España
Noticias y opinión en la red
"ES FALSO QUE HAYA UNA APROXIMACIÓN A ETA"

Caamaño: "Mayor Oreja habló desde la mala fe"

Caamaño considera que las declaraciones de Mayor Oreja sobre el Gobierno y ETA "se han hecho desde la mala fe y sorprenden en una persona que ha ocupado responsabilidades de Gobierno". El ministro se muestra más suave en sus palabras a Garzón o Venezuela.

LIBERTAD DIGITAL

Caamaño aborda en El Mundo, la ley electoral presentada por el Gobierno en plena polémica por las declaraciones de Mayor Oreja, forzando al Ejecutivo a salir al paso y negar una nueva negociación con los terroristas. Dice que con la nueva ley “el entorno de ETA lo tendrá mucho más dificil para utilizar las elecciones” y ahora “los cargos electos pueden perder el acta si no condenan a ETA”, es decir, si el electo "no se desvincula expresamente del partido ilegalizado".

Dice Caamaño que "es absolutamente falso que haya una aproximación. No hay ninguna opción de diálogo con ETA, sino todo lo contrario". La acción de las fuerzas de seguridad, dice en El Mundo, es "constante y permanente", y ese es el "único escenario" que el Gobierno tiene ahora en mente.

Preguntado en esta tesitura si Eguiguren, que defiende la negociación, es un verso suelto en el partido, el ministro se ve forzado a recurrir a lugares comunes y vaguedades. "La posición del Gobierno es clara y rotunda no solo con los terroristas, sino con su entorno político. Se puede decir más alto, pero no más claro: no hay lugares intermedios". Lugares intermedios como el de Otegi, que "no ha dado un paso claro ni ha condenado los atentados. Tiene que ser inequívoco"

Caamaño es más suave, no obstante, con Venezuela, acusada de colaborar con ETA y las FARC. "Creo que colaborará con España en la lucha contra ETA", dice en el entrevista. Además, justifica esa suavidad asegurando que el "auto está en una fase inicial y aún no se ha dirigido al Ministerio de Justicia". Cuando lo haga, dice, se iniciará lo que califica de una "cooperación".

Su apoyo al juez Velasco, que elaboró el mencionado auto, es el mismo que el otorgado a Garzón, con tres causas abiertas ahora mismo en el Supremo. "Mi tabla de medir es igual con todos los jueces" dice. En lo referido a las escuchas del caso Gürtel, obtenidas ilegalmente por el magistrado, "nadie debe ser condenado con pruebas que no son válidamente obtenidas", aunque ahora hay que ver "el recorrido de esa decisión". Caamaño está muy seguro de que "las actuaciones en el caso seguirán hasta obtener una sentencia", vaticina.

Pide por ello aplica a Garzón "la presunción de inocencia" y emplaza a esperar a ver qué declaran los tribunales, dice en El Mundo. Remite a la "razón misma del Estado de Derecho" para disculpar al juez, acusado de tres delitos de prevaricación. "Insisto: todos tenemos derecho a la presunción de inocencia", repite durante la entrevista. "Estoy seguro que la Sala Segunda del TS aclarará finalmente las cosas".

No obstante, la periodista Esther Esteban recuerda al ministro las palabras de apoyo de Zapatero al juez, al que calificó como "valiente". "No desearle mal a nadie no es ninguna clase de injerencia en el Poder Judicial", zanja Caamaño.

El ministro, no obstante, no se muestra tan cauto con la presunción de inocencia del popular Jaume Matas, y considera una "muy mala noticia para la democracia que quien fue un alto dirigente de un partido político, ministro y presidente de una Comunidad Autónoma se vea implicado en una causa por graves delitos de corrupción". Es por ello que exige a Rajoy "una explicación a todos los españoles sobre los asuntos que afectan a su partido y no hacer, como acostumbra, mutis por el foro".

Caamaño concluye sobre la totalidad de casos de corrupción abiertos ahora mismo que "soy de los que creen que en España se ha sancionado mucho más, desde el punto de vista político, la corrupción en la izquierda y existe mayor permisividad con los partidos conservadores".

El ministro de Justicia también tiene en El Mundo palabras de condena hacia la Iglesia y los casos destapados de pederastia, y espera que "cuando se trata de delitos tan graves como éstos, no se trata sólo con reconocerlos. Hay que tomar medidas serias y espero que la Iglesia dé un paso más”. Caamaño pide, en definitiva, que la Iglesia “colabore clara y decididamente con la Policía y la Justicia”, y exige a la Justicia española que investigue “todo lo que llegue a su conocimiento”.

Acceda a los 12 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular