España
Noticias y opinión en la red

Marcha atrás de Barreda : "Mis asesores dicen que no estuve acertado"

Asume la regañina de De la Vega tanto el viernes como este sábado, en declaraciones a Onda Cero. El presidente de Castilla la Mancha, dice ahora que no estuvo acertado en sus críticas abiertas a Zapatero y que así se lo han dicho sus asesores.

LD / AGENCIAS

El secretario regional del PSOE y presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha reconocido que "probablemente" no estuvo "acertado" en sus declaraciones de estos últimos días, en las que, entre otras cuestiones, pedía un cambio de rumbo ante las negativas expectativas electorales de los socialistas.

Barreda se ha manifestado así este sábado durante la reunión del Comité Provincial del PSOE en Ciudad Real, que ha clausurado.

Barreda ha recordado que este viernes había afirmado que siempre esperaba de sus colaboradores que le dijeran lo que piensan y que le dijeran la verdad, y "me han dicho que el otro día no estuve acertado", según recoge Europa Press. Fue el símil que empleó para insinuar que Zapatero estaba haciendo "sandeces".

Según han añadido, a la vista de la utilización que están haciendo algunos de sus palabras, "sobre todo los adversarios, probablemente, lleven razón".

En todo caso, ha remarcado que el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "cuenta con mi apoyo y con mi afecto". Cuenta con su apoyo y con su afecto, ha reiterado, y ha remarcado que "yo estoy en este barco y, además, dispuesto a remar como el primero".

El enfado de De la Vega

Así, Barreda asume el correctivo que le propinó De la Vega desde la mesa del Consejo de Ministros. Este sábado en Onda Cero, ha vuelto a hacerlo. Dice que la mayoría de los dirigentes socialistas no comparte las críticas del presidente de Castilla-La Mancha a la política de José Luis Rodríguez Zapatero, y ha subrayado en el PSOE "no hay un movimiento sísmico".

Durante una entrevista en Onda Cero, la vicepresidenta ha querido zanjar el revuelo despertado ayer a raíz de las declaraciones de José María Barreda, quien avisó de la necesidad de que el Gobierno cambie de rumbo para evitar una catástrofe electoral en el PSOE, y también se mostró partidario de la limitación de los mandatos de los presidentes.

"No hay un movimiento sísmico en el PSOE", ha dicho, ni a raíz de las palabras de Barreda ni tampoco por la derrota de Trinidad Jiménez en las primarias socialistas en Madrid, pese a ser la candidata que apoyaban Zapatero y la dirección federal del partido.

Respecto a Barreda, la vicepresidenta ha asegurado que lo que dijo es una opinión personal respetable, pero ha garantizado que "el resto de líderes socialistas", y ella misma, discrepan de sus palabras.

Unas declaraciones, ha insistido, que "no se corresponden con el sentir mayoritario del PSOE" ni tampoco de los miembros del Gobierno, y ha añadido que si hay alguna otra voz discordante más entre los socialistas "hasta ahora no se ha expresado".

También ha querido zanjar el debate sobre si Zapatero debe volver a ser candidato del PSOE a las elecciones generales, asegurando que todos los socialistas comparten la idea de que quien está ejerciendo el liderazgo es quien tiene más capacidad para recuperar la confianza de la ciudadanía.

Acceda a los 6 comentarios guardadosClick aquí

En España

    Lo más popular