España
Noticias y opinión en la red
TAMBIÉN ARMAS, EXPLOSIVOS...

El grupo de ETA detenido tenía 41 bolsas de droga y cuatro básculas de pesaje

La Ertzaintza encontró en poder del grupo etarra detenido gran cantidad de droga. Exactamente, dos bolsas de marihuana, 41 bolsas de otra sustancia estupefaciente pendiente de analizar, así como cuatro básculas de pesaje. Además, encontraron dos pistoleras, detonadores, temporizadores y explosivos.

Libertad Digital

La nueva División Antiterrorista de la Ertzaintza se estrenó ayer martes con la detención en las localidad vizcaínas de Ondarroa y Guizaburuaga y en las guipuzcoanas de Deba y Motrico de cinco miembros de la organización terrorista ETA. Los mismos, estarían implicados, al menos, en el atentado con coche bomba contra la comisaría de Ondarroa el 21 septiembre de 2008, de un atentado con explosivos contra maquinaria de las obras del TAV y de la voladura de un repetidor en Azpeitia (Guipúzcoa).

En los registros posteriores a estas detenciones de los cinco etarras, que no estaban fichados por las Fuerzas de Seguridad, los agentes de la policía vasca encontraron dos bolsas de marihuana, otras cuarenta y una bolsas con sustancias presumiblemente estupefacientes, así como cuatro básculas de pesaje de droga y 1750 euros en billetes de 50.

El grupo también tenía consigo material para la fabricación de artefactos explosivos, presumiblemente bombas-lapa, según los datos hechos públicos por la consejería vasca del Interior. Entre este material, fueron incautados un kilogramo de pentrita –utilizado habitualmente para la elaboración de bombas-lapa–, cuatro metros de cordón detonante, otro kilo de material explosivo casero reforzado con pentrita, siete temporizadores –con el anagrama de ETA grabado en su superficie– y detonadores, todo ellos listos para ser usados por los terroristas.

También se encontraron dos armas de fuego, exactamente, una pistola Smith&Wesson de 9mm y un revólver del calibre 38 de la misma marca. Junto a ambas armas, se encontraron más de un centenar de cartuchos, distribuidos entre los dos calibres. Por último, los ertzainas incautaron teléfonos móviles, material informático y documentación, así como un sistema de defensa personal de descargas eléctricas.