España
Noticias y opinión en la red
INTENSIFICARÁ LA PRESENCIA POLICIAL

El Gobierno sigue sin saber si los etarras están o no en Mallorca

El delegado del Gobierno en Baleares ha dado los primeros datos, escasos, de la investigación de la cadena de atentados en Palma. La Policía "baraja la opción" de que los etarras sigan en la isla, algo que no se llegó a aclarar tras el atentado de Calviá. Las bombas llevaban temporizador.

LIBERTAD DIGITAL/AGENCIAS

Sobre los autores, tanto del atentado de Palmanova del pasado 30 de julio donde murieron dos guardias civiles, como de los de este domingo, Ramón Socías ha insistido en rueda de prensa que "se baraja la opción de que el comando (etarra) siga en la isla", aunque ha puntualizado que "eso no significa que haya un 'comando Baleares'".

Según Socías, la "operación jaula" activada tras el atentado de Palmanova "sigue en marcha". El representante del Gobierno en las islas ha detallado que la "operación jaula" significa que "nadie sube a ningún avión ni ningún barco sin estar perfectamente identificado".

Socías considera que las islas disponen de "gente suficiente" para garantizar la seguridad, con todos los refuerzos correspondientes a la operación verano, a los que se añaden los especialistas desplazados a Baleares tras el atentado de Palmanova. "Vamos a intensificar la presencia en las calles para garantizar al máximo la seguridad", ha anunciado.

Al tiempo que el representante del Gobierno hacía estas declaraciones, fuentes de la lucha antiterrorista apuntaban otros pasos en la investigación. Lo único que de momento está claro es que una mujer forma parte del grupo de etarras autor de los atentados, ya que las tres bombas que explotaron en Palma lo hicieron en los baños de señora de los establecimientos. La duda se centra, como apuntaba Socías, en si los terroristas se encuentran aún en la isla o huyeron tras colocar las dos primeras bombas el pasado 30 de julio.

En el caso de los artefactos de este domingo, de composición muy diferente al de las bombas-lapa que mataron a los agentes, ya que causaron escasos daños materiales, éstos llevarían también temporizador, pero se desconoce cuándo fueron activados. Las fuentes consultadas recordaron que ETA cuenta con temporizadores que se pueden programar hasta con un año de antelación, por lo que los mismos terroristas que colocaron las bombas de Calviá pudieron esconder las del domingo y abandonar la isla. En todo caso, apuntaron las mismas fuentes, la mujer que colocó las pequeñas bombas eligió con detenimiento los baños con doble techo donde podía esconder el artefacto sin que fuera descubierto antes de su explosión.

La búsqueda infructuosa tras el atentado de Calviá

Las nuevas investigaciones se suman a la iniciadas hace sólo diez días, después del asesinato de los agentes Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá. Tras la brutal explosión que acabó con la vida de los dos agentes, las fuerzas de seguridad del Estado desarrollaron una operación conocida como "Jaula" para evitar que los etarras consiguieran salir de la isla. El mismo día del atentado, aún se pensaba que la bomba que estalló en los bajos del coche de los guardias civiles había sido activada a distancia, por lo que los terroristas, en principio, no podían haber salido de la isla. Llegó a cerrarse el aeropuerto para evitar la huida.

Al día siguiente, Interior difundió las imágenes de los etarras más buscados de la banda, un total de seis nuevos rostros entre los que se creía que pudieran estar los autores del atentado. El Gobierno pedía así colaboración ciudadana mientras proseguían las investigaciones en la isla. Ese mismo día, trascendió que la bomba no había sido accionada a distancia sino con un temporizador, es decir, los etarras podían haber tenido tiempo de colocarlas y huir horas antes de que estallara.

 

Las fotos de etarras difundidas por Interior tras el atentado en Calviá


Las hipótesis se sucedían y nadie se atrevía a aventurar si los terroristas estaban o no en la isla. Mientras los agentes peinaban Mallorca y temían que los etarras se escondieran en algún piso o pensión, el sábado saltó la alarma en Valencia con la huida, en un vehículo con matrícula doblada de San Sebastián, de dos personas tras intentar robar una furgoneta como la estallada en Burgos.

El propio Alfredo Pérez Rubalcaba no fue capaz de aportar más datos sobre la investigación. En declaraciones a Onda Cero el lunes dos de agosto, el ministro dejó "claro" en qué punto estaban las pesquisas policiales: "Se han ido o siguen allí". También dejó caer la posibilidad de que los etarras se hubieran instalado en la isla como turistas. Ahora, la Policía sospecha que los autores de este atentado podrían ser los asesinos de los guardias civiles.

Acceda a los 20 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular