España
Noticias y opinión en la red
RENOVACIÓN EN EL PSDEG

La "familia socialista" de Vigo llega a las manos en la elección de la nueva ejecutiva

Los socialistas de Vigo llegaron este jueves a las manos tras conocer los resultados de la votación en la que se elegía a los delegados en el próximo congreso del PSdeG-PSOE. Se da la circunstancia de que las dos corrientes están encabezadas por Abel Caballero y su sobrino, Gonzalo Caballero.

LD (EFE) De nuevo, las dos corrientes muy definidas desde hace años en el seno del PSdeG-PSOE vigués se hicieron patentes esta noche no sólo en los resultados, sino en una tensión que acabó en pelea y agresiones físicas.

El altercado se produjo después de concluir una asamblea en la que volvió a evidenciarse esas dos corrientes: una de ellas la oficial liderada por el alcalde de Vigo, Abel Caballero (que fue ministro de Transportes con Felipe González en los años 80), y otra más crítica, encabezada por su sobrino Gonzalo Caballero.

Pese golpes entre unos y otros, algunos afiliados lograron separar a los dos grupos y poner calma a tanto alboroto en el que se vieron puñetazos, patadas y empujones.

Las dos diferentes vías del PSdeG-PSOE de vigués reflejaron sus diferencias en una asamblea en que la candidatura oficial para acudir al congreso del 25 de abril logró un total de 527 votos, un 71,80 por ciento, y que se traduce en una representación de 19 delegados, frente a los 7 logrados por la alternativa, obtenidos por los 208 votos y que suponen un 28,20 por ciento.

Después de conocerse los resultados, el secretario general los socialistas de Vigo y portavoz de la candidatura oficial, Manel Gallego, indicó que lo importante de los resultados de esta noche es que "se consolida una mayoría amplia para construir un nuevo partido en Galicia".

Por su parte, un Gonzalo Caballero exultante, líder de la candidatura alternativa, señaló que esta otra corriente dentro del PSdeG-PSOE es "imparable" y que "sigue creciendo". Según Gonzalo Caballero, las bases del partido demostraron que quieren un cambio en Galicia.

Preguntado si con este apoyo de la militancia pretende presentar una candidatura en el próximo congreso, Caballero se limitó a decir que a partir de ahora mantendrá contactos con las agrupaciones locales, pero subrayó que lo relevante es que pese a la "presión" del aparato del PSdeG-PSOE vigués "hemos resistido".

Gonzalo Caballero, apoyado esta vez por el ex alcalde socialista Carlos González Príncipe, criticó el que no hubiera ningún mecanismo de control durante la votación ni que tampoco hubieran podido acceder al censo de militantes con tiempo.

Acceda a los 13 comentarios guardadosClick aquí