España
Noticias y opinión en la red
LLAMÓ "CAMARILLA" A LOS AGENTES

Cascos, investigado por "injuriar" a la Policía, reitera sus palabras

La Audiencia considera que injurió a la Policía por decir que existía "una camarilla policial" que falsificaba papeles y pruebas del caso Gürtel.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid ha dictado este martes un auto donde ordena investigar las declaraciones del presidente de Foro Asturias, Francisco Álvarez Cascos, en las que acusó a los policías que investigan el caso Gürtel de falsificar papeles y destruir pruebas.

Los hechos se remontan a abril de 2010 cuando Cascos manifestó en una cadena de radio que "los policías que investigan al Partido Popular, es una policía de camarilla, un grupito de camarilla, algunos se hicieron famosos falsificando los papeles de Laos, son los mismos que ahora están falsificandopapeles y preconstituyendo pruebas".

Al ser preguntado sobre si se caerían todas las pruebas del sumario, el entonces miembro del PP manifestó entre otras cosas que "...eso ha sido una iniciativa de esa camarilla de la Policía Judicial instalada en Canillas, dedicada a preconstituir pruebas, en mi caso claramente a intentar preconstituir una prueba falsa y de eso doy testimonio en primera persona".

Cascos hizo estas declaraciones después de saliese a la luz pública que la Fiscalía Anticorrupción investigaba entonces si la trama corrupta de Gürtel pagó al ex ministro de Aznar un viaje a Lanzarote.  Las palabras del político fueron motivo de una denuncia interpuesta por la Asociación Preeminencia del Derecho por un presunto delito de calumnias e injurias a las Fuerzas de Seguridad del Estado. El pasado mes de julio, el titular del juzgado de Instrucción 32 de Madrid Santiago Torres archivó la denuncia presentada contra Álvarez Cascos al no apreciar delito en sus palabras que según el magistrado fueron "vagas y ambiguas".

Cascos deberá declarar ante el juez

Tanto la Fiscalía como la acusación popular recurrieron ante la Audiencia Provincial de Madrid esta decisión judicial. Este martes dicho tribunal estima sendos recursos de apelación y ordena al juzgado Número 32 de Madrid investigar los hechos, reabriendo así el caso.

Según reza la resolución judicial de la Audiencia madrileña deberá ser el propio presidente de Foro Asturias el que explique ante el instructor sus palabras. Por este motivo, la Audiencia de Madrid ordena al magistrado que inicie la instrucción de los hechos tomando declaración a Álvarez Cascos.

Por su parte, el exministro de Fomento siempre ha defendido que las informaciones que lo vinculaban con la red Gürtel eran falsas. Sin ir muy lejos, el 19 de febrero de 2010 Álvarez Cascos se dirigió en amparo al instructor de la macroinvestigación en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira,  pidiéndole que investigara la filtración periodística del Ministerio Fiscal. Según ha podido saber este periódico, el asturiano también ha pedido al titular del juzgado de Instrucción Número 44 de Madrid que investigue esta noticia difamatoria sobre su persona, así como que le informe de si las diligencias practicadas por la Fiscalía Anticorrupción cuentan con un mandato o autorización judicial.

Cascos reitera su denuncia de una "camarilla"

Además, Francisco Álvarez Cascos reitera lo dicho. El entorno del ex vicepresidente explica ahora que se refería a esos "cargos políticos" que se encuentran en puestos clave de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado bajo la batuta del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Se dedican a filtrar datos de forma interesada con tal de perjudicial al PP y, en esta ocasión, también a Cascos".

El Partido Popular, bajo cuyas siglas estaba Cascos en el momento de su denuncia, le respaldó en hasta dos ocasiones: "Algunos mandos policiales han pretendido manipular seguramente algún informe", afirmó contundente la que luego se convirtió en su enemiga, María Dolores de Cospedal.

"Cuando alguien -Álvarez Cascos- dice algo tan importante lo que hay que hacer es investigar a aquel que se siente perseguido y manipulado por parte de los mandos de la Policía, lo que no hay que hacer es insultarle", arguyó la secretaria general de los populares, que denunció que hay quienes están teniendo comportamientos "impresentables" en el Ministerio del Interior.

En este sentido, Cascos reitera las declaraciones hechas entonces, ya que en su opinión: "El señor Rubalcaba, como acreditado manipulador, utiliza el viejo sistema de confundir la parte con el todo". Traducido: no es lo mismo "la camarilla policial a las órdenes suyas" que "la Policía española al servicio de todos los españoles".

Augura, como capítulo final, que espera cosas aún peores habida cuenta de que "estamos en campaña".

Acceda a los 35 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular