España
Noticias y opinión en la red

ETA detalla las reuniones mantenidas con el PSOE desde poco después de que Zapatero firmara el Pacto Antiterrorista

La banda terrorista está sacando a la luz, a través del diario que le sirve de altavoz, Gara, los acuerdos alcanzados primero con el PSOE y luego con el Gobierno de Zapatero, con el que mantuvo hasta 25 reuniones antes del alto el fuego. En 2002 los socialistas reconocieron el carácter "político" del "conflicto vasco". Aceptaban así las tesis de los asesinos. Los encuentros arrancaron en 1999 y se multiplicaron en 2001, cuando Zapatero se enorgullecía de ser el impulsor del Pacto Antiterrorista. Gara anuncia nuevas entregas sobre el "proceso negociador". Redondo Terreros ha aclarado en Libertad Digital las acusaciones de ETA. Rajoy pide explicaciones.
LISTA DE CONTAMINADOS DE ANV EN NAVARRA REMITIDA POR LA AVT
Amenazas a los curas navarros | VÍDEO: De la Vega niega tres veces

L D (Víctor Gago) La documentación de Gara sobre los contactos de PSOE, ETA-Batasuna y PNV tiene el valor de detallar con fechas, letra y contexto los compromisos contraídos en la sombra por el enviado de José Luis Rodríguez Zapatero, el maltratador Jesús Eguiguren –ahora que Miguel Sebastián ha abierto la veda, sólo lo privado es público. Ben Bradley decía: “borracho en su casa, asunto suyo; borracho en los pasillos del Senado, asunto público”. Pues eso: maltratador condenado por azotar a su mujer y negociador con ETA, asunto nacional de primer orden– .
 
La salazón de las conversaciones secretas con ETA ha comenzado. Lo oculto sale al sol y se pudre a la vista, para deleite de degustadores de cecina y sardinas secas. Es la fase más apestosa: desagradable pero necesaria, antes de que se coman la negociación con patatas.
 
Lo que despunta con la revelación de Gara de este viernes es que hay un container de documentos –¿Grabaciones? ¿Actas? ¿Apuntes del natural?– esperando ser descargado en el muelle de la noche y el despecho.
 
De este anticipo, resulta una completa cronología de los contactos del PSOE con ETA-Batasuna. ¡Más de 25 reuniones, entre la llegada de Zapatero a la jefatura del PSOE y la tregua de marzo de 2006!
 
ETA dijo, en la entrevista-cuadrenillo de 13 páginas a Gara del pasado 9 de abril, que el 11-M había sido un detonante favorable del “proceso”. Y tanto. Fue llegar Zapatero a La Moncloa, y el “proceso” se “aceleró”, según documenta Gara con todo lujo de detalles. Cuando no se reunían en las cloacas del Estado, lo hacían en las catacumbas del PSOE.
 
De Durango  a Loyola –octubre de 2006–, PSOE y ETA-Batasuna han estado viéndose con “una periodicidad más o menos bimestral”, indica Gara en un alarde de periodismo de precisión.
 
1999.- El “embrión del proceso”, según lo califica el órgano proetarra, son unos contactos “preliminares” de la Dirección del PSE-PSOE, entonces liderada por Nicolás Redondo Terreros, con Batasuna-ETA. Gara señala a Redondo como el primero en “llamar a la puerta de la izquierda abertzale”.
 
Pero omite que los contactos se produjeron durante la tregua-trampa; que Batasuna era un partido legal; que el Gobierno de Aznar, el PP e incluso la Prensa estuvieron puntualmente informados y que los contactos se suspendieron justo antes de que ETA rompiese la tregua asesinando al teniente coronel Blanco
 
José María Benegas y Jesús Eguiguren acompañaron al entonces secretario del PSE. Eguiguren es definido por Gara, junto a Arnaldo Otegi, como “los hilos conductores del largo proceso de interlocución”. Gara reconoce que aquella reunión fue una “mera toma de temperatura” con el pacto independentista de Lizarra como hoja de ruta de los proetarras.
 
2001.- Con Zapatero ya como jefazo del PSOE, “las delegaciones lideradas por Eguiguren y Otegi vuelven a reunirse”. Eran “tiempos de conflicto puro y duro para ambas partes”, como los define Gara.
 
El 8 de diciembre de 2000, Zapatero y Aznar habían firmado el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Al mismo tiempo, el PSOE negociaba con ETA. Las delegaciones encabezadas por Eguiguren y Otegi convenían en que la permanencia del PP en el Gobierno eran “una dificultad añadida”.
 
2002.- “Ambas partes”, revela Gara, “fijan un compromiso de partida que define el conflicto como político y subraya la voluntad mutua de llegar a un acuerdo resolutivo”.
 
El diario proetarra se permite, incluso, citar “dos frases consensuadas”, aunque sin atribuirlas a ningún documento concreto, lo que hace pensar en algún tipo de acta o notas tomadas durante las reuniones:
  1. “El objetivo de estas conversaciones es intentar acordar las condiciones políticas que permitan establecer un escenario de resolución del conflicto político vasco”
  2. “La voluntad de ambas partes es llegar a dicho acuerdo, siendo conscientes de su dificultad pero con el compromiso claro de no legar a las futuras generaciones esta situación.
Y todo ello, al mismo tiempo que el PSOE respaldaba la Ley de Partidos y la política de estrangulamiento social, financiero y político de Batasuna-ETA.
 
2003.- Jesús Eguiguren publica Los últimos españoles sin patria (y sin libertad), con un epílogo sobre las “bases para un arreglo” del “conflicto vasco”. Según Gara, “la izquierda abertzale descubrió en esos textos un posible punto de encuentro”.
 
El libro del presidente del PSE incluye “afirmaciones que con el tiempo pueden leerse incluso como propuestas de la izquierda abertzale”, como “el reconocimiento de que todas las opciones políticas deben disponer de los mecanismos y posibilidades de llevar a la práctica sus objetivos democráticos.
 
Expresado de otra forma”, escribió el enviado de Zapatero a los contactos con ETA, “nuestra sociedad es libre de decidir su futuro siguiendo los procedimientos democráticos”.
 
2004.- Gara destaca el triunfo electoral del PSOE como un factor de impulso y transparencia de la negociación.
 
“Hizo lógicamente que las conversaciones todavía secretas comenzaran a tener un horizonte práctico, no sólo teórico. La oportunidad de que hubiera una oportunidad empezaba a ser real. Las conversaciones ganaron en profundidad y en definición”.
 
2005.- En enero, Zapatero y Batasuna-ETA intercambian “expresiones de buena voluntad”.
 
De esta época, datan las continuas referencias del presidente a la “oportunidad de la paz” y a la conveniencia de explorar un “final dialogado” del terrorismo.
 
Con el paso del tiempo, vendrían los elogios a Otegi como “un hombre de paz”, hasta llegar a definir los atentados como “accidentes” o a calificar a Ignacio de Juana como “un hombre que está por el proceso de paz”.
 
2006.- El documento más revelador publicado este viernes por Gara es un “guión político” trazado por Arnaldo Otegi como base de las reuniones de Batasuna-ETA, PSOE y PNV. Según el órgano filoterrorista, socialistas y nacionalistas lo aceptaron “sin reparos”.
 
El guión es el siguiente:
 
INTRODUCCIÓN
  • Constatación de la existencia del conflicto.
  • Carácter político del mismo.
  • Naturaleza histórica del mismo.
  • Definición de Euskal Herria como el ámbito geográfico del conflicto.
  • Apuesta por la paz y la resolución del conflicto.
  • Compromiso con el diálogo democrático como único instrumento para su superación.
  • Apuesta por construir un escenario democrático y de paz acordado desde nuestra responsabilidad política.
PRINCIPIOS DEL DIÁLOGO
  • Principio de no exclusión en el diálogo resolutivo.
  • Principio para abordar todas las raíces del conflicto y buscar su superación de manera acordada y democrática.
  • Principio de respeto a la voluntad libremente expresada por el Pueblo Vasco. Principio de autodeterminación.
  • Principio de que dicho ejercicio se hará mediante la fórmula que acuerden los agentes políticos de Euskal Herria.
COMPROMISOS DEL DIÁLOGO
  • Compromiso con la utilización de vías pacíficas y democráticas para la superación de nuestras legítimas diferencias durante el proceso de diálogo resolutivo.
  • Compromiso con la defensa de todos los derechos para todos los/as ciudadanos/as de Euskal Herria.
  • Compromiso de que los hipotéticos acuerdos que se alcancen tendrán en cuenta tanto la pluralidad como la historia de Euskal Herria.
  • Compromiso de que los hipotéticos acuerdos deberán contar necesariamente con la adhesión y el respeto de las diferentes tradiciones políticas que integran el pluralismo vasco.
OBJETIVO DEL DIÁLOGO POLÍTICO
  • Construir un escenario democrático que garantice de manera efectiva el respeto a todos los derechos de todas las personas en Euskal Herria.
  • Construir las condiciones democráticas y las reglas de juego acordadas que permitan, mediante la utilización de métodos exclusivamente democráticos, la materialización de todos los proyectos políticos sin más limitaciones que las del respeto a la voluntad popular.
  • Establecer las condiciones en las que el Pueblo Vasco ejercerá el derecho a la libre determinación.
  • Acordar las condiciones para dicho ejercicio democrático.
SOBRE LA MESA DE DIÁLOGO RESOLUTIVO
  • Acordamos la creación de una mesa de diálogo multilateral.
  • La mesa tendrá como núcleo central a los partidos políticos con funcionamiento estable en todos o alguno de los territorios de Euskal Herria.
  • Se debe de tener en cuenta la «representación» real de los mismos y ponderarla.
  • Se constituirá una mesa para el conjunto de Euskal Herria.
  • Se deben de establecer las garantías acordadas para la participación de las organizaciones sociales y sindicales de Euskal Herria en el proceso de diálogo resolutivo.
SOBRE LA TOMA DE DECISIONES
  • Las decisiones se adoptarán bajo el criterio general de aplicación de mayorías «suficientes».
  • Estas mayorías no se podrán fijar si no participan de ella las dos sensibilidades o tradiciones políticas existentes en el diálogo resolutivo.
  • Esta condición no podrá ser ejercitada como un instrumento permanente para el bloqueo o el veto de posibles acuerdos.
SOBRE LA CONSULTA POPULAR
  • Cualquier hipotético acuerdo que se pueda alcanzar deberá ser sometido al refrendo popular para que la ciudadanía de Euskal Herria ratifique o rectifique dicho acuerdo.
  • Los hipotéticos acuerdos deberán ser ratificados por quienes los suscriban.
  • Los acuerdos deberán ser negociados con el/los estados.
  • Para esta negociación se procederá a acordar la interlocución nacional necesaria entre los partidos que suscriban el acuerdo para abordar el proceso de negociación con el Estado español.
PRESENCIA INTERNACIONAL
  • El diálogo político resolutivo contará con la presencia de organismos y personalidades de carácter internacional.
  • Esta presencia garantizará tanto en términos técnicos como políticos el buen desarrollo del proceso de diálogo resolutivo.
 
Octubre de 2006.- Última reunión PSOE-PNV-Batasuna documentada por Gara. Se celebra en Loyola. Allí, “alejados del mundanal ruido, representantes de la izquierda abertzale –Arnaldo Otegi, Rufi Etxeberria y Olatz Dañobeitia–, PSOE –Jesús Eguiguren y Rodolfo Ares– y PNV –José Jon Imaz e Iñigo Urkullu– debatieron durante muchas horas las tres cuestiones centrales del irresuelto conflicto: el reconocimiento de Euskal Herria, el derecho a decidir y la territorialidad”.
 
No hubo acuerdo y “con ello se abría un bloqueo incierto que se prolonga en la actualidad”, según Gara.
 
El 30 de diciembre de 2006, ETA asesinó a Carlos Palate y Diego Estacio, dos inmigrantes ecuatorianos, haciendo estallar más de 200 kilos de explosivos en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
 
Hasta hoy mismo, sin embargo, el presidente del Gobierno sigue insistiendo en que hay que intentar alcanzar “la paz” mediante el diálogo con ETA. La organización terrorista volverá a estar representada en las instituciones, a través de ANV. Ignacio de Juana se pasea en libertad por San Sebastián y la Fiscalía ha retirado todos los cargos contra Arnaldo Otegi por enaltecimiento del terrorismo.
 
"

En España

    Lo más popular