España
Noticias y opinión en la red
AVALADAS POR UNA EDIL DEL PSE

Las mentiras por las que Garzón excarceló al batasuno Díez Usabiaga

Garzón dejó en libertad a Usabiaga hace un mes. Salió de prisión para cuidar a su madre, que decía haberse acogido a la Ley de Dependencia. La realidad: el juez dio por buenos documentos que no eran válidos, así como el aval personal de un edil del PSE para dejar en libertad al dirigente proetarra.

El pasado 26 de abril, un auto del por entonces magistrado de Instrucción del Juzgado número cinco de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, dejaba en libertad a uno de los principales referentes del entorno de ETA: Rafael Díez Usabiaga. Dos semanas después, el juez insistía en su decisión y rechazaba los recursos presentados por el Ministerio Público y la asociación Voces contra el Terrorismo contra la excarcelación de una de las piezas clave en la primera parte de la negociación entre el Gobierno Zapatero y la organización terrorista.

Para tomar su decisión judicial, Garzón dio por buenos documentos que no eran válidos para justificar el acogimiento a la Ley de Dependencia, como un certificado del médico de cabeza de la madre de Usabiaga o el aval personal de un edil del PSE del ayuntamiento de Lasarte que decía que el proetarra cuidaba de su madre para dejarle en libertad.

Qué es la Ley de Dependencia y sus requisitos imprescindibles

La Ley de Dependencia, aprobada por el Gobierno Zapatero a bombo y platillo en noviembre de 2006, está dirigida a las personas que se encuentran en un estado de dependencia por razones ligadas a la falta o pérdida de autonomía física, psíquica... y tiene por ello necesidad de asistencia y ayudas importantes para realizar actos corrientes de la vida diaria y, de modo particular, los referentes al aseo personal.

Los requisitos imprescindibles para poder acogerse a ella en el territorio histórico de Guipúzcoa son residir en España con una antigüedad de 5 años y estar empadronados en Guipúzcoa. Además, sólo podrán acceder a las prestaciones aquellas personas que cuenten con el Baremo de Valoración de Dependencia (BVD).

Procedimiento para acogerse a la Ley de Dependencia

Para que cualquier ciudadano pueda acogerse a la Ley de Dependencia se deberán seguir los siguientes pasos: en primer lugar, dirigirse a su ayuntamiento para solicitar una entrevista con la asistente social del consistorio. En ese encuentro, se rellenará un impreso y se aportará la documentación requerida. Ese impreso y esa documentación pasarán por el registro de entrada municipal, abriéndose en ese momento un expediente municipal, que será enviado a la Diputación de Guipúzcoa.

En segundo lugar, los técnicos del departamento de Servicios Sociales de la diputación son los encargados de realizar la valoración de dependencia (BVD) de la persona, es decir, su es o no dependiente y, en caso de serlo, en qué grado.

En el último y tercer paso, el ayuntamiento, a través de los servicios municipales, se encarga de evaluar al cuidador, para ver si cumple los requisitos establecidos para poder ser cuidador. En este paso finaliza el expediente municipal.

Requisitos imprescindibles del cuidador

La que fuera ley estrella del Gobierno Zapatero en su primera legislatura en La Moncloa incluye cinco requisitos imprescindibles que tienen que cumplir los cuidadores de tengan a su cargo personas dependientes. Estos requisitos son: que la persona cuidadora sea mayor de 18 años y familiar de la persona dependiente hasta el tercer grado; que el cuidador esté dado de alta en la Seguridad Social, o lo haga después de aprobarse la prestación a través de convenio; que ambas personas (cuidador y dependiente) estén empadronadas en el mismo domicilio; que sea la persona idónea para los cuidados pertinentes al grado de dependencia; y, por último, que las condiciones de habitabilidad de la vivienda sean las adecuadas.

Qué justificó Garzón para dejar libre a Usabiaga

El auto emitido por el juez de la Audiencia Nacional en el que decretaba la libertad bajo fianza del que fuera durante quince años máximo responsable del sindicato proetarra LAB decía así: "en el caso de Rafael Díez Usabiaga (...) no es menos cierto que en el mismo concurre una circunstancia específica de ídole personal-familiar, consistente en la relación de dependencia que su madre tiene respecto del mismo".

Tras esto, señala que este hecho se acredita en el "certificado del ayuntamiento de Lasarte-Oria de fecha 12/04/2010, que dice que Doña Dolores Usabiaga Olarra ha iniciado los trámites para la prestación y ciudadanos personales relativos a la Ley de Dependencia de personas físicas", y en el que, según el auto, también se decía que "requiere como cuidador a su hijo, Rafael Díez Usabiaga, persona que hasta la fecha de ingresar en una Institución Penitenciaria... ha venido haciéndose cargo de su madre"

Asimismo, en el auto que Garzón emite el 14 de mayo, en el que rechaza el recurso de la Fiscalía y de la asociación Voces contra el Terrorismo, dice en el sexto párrafo que las diligencias que se han realizado para tomar la decisión fueron el certificado presentado por el médico de cabecera de Doña María Dolores Usabiaga y el informe de Doña Lourdes Acevedo, presidenta del Departamento de Servicios Sociales del ayuntamiento de Lasarte-Oria.

Los documentos sin validez aceptados por Garzón

En el proceso que dejó en libertad a Rafael Díez Usabiaga no se respetaron los procedimientos legales para acogerse a la dependencia, que ya fueron explicados con anterioridad. Así, no existe un expediente municipal, pues el ayuntamiento de Lasarte-Oria tan sólo dio una cita previa a la madre de Usabiaga para entrevistarse con la asistente social municipal. Esa cita debería tener lugar este jueves 3 de junio, aunque teniendo en cuenta que su hijo ya está en libertad está por ver si finalmente la señora Usabiaga se persona en el consistorio guipuzcoano.

Los técnicos de la Diputación Foral de Guipúzcoa no han podido realizar la valoración del Baremo de Valoración de Dependencia (BVD), pues ni siquiera existe un expediente municipal que pueda haber sido remitido a esta institución sobre la madre del dirigente proetarra.

Además, el ayuntamiento tampoco ha podido realizar la valoración de Rafael Díez Usabiaga como cuidador, puesto que éste es el último paso del proceso, que ni tan siquiera se ha iniciado. En este punto, los técnicos municipales se habrían dado cuenta de que el dirigente proetarra no podría ser el cuidador de su madre, pues no cumple el requisito de estar empadronado en el mismo domicilio que la persona dependenciente. Es más, Usabiaga ni tan siquiera está empadronado en Lasarte-Oria.

Por si fuera poco, en el auto del juez Garzón se sustituyen los informes que deberían ser válidos: el expediente municipal, la valoración de dependencia de la Diputación, y la evaluación del cuidador, por otros que no están legalmente aceptados. Así, se sustituye el expediente municipal de Lasarte-Oria por un certificado del consistorio en el que se dice que se han iniciado los trámites, aunque sin dar el detalle de que sólo hay una cita previa para este jueves. Asimismo, se sustituye el Baremo de Valoración de Dependencia (BVD) de la Diputación de Guipúzcoa por un certificado del médico de cabecera de la madre de Usabiaga.

Por último, la evaluación municipal sobre el cuidador se sustituye por un aval personal de la edil del PSE Lourdes Acevedo, que como ya denunció Libertad Digital el sábado, aprovechó el certificado en el que dice como presidenta del Departamento de Servicios Sociales del ayuntamiento de Lasarte-Oria para avalar personalmente que Usabiaga cuidaba de su madre.

Las mentiras de la libertad de Usabiaga

Tras conocerse todos los detalles que permitieron la salida de la cárcel de Rafael Díez Usabiaga, uno de los principales actores de la primera parte de la negociación política entre el Gobierno Zapatero y la organización terrorista ETA, quedan patentes la existencia de tres grandes mentiras en torno a la excarcelación del sindicalista proetarra:

1. Es mentira que exista expediente alguno en el ayuntamiento de Lasarte-Oria sobre la posible dependencia de la madre de Usabiaga. Ese expediente se abrirá si la madre del dirigente proetarra acude finalmente este jueves a la cita que tiene con la asistente social del consistorio.

2. Es mentira que la madre de Rafael Díez Usabiaga sea dependiente, puesto que los técnicos de la Diputación Foral de Guipúzcoa no han podido someter a la madre del sindicalista al Baremo de Valoración de Dependencia.

3. Es mentira que el consistorio guipuzcoano haya podido evaluar a Usabiaga como cuidador, debido a que ni siquiera existe un expediente municipal sobre el tema. Es más, Usabiaga no podría ser cuidador de su madre porque, según confirmaron fuentes municipales a Libertad Digital, no sólo no está empadronado en casa de su madre, sino que no está empadronado siquiera en Lasarte.

Acceda a los 13 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular