España
Noticias y opinión en la red
SECUNDA AL FISCAL ZARAGOZA

Boye, sobre los explosivos: "Da igual lo que digan los peritos químicos"

El letrado Gonzalo Boye ha secundado la tesis del fiscal jefe Zaragoza: Da igual el explosivo que estallara el 11-M. Boye, refiriéndose a Rafa Zouhier, ha afirmado que "él sabía que los atentados los habían cometido sus amigos, da igual lo que digan los peritos químicos". Se ha mostrado totalmente en contra de una sentencia abierta y ha recurrido, sin nombrarla, a la "esquizofrenia procesal" apuntada por el Ministerio Público.   

(Libertad Digital) En pocas cosas ha diferido el letrado Gonzalo Boye de lo planteado por el Ministerio Público. No sólo en cuanto a penas y al relato de los hechos se refiere, sino también a la hora de realizar acusaciones contra todos aquellos que no secundan la versión oficial.
 
Ha pasado de puntillas sobre las pruebas que hacen tambalear las tesis de Olga Sánchez: mochila de Vallecas, Skoda Fabia, Kangoo y explosivos. Sobre los análisis de los focos realizados por los ocho peritos nombrados por el tribunal, no les da ningún tipo de valor. Es más ha llegado a decir que "no sabemos que pasó con esa pericia. Lo que dijo el fiscal jefe la semana pasada es lo que hay que hacer". Y es que al derrumbarse la principal prueba de la que partía la Fiscalía para construir su relato de los hechos –que era Goma 2 ECO, y sólo Goma 2 ECO lo que estalló en los trenes­– el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza llegó a decir que "da igual" el explosivo que se utilizara para llevar a cabo la masacre.
 
Por eso, Boye, siguiendo en todo momento las directrices oficiales, ha llegado a afirmar –refiriéndose a Rafa Zouhier– que "él sabía que los atentados los habían cometido sus amigos, da igual lo que digan los peritos químicos".
 
Sobre el hecho de que los perros no olieran restos de explosivo ni en la Kangoo ni en la finca de Morata de Tajuña, ha ironizado diciendo que "si queremos ver una conspiración detrás de eso, pues habrá que preguntar qué comieron los perros la semana anterior".
 
"No existe el derecho a una sentencia abierta"
 
También ha aludido como Zaragoza, sin referirse a ello explícitamente, a la "esquizofrenia procesal" que padecen, según él, todas aquellas acusaciones que buscan saber la verdad de lo ocurrido y que han pedido al tribunal una sentencia abierta, que permita seguir investigando, tras el juicio, para poder llegar a detener a todos los culpables de la masacre. "Podemos llegar a discutir" los distintos matices "del color de la pared, pero han intentado pintárnosla de rojo delante de las narices", ha argumentado el letrado. "No existe el derecho a una sentencia abierta. Una sentencia abierta no es correcta. Lo que no se puede pretender es que la verdad material concuerde con la verdad judicial. No se puede permitir". Por ello, Boye pide una sentencia "dura, que resista el paso de los recursos y el paso del tiempo".
 
El abogado, que representa a dos víctimas de los atentados, ha dedicado la primera parte de su alegato a Rabei Osman el Sayed, "Mohamed El Egipcio". Ha intentado recomponer la principal prueba que existía en su contra, tras el varapalo de los traductores propuestos por su letrado, Endika Zulueta. Ha destacado que las trascripciones realizadas por las autoridades italianas se hicieron de acuerdo con la legalidad de aquel país y que no han sido anuladas por ningún tribunal de Itañoa, donde fue condenado a diez años de cárcel por considerarle "un miembro influyente de Al Qaeda". Por ello, sostuvo que no se le puede aplicar el principio de "non bis in idem" (no poder juzgar dos veces a una persona por un mismo hecho) ya que en Italia se le condenó por crear allí una organización terrorista y aquí se le está juzgando "por la que creó en España, dos organizaciones distintas". Pero por si no llegaba a convencer al tribunal ha afirmado que "dan lo mismo las grabaciones".
 
Pero Boye también ha empleado argumentos peregrinos. Uno de ellos hacía referencia a sus motes o alias. Según el letrado, una personas que tiene varios motes no puede ser inocente. Por otro lado, consideró que la huelga de hambre que llevó a cabo "El Egipcio", junto a los otros dos que él considera ideólogos del 11-M, Hassan El Haski y Youssef Belhadj, es "un indicio suficiente" de su condición de dirigentes.
 
"No son peligrosas, pero cuando se juntan nos lían la que nos han liado"
 
El abogado ha explicado cuál es, a su juicio, el perfil de los supuestos terroristas que perpetraron el 11-M: El del "perdedor radical". Según Boye, "utilizan una interpretación de una fe de segunda mano para generar la justificación de sus actuaciones. Se les enjuicia por la interpretación del Islam y sus actos".  Según el abogado ha quedado probado que la red terrorista Al Qaeda es el "paraguas ideológico bajo el que se nutren esas personas". A partir de ese paraguas ideológico habrían "generado una estructura integrada e integral". Dijo que las personas a las que se juzga "no son peligrosas, pero que cuando se juntan nos lían la que nos han liado".
 
Califica al Gobierno del PP de "irresponsable"
 
Boye también dijo que la intervención de España en la guerra de Irak "jugó un papel" en los hechos, pero que fue la "excusa que necesitaban (los terroristas) para autojustificarse. Pero la causa de verdad fue su voluntad criminal y que se lo pusimos fácil". "Fueron a atracar el banco y les dejamos las puertas abiertas y mientras sonaban las alarmas nos fuimos a comer". De esta manera se refería Boye al Gobierno del PP al que acusó de "irresponsable".
 
Durante las más de dos horas que duró su intervención explicó detalladamente las pruebas que, según él, demuestran la culpabilidad de cada uno de los procesados. Dijo que "lo que no se puede esperar es encontrar el cadáver y el asesino esperando con el cuchillo en la mano ensangrentado, pero sí hay indicios muy cualificados en contra de los acusados". Aunque él mismo ha reconocido que los acusados tienen el derecho fundamental de no declarar en su contra, ha reinterpretado los "silencios" de algunos de los procesados. "Un silencio parcial es un silencio culpable. Aquí hay personas que han declarado parcialmente", ha sentenciado el abogado.
 
Ha diferido con la Fiscalía sobre Jamal Zougam. Si Olga Sánchez mantiene que éste se cambió de ropa y fue capaz de colocar las bombas en distintos trenes a pesar de que salían con minutos de diferencia, Boye sostiene que los testigos se equivocaron porque se "parece" a Bouchar. Los dos, según el letrado, estuvieron en los trenes y dejaron las mochilas. Reconoció ante el tribunal el "error" que ha cometido su acusación al imputar al procesado Fouad el Morabit sólo un delito de pertenencia a organización terrorista y no haberse dado cuenta del "grado de participación" que tuvo en los atentados del 11-M.
 
Rafa Zouhier, "súper culpable"
 
Y con Rafa Zouhier fue contundente.  Dijo que si bien él se declaró "súper inocente", para él es "súper culpable". Según Boye, Zouhier cumplió la misión de "bisagra" entre los vendedores de explosivos y los compradores y participó "de toda la gestión del tema". "Cuando deja de informar a la Guardia Civil lo hace para obtener su beneficio", pero cuando "se siente perseguido después del atentado" es cuando intenta "colaborar", dijo el abogado. Y es en este momento cuando realiza la afirmación sorprendente, ya señalada por el fiscal jefe Zaragoza: "Él sabía de la gravedad de los hechos. Él sabía que los atentados los habían cometido sus amigos, da igual lo que digan los peritos químicos".
 
Del presunto autor intelectual Hassan el Haski, ha resaltado que el saludo inicial de su agenda electrónica era "Asturias, patria querida", y que eso no puede ser una casualidad. Y es que, tal y como ha repetido en varias ocasiones, en este proceso "casualidades, ninguna. Todo esto es fruto de un plan preconcebido".
 
Arremete contra Acebes y Díaz de Mera
 
Pero no ha querido terminar su alegato sin arremeter contra el ministerio del Interior que entonces dirigía Ángel Acebes. Criticó que "no existía ninguna coordinación" entre los distintos cuerpos de seguridad y que el riesgo de un atentado islamista "no estaba controlado" porque "no se tenía una noción clara de lo que había que hacer con ese problema". Según este abogado "una parte de la información la tenía la Guardia Civil, y otra la Policía", y se preguntó "¿quién tenía que coordinar?", en referencia a Ángel Acebes. Dijo el abogado, que Interior seguía una "política de seguridad unidireccional, teníamos dos problemas y sólo se ocupaban de uno, eso es ser irresponsable".
 
También fue muy crítico con Díaz de Mera: "No es la persona adecuada para dirigir ningún cuerpo de seguridad de ningún país civilizado". Boyé dijo que aunque el ex director general de la Policía "se vanaglorió" de sus "éxitos", el mérito fue de los policía a los que "a partir del día 11 se les coordinó" para que desarrollasen su labor. En conclusión dijo que "falló casi todo, sino todo". En relación a la "falta de control de explosivos", Boyé dijo que "la culpa vuelve a ser de la misma persona", en referencia a Acebes, aunque "la responsabilidad criminal" es de los acusados.
 
Una acusación critica a Zaragoza y Bermejo 
 
Por su parte, la letrada María Teresa Díaz destacó esta tarde durante la exposición de su informe definitivo que a lo largo del juicio ha quedado demostrada "la falta de profesionalidad, de diligencia y la ineptitud" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
 
Acusó, además, a las partes del proceso de haber perdido "la noción del objeto de este juicio". Así, recordó que se trata de juzgar a los culpables y no de enfrentarse con otras acusaciones. "Se ha tratado de crear un campo de batalla político por algún motivo, que esta parte desconoce cuál es", añadió.
 
En la presentación de su informe apuntó que se han dado las "suficientes" pruebas incriminatorias únicamente en algunos de los casos. Indicó, sin embargo, que en las declaraciones de algunos testigos y peritos no se ha dado "el rigor profesional" que hubiera sido deseable.
 
La letrada inició su informe diciendo que antes de los atentados no conocía a los árabes y su única referencia eran los Reyes Mayos y se preguntó qué ha pasado con los árabes, y por qué actúan de ese modo. "Quién sabe si entre las víctimas estaba la persona capaz de llegar al entendimiento entre oriente y occidente", agregó. También ha arremetido contra el fiscal Zaragoza, que "parece haber asumido el rol de protagonista" y contra el ministro de Justicia, Fernández Bermejo por su "declaración desafortunada" en la que afirmaba que él "tenía a sus jueces y fiscales".
 
La jornada se cerró con el informe del letrado José Enrique Verdugo que defendió el uso de Goma 2 ECO en los trenes. A partir de mañana continuarán las exposiciones de las nueve acusaciones particulares restantes.

Lo más popular