España
Noticias y opinión en la red

El PP pedirá la inclusión de una reforma fiscal en los Presupuestos del Estado

Mariano Rajoy anunció este domingo en Valencia que planteará al Gobierno una reforma fiscal en los Presupuestos Generales del Estado para apoyar a las familias, pymes y autónomos, entre otros, ya que subrayó que quiere unas cuentas para "salir de la crisis" y no "para contentar al PNV y BNG". En su opinión, los presentados son unos presupuestos "antiguos". El líder del PP, sin embargo, no se refirió al acuerdo del PSOE para respaldar los presupuestos de autonomías y ayuntamientos en los que no gobierna, medida que busca dejar en evidencia a los populares. Sí se han referido a ello Antonio Basagoiti o Rosa Díez.

L D (Europa Press) "Se puede salir de la crisis", insistió Mariano Rajoy, aunque no con unos Presupuestos Generales del Estado que "no valen, son antiguos" y traerán "más crisis económica". Por eso, dijo, el PP planteará una "alternativa" porque "las cosas se pueden hacer infinitamente mejor".
 
"Quiero unos PGE para salir de la crisis y no para otra cosa, para contentar al PNV y al Bloque", declaró, y exigió unas cuentas públicas que respondan "a los intereses generales de todos" .
 
Así lo indicó en el pabellón 6 de Feria Valencia, ante las alrededor de 5.000 personas que asistieron al acto, en el que además de Rajoy intervino el reelegido presidente del PPCV, Francisco Camps, el vicesecretario Territorial del partido, Javier Arenas, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.
 
Rajoy afirmó durante su intervención que la crisis de la economía es lo que más preocupa a los españoles porque mucha gente "lo está pasando muy mal", vive "apurada" por la constante subida de los precios y han perdido o tienen "miedo" de perder su empleo.
 
Asimismo, añadió que las pequeñas y medianas empresas están atravesando dificultades porque no les dan créditos y en este contexto, el PP "aunque esté en la oposición debe aportar para solucionar el problema porque desde la oposición también se sirve a España y aquí estamos para servir a España".
 
Por ello, indicó que plantearán una reforma fiscal que apoye a las familias, pymes, autónomos, las empresas afectadas por el repunte de la morosidad, mejorar el tejido productivo español, incentivar el ahorro y que contemplen medidas que reactiven la economía porque, reiteró, "lo que nos presentan no vale" y es "perjudicial, malo y no resuelve los problemas de la economía real y los españoles", a quienes consideró que ha "olvidado" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
 
En esta línea, consideró que Zapatero "engañó" a los españoles al decir que no había crisis, y acusó de ser "profetas de la catástrofe y antipatriotas" a quienes advirtieron de los problemas económicos. Según afirmó, durante mucho tiempo "no hicieron nada", sino "contemplar el paisaje y dejar que las cosas se pusiera peor".
 
Hoy, por el contrario, dijo, "obligados por las circunstancias y la Unión Europea", anuncian medidas para sanear el sistema financiero español, del que Rodríguez Zapatero afirma que es "el mejor del mundo". Afirmó que el PP quiere que estas medidas se dirijan también a las familias y pequeñas empresas que son "España y quienes se quedan aquí, trabajan aquí y crean riqueza y puestos de trabajo".
 
En este sentido, exigió "transparencia y control" porque en las medidas propuestas por el Gobierno se habla de 150.000 millones de euros --"25 billones de pesetas", incidió--, y es "muy difícil explicar a la gente que quienes dan créditos y dan avales tengan que recibir ahora créditos y avales de aquellos que se supone que van allí a que se los den".
 
Rajoy subrayó que al PP le parece bien que se sanee el sistema financiero porque "es lo sensato", pero, según dijo, quiere que se ayude a las empresas y familias "y que las cosas se hagan con transparencia, con sentido común, con sensatez y sabiendo a qué se destina el dinero de todos los españoles".
 
No obstante, consideró que estas medidas "no bastan, son insuficientes y hay que hacer mucho más" porque en España, al igual que en el resto del mundo, hay una crisis financiera, pero también la que están pasando "muchas familias españolas, que es la del paro, el desempleo y de los precios y a la que el Gobierno está obligado a darle también la batalla".
 
"A esta también está obligado y no sólo a la financiera, a la de la gente, la de la calle, la de personas con cara y ojos", manifestó, ya que sostuvo que aquí "no hay nada". Por ello, reclamó "reformas, gobernar y tomar decisiones" como, según dijo, hizo el PP en 1996, con la sociedad española puesta "al frente de todas las operaciones", lo que posibilitó que España viviera "los 10 mejores años de la historia económica moderna española".
"

En España

    Lo más popular