España
Noticias y opinión en la red

La Policía Nacional interrumpe un acto de Batasuna en Navarra por orden del juez Marlaska

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, acompañados de un secretario judicial, han interrumpido en Pamplona una rueda de prensa de Batasuna-ETA, atendiendo una orden del juzgado de Instrucción Número Cinco de la Audiencia Nacional, cuyo responsable es el juez Fernando Grande Marlaska. La orden tiene como objeto el cumplimiento del auto dictado el pasado mes de enero en el que se suspendían las actividades de la organización terrorista. Tras la actuación policial, el dirigente batasuno Pernando Barrena ha dicho que en el acto querían afirmar que "Navarra es parte del problema".

L D (Agencias) El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, ha ordenado este miércoles a la Policía impedir la rueda de prensa convocada por Batasuna-ETA en Pamplona en cumplimiento del auto dictado el pasado 17 de enero en el que se suspendían las actividades de la organización terrorista y basándose también en la resolución dictada el pasado 1 de junio tras tomarle declaración al portavoz proetarra Arnaldo Otegi y otros 7 batasunos.
 
En una resolución dictada esta mañana señala que tras tener conocimiento de la convocatoria de la rueda de prensa a través de la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Policía, ha acordado librar oficio a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que tomara las medidas necesarias al objeto de impedir el acto y "en caso de haberse iniciado se tomen las medidas para su suspensión, levantando la oportuna acta".
 
Por ello, agentes del Cuerpo Nacional de Policía, acompañados de un secretario judicial, han interrumpido la rueda de prensa de Batasuna-ETA. Así, la organización ilegalizada había convocado a los medios de comunicación, a las 11 de la mañana, en el Hotel Tres Reyes de la capital navarra a fin de presentar una campaña de apoyos a su propuesta de bases para "afianzar el proceso democrático en Navarra". Según explicó el dirigente de Batasuna Pernando Barrena a la prensa, la sala del citado hotel había sido alquilada a su nombre.
 
A la hora prevista, tomó la palabra Juan Cruz Aldasoro, que habló en vasco  y, cinco minutos después, irrumpieron en la sala del hotel dos agentes de Policía Nacional y un inspector judicial, que entregaron a Barrena una providencia del Juzgado de Instrucción Número Cinco de la Audiencia Nacional que ordenaba que se impidiera este acto, en virtud del auto de suspensión de actividades de Batasuna-ETA. En ese momento, Aldasoro se dirigió a los presentes y denunció la "represión" a la que, en su opinión, están siendo sometidos los proetarras pese, dice el batasuno, a que están haciendo "una aportación al proceso democrático". Con esos argumentos, reprochó a los "esbirros de (Vicente) Ripa", aludiendo al Delegado del Gobierno en Navarra, que hayan impedido la rueda de prensa.
 
 "¡Gora Euskal Herria Askatuta!" (viva Euskal Herria libre) gritó justo antes de dar por finalizada la comparecencia. A continuación, los agentes de policía levantaron acta de todo lo acontecido y Barrena decidió hacer unas declaraciones en el exterior del hotel, donde aguardaban varios furgones del Cuerpo Nacional de Policía. "Esta actuación no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos", advirtió Barrena.
 
Podría repetirse
 
En su auto, el Juez Marlaska ha hecho constar que la organización terrorista continúa “actuando en la vida pública, y sus dirigentes lo hacen en calidad de ‘mahikides’ de la Mesa Nacional” y no “en el ejercicio de derechos civiles y políticos individuales” más allá de las resoluciones, algo que el propio Joseba Permach reconoció en una entrevista en Radio Euskadi
 
   Fuentes jurídicas señalaron hoy que podrían repetirse actuaciones policiales como la que ha tenido lugar en el Hotel Tres Reyes de Pamplona. En cumplimiento de las decisiones de Marlaska, enmarcadas en la causa que investiga la financiación de ETA a través de la red de herriko tabernas, esto se repetirá cada vez que ETA – Batasuna intente desarrollar un acto público.
 
En el acto, Barrena quería decir que "Navarra es parte del problema"
 
Pernando Barrena ha dicho después que "es una actuación que no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos que está viviendo este país". Tras serles comunicada por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska la prohibición del acto, que se estaba desarrollando ante decenas de periodistas, Barrena y el resto de los batasunos emplazaron a la prensa a las afueras del hotel donde entró la Policía Nacional.

Barrena ha dicho entonces que se había convocado la rueda de prensa para explicar un documento ya presentado hace un mes y que pretende subrayar que "en estos momentos en que se abre un tiempo de soluciones, un nuevo tiempo político para el país, la participación de los navarros es fundamental desde su mismo comienzo porque Navarra es parte del problema y los navarros debemos ser también parte de la solución".

El dirigente batasuno ha denunciado la prohibición y ha considerado que "nadie en su sano juicio puede comprender que a estas alturas, cuando todos los agentes políticos del país han mostrado disposición para hablar con todos los agentes políticos del país, incluida Batasuna, un juez se dedique a este tipo de labor de sabotaje de las condiciones que se están creando". Asimismo, ha subrayado que "hoy hemos podido comprobar que por parte de algunos aparatos del Estado la receta de la represión, de la prohibición, de la conculcación de los derechos civiles y políticos es algo que está en vigor y no se corresponde con los tiempos políticos que está viviendo el país".
Pernando Barrena tuvo que abandonar el acto. EFE

En España

    Lo más popular