España
Noticias y opinión en la red

Ibarra cree que en el PSOE "comienza a haber mucho nacional y poca gente de izquierda"

Las críticas más contundentes contra la reforma del Estatuto del PSE han surgido desde dentro del PSOE. Rosa Díez ha denunciado que emplea "una terminología propia de los regímenes totalitarios" como el de "Hitler". Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha lanzado un mensaje a López y Maragall: "Podemos aprobar en el parlamento extremeño o en el andaluz que los andaluces son extraterrestres y se aprueba, pero es mentira". Menos contundente fue en TVE cuando analizó con Carod Rovira el fin de ETA.

(Libertad Digital) La eurodiputada socialista Rosa Díez ha criticado en el programa La Mañana de la Cadena COPE el nuevo modelo de reforma estatutaria propuesto por el Partido Socialista Vasco. Según dijo, el documento urdido en el último Comité Nacional del PSE es excluyente y “establece diferencias entre los territorios” de España.

La socialista vasca se refería directamente a la terminología empleada en el texto, que aboga por la creación de una “comunidad nacional” y apela a los “sentimientos identitarios”. Díez ha recordado que estas expresiones son utilizadas también por el presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall y el PSC, de un modo "ajeno a la doctrina socialista y a la izquierda". A su juicio, estos términos son habituales “en los regímenes totalitarios" desde "el franquismo, pasando por el de Hitler y terminando por Pinochet”. También ha condenado que “la base de este proyecto confederal, es una base de desigualdad, por muchas apelaciones que haya en el documento a la solidaridad”. Recordó que el modelo asimétrico impulsado por Patxi López se fundamenta en el “sentimiento de pertenencia”, algo que, según Rosa Díez, “nunca ha formado parte de ningún documento socialista”.

En referencia a la nueva vía nacionalista de su partido, Díez ha apuntado que “no se puede hacer cualquier cosa para ganar, y mucho menos renunciando a cuestiones fundamentales”. La eurodiputada se mostró dispuesta a entrar en el debate sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, “siempre que sea para mejorar la vida de la gente, no para que unos vivan mejor que otros”, reiterando una vez más que el objeto de este proyecto es "fomentar la desigualdad entre territorios”. Por su parte, Patxi López instó a socialistas vascos como Nicolás Redondo o Rosa Díez, con planteamientos "más cercanos a otros partidos que al PSE" en este punto, a que se planteen que "quizás los equivocados son ellos" cuando la propuesta de reforma estatutaria ha sido aprobada por el Comité Nacional del PSE "prácticamente por unanimidad".

Sin embargo, fuera del País Vasco también hay socialistas molestos con Patxi López. En una entrevista en Europa Press, el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha dicho no compartir el concepto de comunidad nacional, "porque no está en la historia, no hay momento de la historia del País Vasco donde éste fuera una nación o estado". En mi partido hay unos límites que es la declaración de Santillana y la resolución del congreso federal, ese es el límite en el que usted tiene que jugar, con la táctica que quiera, pero el campo no se salta y si se quiere saltar se discute dentro del partido y se llegan a acuerdos o discrepancias", declaró Ibarra.

Al igual que a Rosa Díez, el socialista extremeño no disimuló su malestar con la propuesta de Patxi López: "No puedo compartir que el preámbulo del documento del PSE diga cosas tan tremendas como que es un proyecto de identidad nacional, que siempre han buscado un destino único, dando la sensación de confederación, eso no va dentro de nuestros principios, soy socialista para buscar la igualdad de la gente, no para buscar la diferencia y el privilegio".
 
"¿Quién le ha dicho a Maragall que España es una nación de naciones?"
 
Ibarra se mostró preocupado por la evolución de la política nacional en este sentido y dijo que "empieza a haber muchos nacionales, mucha comunidad nacional, mucho confederalismo, mucho espíritu identitario y eso un socialista no lo puede compartir". Insistió en que cuando se habla de determinados proyecto de estatuto "donde de lo que hablan es de identidad, confederación, privilegios, ese no es mi proyecto, aunque lo presente gente de mi partido". En este sentido tuvo palabras también para las declaraciones de Pasqual Maragall en las que habla de Cataluña como "nación dentro de la nación de naciones que es España" y dijo que "son definiciones gratuitas". "¿Quién le ha dicho a Maragall que España es una nación de naciones?", se preguntó.

"No quiere decir que España sea nación de naciones porque lo diga Maragall, o Cataluña nación porque lo diga él, o el País Vasco una comunidad nacional porque lo diga Patxi López, así nosotros podemos aprobar en el parlamento extremeño o en el andaluz que los andaluces son extraterrestres y se aprueba, pero es mentira". "Lo pueden aprobar, pero es mentira, es falso". "Comienza a haber mucho nacional y poca gente de izquierda, poco socialista que esté defendiendo la igualdad", recalcó Ibarra.

Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

En España

    Lo más popular