España
Noticias y opinión en la red
PIDE EQUIPOS "CON LOS MEJORES, NO CON AFINES"

Cascos se ofrece "contra viento y marea, calumnias y campañas mediáticas"

Cascos rompe su silencio y se ofrece a Rajoy ante el "deterioro profundo" de la Democracia. "Estamos para tirar del carro, contra viento y marea, calumnias peores y campañas mediáticas". Una "ayuda" que extiende a Asturias, "donde el reto es más apremiante". Génova baraja que sea su cabeza de lista.

Francisco Álvarez Cascos | Archivo

Francisco Álvarez Cascos no ha recibido comunicación alguna de ningún miembro de la dirección nacional a favor o en contra de que sea el candidato del PP de Asturias a las próximas elecciones autonómicas. Así lo aseguran a Libertad Digital fuentes de ambas partes, añadiendo desde Génova que el líder de la formación, Mariano Rajoy, decidió congelar la proclamación de cabezas de lista hasta después de las vacaciones de verano porque "se está analizando cuál es la mejor opción".

Hasta la decisión final, el que fuera vicepresidente en la era de José María Aznar y secretario general de los populares rompió su silencio hace escasos días en la localidad castellano-leonesa de Valencia de don Juan, donde recibió el galardón "Paisano de honor".

Ante un auditorio entregado, Álvarez Cascos, conocedor de que es centro de toda clase de contubernios internos y rumores interesados, arrancó su alocución dando las gracias a quienes le apoyan en el PP: "los afectos no sobran nunca, y mucho menos en estos tiempos de tanta responsabilidad para todos y tan complicados para algunos, al menos para mí".

El ex ministro de Fomento no se anduvo con rodeos y explicó que, desde que abandonara la política hace seis años y tras advertir -hace uno, en la revista Época- de los peligros de España, "son muchas las personas que, compartiendo esta preocupación, se acercan a mí para expresarme su convicción de que mi reincorporación a la actividad política sería positiva para sumar y ayudar al PP a encontrar una senda ganadora, y pasar de la oposición al gobierno, concretamente en Asturias".

"No estoy tan ciego para no ver lo que pasa, ni tan sordo para no oír lo que me dicen. Más aún, en los veinticinco años que estuve en la primera línea de la actividad política en Asturias y en España, pisando mucha calle entre 1979 y 2004 como nos enseñó nuestro fundador Manuel Fraga, nunca recibí tantas palabras de apoyo, a título personal, por no decir de apremio, como las que ahora escucho animándome a regresar a unas tareas que exigen total dedicación y responsabilidad pública", continuó, para a renglón seguido recalcar que nunca se ha dirigido a nadie "en público o en privado" para "buscar algo o para pedir algo en el partido".

Y es que, como ya informó en su día este periódico, Cascos cree que, en todo caso, debería de ser Rajoy quien le instara a ser candidato del PP de Asturias. "Nada he buscado y nada he pedido. Tampoco conozco una sola reunión, o un solo acuerdo de un órgano estatutario regional o nacional del partido, en Asturias o en España, donde se haya planteado alguna propuesta que yo deba de responder. No es que el silencio, en ocasiones, valga más que mil palabras. Es que el silencio, siempre, es la única respuesta cabal a una pregunta inexistente", sentenció, en un discurso que fue continuamente aplaudido.

Cascos y Mato se reunieron en junio

Cascos también desvela que el pasado mes de junio la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, le invitó a reunirse con ella para hablar de las elecciones en Asturias. "Quería conocer mi opinión y le trasladé mis consideraciones, consideraciones que no difieren básicamente de las que conocen todos los que se han acercado a mí a preguntarme y que, por su carácter general, no se referían a personas concretas sino a planteamientos generales", expuso, para volver a dejar claro que a día de hoy "ningún órgano del partido ha requerido mi parecer".

Por ello, rechazó frontalmente "las calumnias" contra él o su entorno porque "la calumnia más perversa es la de relacionar mi silencio sobre hipotéticas propuestas que ningún órgano estatutario ha tratado, con un riesgo de división semejante al que desembocó en la escisión liderada por quien presidía el gobierno autonómico de Asturias en 1999".

Recuerda las victorias del PP

En su extensa intervención, que ahora da a conocer Libertad Digital, el ex número dos del partido también hace referencia a la nueva política surgida del Congreso de Valencia, y lanza dos preguntas al público: "¿Quiénes fueron en el pasado reciente los protagonistas del proyecto de unidad más consistente que integró ejemplarmente el centro-derecha español y lo catapultó a las victorias electorales? ¿Cómo pueden tener algunos el atrevimiento de acusar de restar a quienes, a vuestro lado, contribuyeron a la organización y a la consolidación del Partido Popular, la mayor fuerza política y la más unida de la historia del centro-derecha español?".

En este sentido, afirmó que hay que conformar los equipos "no con los más afines sino con los mejores" y "sin desperdiciar a nadie" porque "en un partido debe de haber sitio para todos, y cada uno debe de estar en su sitio".

"El Gobierno utiliza sectariamente los poderes del Estado"

Su diagnóstico sobre la situación política actual es demoledor: "hoy la oposición en España apenas tiene derecho ni puede ejercer el deber de criticar al gobierno sin ser descalificada de oportunista o de antipatriota, o de ambas cosas a la vez".

Y por si fuera poco, Cascos denuncia que "desde el gobierno se utilizan sectariamente y selectivamente los poderes del Estado -fiscales, instructores, y policías de camarilla- para imputar al adversario los más variados delitos, siempre bajo secreto del sumario amenizado por las filtraciones y la presencia de cámaras de televisión, así como por una variada menestra de grabaciones telefónicas incontroladas, en actuaciones de dudosa legalidad y clara discriminación con el trato protector de los amigos del gobierno ante cualquier situación supuestamente irregular".

Un "deterioro profundo de la convivencia democrática" al que, en su opinión, el PP tiene que responder con "unidad". "Unidad en torno a las instituciones democráticas de gobierno, lo que supone que cada uno -gobierno y oposición- refuerce y no renuncie a su papel constitucional. Unidad en torno a las opciones básicas de programas exigentes y de gestión eficaz que puedan reconducir el deterioro galopante de nuestra convivencia y de nuestro progreso. Esta sería la base de la nueva política que la sociedad española reclama", sentenció.

Su ofrecimiento a Rajoy

Él se ofrece a Mariano Rajoy para conseguir la "nueva política" que reclama: "aquí estamos todos para ayudar con el consejo desinteresado, para empujar con el motor de nuestra experiencia, para tirar del carro con ambas manos, para sumar como hicimos siempre, primero junto a nuestro fundador, Manuel Fraga, y después junto al presidente Aznar, a vuestro lado, contra viento y marea, contra otras calumnias peores y contra campañas mediáticas más indignas que las que ahora nos toca soportar".

Un ofrecimiento que hace extensible al Principado, donde "el reto es aún más apremiante". "Tenemos que recuperar el orgullo de ser asturianos, que ahora solo depende de los goles de Villa o de los triunfos de Alonso. Porque somos una región viva, con historia y con futuro, que debe de convertirse en protagonista de la modernización de España. En dos palabras: lo necesita Asturias para levantarse, y lo necesita España para ser mejor", concluyó. La pelota, ahora, están en el tejado del principal líder de la oposición.

Acceda a los 29 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular