España
Noticias y opinión en la red

De la Vega, con los que llamaron asesino a Aznar

La vicepresidenta ha salido en defensa de los que insultaron y amenazaron a Aznar. Dice que el ex presidente atentó contra "las reglas básicas de respeto". No reprochó que se le llame "criminal" por una guerra que ella misma, en un documento oficial, calificó de legal.

Relacionado
Libertad Digital

María Teresa Fernández De la Vega ha utilizado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para arremeter duramente contra el ex presidente José María Aznar, que el jueves fue insultado y amenazado por un grupo de izquierdistas -"estudiantes", según la vicepresidenta- en la Universidad de Oviedo.

Saltándose su premisa de que no valorar los actos u opiniones de ex jefes del Ejecutivo, la portavoz del Gobierno acusó a Aznar de intentar deteriorar la imagen de la Nación en el extranjero: "con su desmesura puede dañar la imagen de España, pone en cuestión la recuperación de nuestro país". Por ello, prosiguió, "no parece razonable que alguien que ha gobernado España haga esas declaraciones".

En cuanto a la "peineta" que realizó el ex presidente a los individuos que le increpaban, De la Vega, en vez de salir en su defensa, ha criticado que respondiera a "los estudiantes". "Ese tipo de comportamientos contravienen las reglas básicas de respeto ante las legítimas diferencias de una democracia plural como la nuestra", espetó.

Y es que, según dijo, "la discrepancia y la diferencia" se tienen que solucionar "con la palabra y no con el insulto" y el gesto de Aznar "no ayuda mucho a mantener la idea de respeto".

De esta manera, De la Vega defiende a los que llaman "asesino" al ex presidente por una guerra que el Gobierno de Zapatero reconoció que estaba avalada por la ONU. El decreto está firmado por la propia vicepresidenta.

Unas horas después, el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, se ha desmarcado con una declaraciones en la misma línea. A preguntas de los periodistas, recogidas por Efe, ha incidido en que este gesto, según ha remarcado, "obsceno y grosero", "no es el mejor ejemplo a los ciudadanos y a los jóvenes" y, en su opinión, esconde una actitud "política y humana un tanto deleznable".

Según su punto de vista, detrás del gesto hay una actitud política de "desprecio a la gente que lo critica" y humana "de rencor a los ciudadanos por el simple hecho de la derrota política de 2004".

Cascada de reacciones


De la Vega no ha sido la única en cargar contra el ex presidente. Esta mañana, la socialista Elena Valenciano ya calentaba motores desde la web oficial del PSOE y llamaba a Aznar "autoritario, deslenguado, maleducado y resentido".

Por su parte, desde el PP defiende al que fuera su jefe de filas. El presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, aseguró que Aznar "tiene derecho a que se respeten su intervenciones públicas" y pidió "tolerancia" para una persona "que ha sido un gran gobernante" y con la que, según trasladó, se "esta siendo profundamente injusto".

A preguntas de los periodistas en Almería sobre el incidente, Arenas afirmó que "no se puede hablar de progresismo y olvidar la palabra tolerancia" y expresó su convencimiento de que "no se puede interpretar ningún gesto si no se tienen en cuenta los contextos".

Reiteró, en esta línea, que se debe tener "tolerancia" con "una persona que ha tenido tanta responsabilidad" al tiempo que trasladó que para él la mención de José María Aznar "significa respeto, admiración y gratitud".
Acceda a los 114 comentarios guardadosClick aquí
Los radicales insultan a Aznar | EFE

En España

    Lo más popular