España
Noticias y opinión en la red
LOS PROETARRAS AUMENTAN LA PRESIÓN CONTRA LA ALCALDESA

Garzón y el Gobierno vasco permiten la nueva manifestación contra Otaola en Lizarza

La campaña de presión del entorno etarra contra Regina Otaola continuará este fin de semana con una manifestación por las calles de Lizarza. Pese a que el juez Marlaska prohibió la que se iba a celebrar el pasado sábado, Garzón informó este  viernes al Departamento vasco de Interior de su decisión de no prohibir el acto convocado para mañana sábado. Aprovechando la decisión judicial, el Ejecutivo de Vitoria tampoco ha prohibido la marcha pese a tener potestad para ello.

L D (Agencias)  Según informó la Consejería de Interior en un comunicado, la Audiencia Nacional comunicó este viernes su decisión de autorizar la convocatoria, si bien requiere a la Ertzaintza para que informe al comunicante de la misma de la prohibición de "proferir o esgrimir lemas de carácter ilegal o en favor de organizaciones que hayan sido ilegalizadas".
 
Esta manifestación fue convocada el pasado sábado, cuando la Ertzaintza impidió a los proetarras iniciar la manifestación que habían convocado contra la alcaldesa de Lizarza, Regina Otaola, por las calles de la localidad guipuzcoana.
 
En aquella ocasión, el Gobierno vasco no había prohibido la marcha pese a haber sido comunicado al departamento del Interior por un ex concejal de Batasuna-ETA en Tolosa. Horas antes del inicio de la misma, fue el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska quien decidió prohibirla.
 
El magistrado, que el viernes anterior por la noche información a la Ertzaintza sobre las características de la convocatoria, y dictó el sábado un auto en el que señalaba que la marcha estaba convocada por un ex concejal de Batasuna-ETA, en referencia a Iñaki Elduayen, y que se iba a celebrar en "un contexto de coacciones, amenazas y enaltecimiento del terrorismo".
 
Marlaska enmarcaba el objetivo de la convocatoria en "una actuación penal relevante y nunca amparada en meras discrepancias políticas", que, a su juicio, podría constituir delitos de coacciones, amenazas terroristas o enaltecimiento del terrorismo.
 
Sin embargo, el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha decidido no prohibirla. Sólo a solicitado a la Ertzaintza que vigile el desarrollo de la concentración y advertido a los convocantes que no podrán proferir amenazas ni incurrir en otros hechos delictivos. Así, el juez prohibe "esgrimir lemas de carácter ilegal o en favor de organizaciones que hayan sido ilegalizadas".
 
La asociación Dignidad y Justicia remitió ayer, jueves, un escrito al juez en el que solicitaba la prohibición de la manifestación al considerar que persigue los mismos objetivos que la que fue prohibida por la Ertzaintza, "gracias a la intervención judicial" el pasado día 22 bajo el lema "Otaola kampora. Errepresionak ez" (Otaola fuera. No a la represión).
 
Por otra parte, la Audiencia Nacional remitió a la Ertzaintza un escrito disponiendo que se adopten las medidas necesarias para impedir la celebración de un acto convocado por EKIN-ETA para el mediodía del próximo domingo en el monte Besaide, en homenaje a los etarras fallecidos.
 
El Departamento vasco de Interior informó de que, según se detalla en la instrucción judicial, remitida durante la mañana de hoy a la Consejería dirigida por Javier Balza, se trata de un "acto unitario de homenaje a los miembros fallecidos de ETA", que ha sido convocado mediante octavillas "por la asociación declarada ilícita EKIN".

Lo más popular