España
Noticias y opinión en la red

Del Olmo incluyó en el sumario dos informes que se atribuían, a horas distintas, la primera inspección de la Kangoo

Libertad Digital desveló hace unos días que, según los testigos, la furgoneta Kangoo entró en el complejo policial de Canillas una hora antes de lo que dice el informe de inspección ocular. Asimismo, señalamos que esa furgoneta quedó en poder de la unidad de Tedax dirigida por Sánchez Manzano poco después de las 14:30, en contra de lo que sostiene el citado informe, que es que la furgoneta había sido entregada a la Policía Científica y una hora después. Ahora sabemos también que fue el propio Sánchez Manzano quien firmó un documento en el que asegura que la furgoneta llegó a las 14.30. En definitiva, Del Olmo tuvo delante las dos versiones y las incluyó sin más en el sumario.

L D (Luis del Pino) Un informe del propio Sánchez-Manzano, fechado el 16 de marzo e incluido en el sumario del 11-M corrobora que, en efecto, la furgoneta de Alcalá tuvo su entrada en Canillas en torno a las 14:30 del 11 de marzo y que fue entregada a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NBQ, los Tedax. El informe, cuyo número de registro es el 8534 y está firmado por el jefe de los Tedax, sostiene:
  • Sobre las 14:30 horas del día 11 de marzo se inspeccionó en instalaciones de la Unidad Central de Desactivación de Explosivas y NBQ, la furgoneta de la marca RENAULT, modelo KANGOO, de color blanco y matrícula 0576 BRX, a donde fue trasladada una vez localizada en Alcalá de Henares.

Sin embargo, el informe de inspección ocular redactado 8 días más tarde, el 24 de marzo, por la Policía Científica, afirma:
  • Habiendo sido avisados desde el control de entrada del Complejo Policial, aproximadamente a las 15:30 horas del mismo día 11 de marzo, los funcionarios con carné profesional 75036 y 59151, realizaron una preinspección para determinar según una primera estimación el orden más adecuado de las posteriores actuaciones.
 
Es decir, según el informe de inspección ocular, la furgoneta llega a Canillas y quien se hace cargo de ella es la Policía Científica, porque se les avisa desde la garita de entrada. Sin embargo, lo cierto es que esa furgoneta llevaba ya una hora en Canillas y que había quedado depositada en manos de los Tedax.



Pinche para agrandar

Estamos pues, ante una doble versión excluyente que, sin embargo, aparece tal cual en el sumario sobre el 11-M. Dicho de otra forma, el juez Juan del Olmo no dudó en aportar a la instrucción de la causa por el atentado más grave en la historia de España dos hechos opuestos sin matizar diferencia alguna entre ellos. Sin duda, que la furgoneta entrara a una hora u otra no tendría importancia si no fuera una de las pruebas clave para sostener una versión oficial que ya no se tiene en pie. Tampoco tendría importancia si esa furgoneta no hubiera tenido determinados objetos en su interior (entre ellos un resto de un cartucho de Goma 2 ECO que pasó desapercibido al olfato de los perros de los Tedax) que, como demostró El Mundo, aparecieron de pronto en el complejo policial de Canillas.
 
Sin duda esta doble versión incluida en lo que debió ser una labor de investigación judicial deberá ser aclarada en el juicio que comienza en febrero pero se constituye ya en una demostración de que el sumario se cerró sin practicar las comprobaciones pertinentes y se limitó a sumar el resultado de diligencias e informes que, como en este caso, dicen una cosa y la contraria.
 
"

En España