelona con la EMA
    4. La patronal catalana de la carne deja de llamarse 'catalana'
    5. La polémica de la herencia y las fotos de Chiquito de la Calzada
    0
    comentarios

    Servicios