Internacional
Noticias y opinión en la red
EN EL DISTRITO DE BALA MURGHAB

Los marines colocan la bandera de EEUU junto a la española en la base más amenazada de Afganistán

Ambas banderas ondean juntas desde el pasado 7 de marzo en la Base de Operaciones Avanzadas de la ISAF en el distrito de Bala Murghab, la región más amenazada por los ataques insurgentes, y cuya responsabilidad en materia militar recae en las tropas españolas.

Banderas de España y Estados Unidos. Foto: El Alijar

L D (Agencias) La fotografía que muestra la bandera de las barras y las estrellas –símbolo de la presencia de los militares de las Fuerzas Armadas estadounidenses, principalmente marines, en la base de la OTAN cuyo mando corresponde alternativamente a España y a Italia y que está emplazada en la provincia "española"–fue hecha pública el 7 de marzo por el blog especializado en información y análisis de defensa y seguridad nacional e internacional El Alijar, en un artículo titulado "Banderas, historias y guerras" y recogido por Europa Press.

La presencia y la actividad de los militares estadounidenses en la zona de responsabilidad militar española había sido anteriormente desvelada por la revista Interviú, que en un reportaje publicado el pasado año informó de las misiones de combate protagonizadas por los marines en la zona de responsabilidad de las tropas españolas, así como de las consecuencias de las mismas en lo que se refiere a la aceptación popular de las tropas internacionales.

A diferencia de sus compañeros de armas españoles, los militares estadounidenses no están sometidos a las restricciones en el uso de la fuerza que impiden a los primeros realizar ofensivas contra la insurgencia y el movimiento talibán y les restringen a operaciones defensivas y de presencia de la fuerza.

Precisamente, el carácter ofensivo de las misiones estadounidenses, tanto bajo bandera de la misión de la OTAN como en el marco de la operación Libertad Duradera, y su convivencia en la misma zona de responsabilidad militar que los españoles ha sido uno de los principales motivos de crítica y de rechazo de Izquierda Unida a la participación en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, con mayor énfasis desde que ambas misiones se unieron bajo un mismo mando manteniendo sus competencias separadas.

La instantánea que exhibe "El alijar" muestra las banderas rojigualda y de las barras y estrellas con un escueto pie de foto que dice textualmente "La bandera estadounidense y la española ondean hoy juntas en la Base de Operaciones Avanzada de Bala Murghab" y exhibe varias de las tiendas de campaña mimetizadas, un depósito y varios sacos terreros que conforman la única base militar aliada en el distrito de Bala Murghab, el que está sometido a mayor amenaza insurgente y talibán y en el que la presencia militar de la OTAN es más reducida.

El distrito de Bala Murghab es uno de los puntos con mayor amenaza insurgente y talibán de toda la provincia de Badghis, cuya responsabilidad en materia de seguridad recae en el Equipo de Reconstrucción Pronvincial español, con sede en la capital regional Qala-I-Now y dotado con una Fuerza de Reacción Rápida que debe poder desplegarse en caso de emergencia en otros puntos de la región.

Las propias tropas españolas han matenido enfrentamientos directos y "combates" en la zona de Bala Murghab y en el vecino distrito de Muqur, que está sometido a un nivel de amenaza idéntico. Ambos puntos geográficos, al igual que el distrito de Ghormach, situado al norte de Bala Murghab, tienen una alta presencia insurgencia y suponen un riesgo mayor para las tropas de la OTAN y de Estados Unidos porque la ausencia de carreteras provoca que los militares se vean obligados a transitar por pistas no asfaltadas que pueden ser fácilmente minadas por los terroristas antes del paso de los convoyes militares.

Informe confidencial sobre un combate de tropas españolas

Uno de los ejemplos del nivel de violencia al que están sometidos los distritos de Ghormach, Muqur y Bala Murghab –sobre todo este último por ser el más extenso– se produjo el 29 de agosto de 2008 cuando las tropas españolas se vieron sorprendidas por un ataque talibán con artillería ligera y fusilería y tuvieron que recurrir a los cazabombarderos de Estados Unidos para poner fin a la emboscada tras haber disparado más de 4.200 proyectiles ligeros y pesados, según consta en un informe "confidencial" elaborado por el contingente español y al que tuvo acceso Europa Press.

El citado documento alertaba entonces de que el distrito de Muqur, "inmediato" a Qala-I-Now y punto en el que se registro el combate, ha sufrido un "incremento significativo" de la insurgencia, que ha logrado "una mejora sustancial" en sus tácticas de ataque y posee un "amplio uso" de los artefactos explosivos improvisados activados a distancia (RC-IED, por sus siglas en inglés). Avisó además de que los rebeldes acompañan sus "hostigamientos" con "el minado de puntos de paso obligado" mediante la colocación de artefactos improvisados.

El informe relata la "acción de combate" protagonizada por militares del contingente español, pertenecientes a la Brigada Paracaidista, cuando fueron sorprendidos por la insurgencia en el curso de la segunda fase de la operación 'Beyragh e Sabz 5', destinada a mantener la presencia y las operaciones de información de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en apoyo de las Fuerzas de Seguridad Afgana en el citado distrito de la provincia de Badghis y enmarcada en la operación 'Kohra'.

El documento anexo sobre las 'lecciones aprendidas' en la operación, al que tuvo acceso Europa Press, detalla el número de efectivos españoles que participaron en la acción de combate, unos 115 militares, y da cuenta de la envergadura del enfrentamiento con la cifra de consumo de munición, un total de 4.295 proyectiles, entre balas, cartuchos de ametralladoras y granadas rompedoras de diferentes calibres.  

La fuerza española empleó en el combate fusiles de asalto y de precisión HK y Barret, ametralladoras ligeras, medias y pesadas de 5,56, 7,62 y 12,70 milímetros de calibre y lanzagranadas rompedoras HK, LAG-40 y ML de 40 y 60 milímetros. En total, se desplegaron más de una veintena de vehículos de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC) en diferentes configuraciones.

Acceda a los 13 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular