Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Cañizares alerta de que las comunidades que pidan la autodeterminación perderán "su identidad cristiana"

Cañizares habló también del actual contexto de "laicismo radical", y de la existencia de un "proyecto cultural desintegrador".

LD/Agencias
0
Monseñor Antonio Cañizares. EFE.

L D (Europa Press) "Las comunidades que pidan una especie de autodeterminación o una autodeterminación plena, tendrán que buscar unas señas de identidad que ya no será la identidad cristiana porque ésta es unificadora". Así de contundente se mostró el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares. Añadió que "si España se disgrega, si España se fragmenta, si España se 'de-construye', tendrán que buscar otras raíces, otros fundamentos para esa construcción de la nueva España, o lo que sea".

En una entrevista publicada en la revista Humanitas de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Santiago, monseñor Cañizares alertó a "las comunidades que pidan o busquen la autodeterminación" perderán "su identidad cristiana" y tendrán que "buscar otras raíces". En este sentido, añadió en que tras el proceso de ruptura de la unidad de España, el país "no podrá contar con esa identidad cristiana que ha unido a todos sus pueblos desde el Tercer Concilio de Toledo" y que quienes promuevan esa de-construcción "tendrán que buscar algo que sea diferenciador, que ciertamente no podrá ser la fe".

"No es por otra razón que se pretende en estos momentos que los Reyes Católicos no aparezcan para nada y por eso mismo también se pretende, por parte de alguna comunidad, que no se hable de las raíces cristianas de los primeros siglos, como si esa comunidad simplemente comenzase a existir a partir de la invasión musulmana: es el caso de Andalucía", señaló.

Cañizares habló del actual contexto de "laicismo radical", y de la existencia de un "proyecto cultural desintegrador", que supone "la instalación en la sociedad, como criterio y medida de todo, el laicismo. Donde Dios no cuente. Donde Dios quede reducido a la esfera de lo privado". En ese contexto, "la fe no tiene nada qué decir sobre cómo tiene que relacionarse el hombre consigo mismo y con los demás, con la economía, la política, etc". De hecho, apuntó a España como "uno de los exponentes más netos de la crisis profundísima de los derechos humanos" que sufre la humanidad.

"Con esta crisis profundísima no puede haber democracia", dijo el cardenal Cañizares, quien señaló que frente a esta situación surge "el totalitarismo". "Da lo mismo que sea un totalitarismo parlamentario o sea el totalitarismo de un señor, pero es totalitarismo. Lo que vale es lo que la mayoría o el poder supremo definen, y si definen algo ajeno al orden natural creado, ¿por qué no?", indicó.

"Es lo que vimos con el discurso de investidura del presidente Zapatero, donde habló que promovería que cada uno pudiese decidir sobre su sexo. Pero si cada uno puede decidir sobre todo eso y todo es cuestión de decisión, entonces por  qué no va a ser también legítima la violencia, por qué no va a ser legítimo el robo, si es uno el que decide. En esta concepción no hay nada objetivamente bueno ni malo", puntualizó el prelado.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    2. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    3. El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Gobierno que le pague por la actuación policial del 1-O
    4. Despiden a 'la Jefa': ¿guerra interna en la Selección?
    5. Una concursante de 'Gran Hermano' protagoniza un escándalo sexual en Argentina
    0
    comentarios

    Servicios