España
Noticias y opinión en la red

Comunicado de Rajoy desde la sede del PP

El presidente del PP ha comparecido en la sede del PP para hacer una valoración sobre el comunicado de ETA: " Es una pausa, no es una renuncia a la actividad criminal", advirtió Rajoy, que recordó que es la cuarta vez que los terroristas anuncian un "alto el fuego". Dijo que ETA "no se arrepiente de nada" y "no pide perdón a las víctimas". "De nuevo nos impone el objetivo de siempre, la autodeterminación, y las condiciones de siempre", añadió. Además, aseguró que "el PP apoyará al Gobierno para que no pague un precio político a los terroristas".

(Libertad Digital) En una declaración institucional ante los medios de comunicación en la sede nacional del PP de la calle Génova, Mariano Rajoy recalcó que su partido "sigue estando dispuesto a colaborar con el Gobierno" de José Luis Rodríguez Zapatero "para derrotar al terrorismo en el marco del Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo".

Destacó que "el único comunicado de verdad importante que podía transmitir ETA al conjunto de la sociedad era su disolución y el fin de sus actividades criminales". "Esto es lo importante y esto no se ha producido", afirmó Rajoy, que apuntó que "hoy por cuarta vez en los últimos años se nos anuncia un alto el fuego, después de que hace dos años se nos anunciara una tregua en Cataluña y poco tiempo después una tregua que sólo afectaba a cargos electos". El presidente de los populares subrayó que este alto el fuego anunciado "es una pausa", advirtió de que "no es una renuncia a la actividad criminal" y agregó que supone por parte de ETA "reafirmar una voluntad de seguir existiendo, no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas del terrorismo". "Nos dice que el objetivo es iniciar un proceso que conduzca al objetivo de siempre, el derecho de autodeterminación, y de nuevo nos imponen las condiciones de siempre", añadió.

Por ello Rajoy reafirmó que "no se puede pagar ningún precio político a una actividad terrorista" porque, explicó, esto supondría "convertir al terrorismo en un instrumento para hacer política y los terroristas habrían ganado y conseguido, treinta años después, sus objetivos en base a los cuales asesinaron a muchísimas personas". Destacó que el Estado de Derecho "debe seguir cumpliendo sus obligaciones", así como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el poder judicial y la Administración penitenciaria. Recalcó que su partido "sigue estando dispuesto a colaborar con el Gobierno para derrotar al terrorismo en el marco del Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo". Insistió en que el PP está "dispuesto a apoyar al Gobierno para que no pague ningún precio político, algo que no desean ninguno de nuestros compatriotas, y para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sigan trabajando, cumpliendo su obligación, como es propio en un Estado de Derecho".

Aznar: "El Gobierno socialista regresa a la visión tan derrotista"
 
En la presentación en Madrid de un libro sobre los orígenes y evolución del PP, el ex presidente José María Aznar afirmó que el POSE ha vuelto a la visión "tan derrotista" del trato con los terroristas. Por el contrario, subrayó que su formación política liderada por Rajoy está planteando "un futuro para España" porque cree en la "posibilidad cierta y demostrada" de que la democracia venza definitivamente a la banda terrorista.
 
Aznar se expresó así minutos después del anuncio de ETA, hecho al que el ex presidente no hizo referencia. Aseguró que, mientras que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "mira hacia atrás, hacia épocas de enfrentamiento y desunión", el PP "pone la vista en lo que desean la inmensa mayoría de los españoles, que es una España abierta y libre, plural y unida". Fue entonces cuando planteó que "mientras el Gobierno socialista regresa a aquella visión, tan derrotista, del trato con los terroristas, el PP está señalando lo que está delante: la posibilidad cierta y demostrada de que nuestra democracia le gane definitivamente la partida a quienes desde hace cuarenta años quieren acabar con el
Mariano Rajoy.

En España