España
Noticias y opinión en la red
INSINÚA FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PP VALENCIANO

Garzón intenta llegar a una Filesa del PP a través del sastre de Camps

Según el juez, el cabecilla de la trama, Francisco Correa, compró favores millonarios a Camps por 12.783 euros en trajes. Por menos –7.325 euros– también obtuvo los de Ricardo Costa. El juez insinúa que hay financiación ilegal. De 37 imputados del PP por Garzón, 34 están en libertad.

(Libertad Digital) En un auto con profusión de detalles textiles, el juez Garzón establece los indicios de delito contra Francisco Camps: cobró en especie a cambio de hacer concesiones millonarias.

En números, la ecuación de Garzón es la siguiente: Correa recibe favores por valor de 4.148.595 euros (casi 700 millones de pesetas) y Camps recibe a cambio trajes valorados en 12.783 euros (algo más de 2 millones de pesetas). 700 millones de pesetas a cambio dos millones en ropa. En el caso de Ricardo Costa, secretario general del PP valenciano y también aforado, la suma del valor de los trajes es todavía menor: 7.325 euros. Algo falla en la instrucción.

Por estos "indicios" el juez y ex diputado del PSOE remite sus diligencias previas al Tribunal Superior de Justicia de Valencia al ser los dos sospechosos aforados autonómicos. Lo que no consigue demostrar con nombres propios es la supuesta trama de financiación ilegal del PP valenciano. Pero la apunta.

Insinuaciones de financiación ilegal

Como es habitual en las instrucciones del juez Baltasar Garzón la lectura del auto arroja contrastes dignos de mención. Es capaz de descender al detalle del género con el que están confeccionados los trajes, chalecos, americanas, cinturones o gabardinas y, sin embargo, dejar una insinuación de financiación ilegal sin apenas construcción jurídica. Según el auto:

  • En la Contabilidad B de Serrano, aparece una Hoja de ingresos y su distribución, con un apunte de fecha 18/12/2002. En dicho apunte figura una cantidad de 1.000.000 € sin constar la procedencia de la misma. Dentro de la distribución de esa cantidad y como primer concepto aparece “PP VLC”, con una cantidad asociada de 420.000 €. El dinero recibido, 420.700 euros, se distribuyó para algo relacionado con el Partido Popular de Valencia.

Así, el juez deduce la llegada de dinero de origen desconocido al PP de Valencia insinuando que lo ilógico de la operación estaría en el campo de la financiación ilegal

  • A partir de los datos anteriores se puede afirmar, de acuerdo con la información policial suministrada, que
    1. Consta una entrada de procedencia desconocida y en el reparto de la misma corresponden 420.700 euros hacia el Partido Popular de Valencia
    2. No existe lógica en dicho traspaso ya que un dinero generado de las comisiones en adjudicaciones amañadas por Francisco CORREA se deriva a una formación política que no tendría que participar en este tipo de operaciones.
    3. Esta entrega podría obedecer a una participación en la propia adjudicación mediante la intervención directa de los responsables políticos para direccionar el resultado del concurso hacia la empresa que presente Francisco CORREA. Este extremo está pendiente de investigación.


El juez  se inhibió de una parte de la investigación sobre el 'caso Gúrtel' al Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) al encontrar indicios de responsabilidad penal en el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el secretario general del de PP de Valencia y diputado autonómico, Ricardo Costa. Poco después hizo lo propio para el caso de aforados en Madrid remitiendo las diligencias al Tribunal Superior de dicha comunidad.

El ex diputado socialista y juez Baltasar Garzón imputa también al ex secretario de Organización del PP de Valencia José Víctor Campos Guinot y al jefe de Gabinete de la Consejería de Turismo, Rafael Betoret Parreño.

Garzón inició el pasado 9 de febrero la ronda de declaraciones del caso Cacería con los interrogatorios del presunto líder de la trama, Francisco Correa, su primo Antoine Sánchez y el ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo. Los tres son los únicos de los 37 imputados que han sido enviados a prisión.

Garzón acusa a Camps de adquirir trajes por 12.783 euros pagados por la empresa de Francisco Correa, Orange Market, a cambio de otorgar adjudicaciones a esta sociedad por valor de unos cuatro millones de euros. En concreto, 4.148.595 euros

Francisco Correa, "para ganarse el favor de los responsables políticos entregaba dádivas de todo tipo, desde dinero en efectivo a regalos de lujo, coches, pantallas de televisión de plasma u otros objetos", detalla la resolución judicial. De esta forma, Correa consiguió crear "una relación estable" con los dirigentes del PP "ganando su confianza a la vez que favorecía la obtención de negocio para sus empresas". Según Garzón, "una vez que el responsable político alcanzaba un cargo dentro de una administración local o autonómica comenzaba a introducir personas de su confianza en puestos clave dentro de la organización administrativa con el fin de controlar tanto la concesión de contratos públicos como el posterior pago de los servicios realizados".

No obstante, según el ex diputado del PSOE, enemigo declarado de Aznar,  los "cambios" que se produjeron en la dirección del PP nacional a partir de 2004 -cuando Rajoy se hizo con la presidencia del partido- provocarían, según Garzón, "un cambio en la tendencia seguida hasta entonces", de forma que la organización política a nivel nacional "se desvinculó" de las empresas de Correa, "si bien se adaptó a la nueva coyuntura mediante la creación de una sociedad que se traslada a Valencia", en referencia a Orange Market y su presidente, Álvaro Pérez, 'El Bigotes'.

Asimismo, afirma que el presidente de Orange Market pagó trajes al presidente Francisco Camps. El magistrado afirma que "esta entrega podría obedecer a una participación en la propia adjudicación mediante la intervención directa de los responsables políticos para direccionar el resultado del concurso hacia la empresa de Correa".

Las tiendas Milano y Forever Young y el sastre José Tomás

Según el auto, Camps acudió a las tiendas de Madrid Milano y Forever Young a instancias del presidente de Orange Market con el fin de "adquirir ropa", ya que en estos establecimientos trabajaba el sastre José Tomás, que era una "persona de su confianza". Las conclusiones de Garzón se basan en las declaraciones de Felisa Isabel Jordán, empleada de Orange Market –una  de las "sociedades de inversión especulativa " de Francisco Correa a través de la cual fueron abonados los trajes- y de José Tomás.

En la tienda For Ever Young, Camps compró en 2008:

5 pantalones, 1 cinturón de piel, 1 deportiva, 1 chaqueta Austriaca, 1 Americana Sport, 1 deporitva Barbour y 1 Chaqueta fantasía, las suman un importe total de 2.689,5 euros. Además, Álvaro Pérez Alonso "el bigotes" encargó para Camps un smoking confeccionado para ir a Nueva York y un chaleco blanco para una recepción en le Vaticano.

En Milano compró ropa por valor de 4.700 euros (de los que sólo se ha podido acreditar que pagara Orange Market 1.700).

Ricardo Costa se compró en Milano en 2006 por un importe de 2.400 euros 3 trajes a medida. En For Ever Young, adquirió trajes por un total de 4.925 euros. Se compró un Americana Pantalón y otros 2 pantalones.

Garzón destaca además que durante la toma de declaración al empleado de las tiendas de ropa este recibió a su número de teléfono móvil varias llamadas de Camps que no atendió, aunque aseguró que "había hablado con él y le había dicho que Álvaro era un bocazas".

 

Acceda a los 47 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular