España
Noticias y opinión en la red

Marín: "Lamentablemente me veo obligado a suspender la sesión por falta de representantes del Gobierno"

El presidente del Congreso, Manuel Marín, ha vuelto a suspender el Pleno del Congreso por el retraso del ministro del Interior, José Antonio Alonso, que tenía previsto intervenir para defender el decreto que recoge las medidas para reparar los daños causados por la tormenta tropical Delta en Canarias. No es la primera vez que Marín se ve obligado a suspender una sesión. Las ministras socialistas Cristina Narbona y Elena Salgado tampoco comparecieron y el retraso de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, estuvo a punto de cancelar la sesión plenaria.

L D (Europa Press) Dado que a las nueve de la mañana de este jueves, cuando comenzaba la sesión plenaria, no había ningún miembro del Gobierno presente en el hemiciclo, el presidente de la Cámara Baja anunció a los escasos diputados presentes su intención de suspender el Pleno.
 
"Lamentablemente me veo una vez más obligado a suspender momentáneamente la sesión por falta de asistencia de ningún representante del Gobierno. Créanme que lamento tener que llegar ya a este punto de esta manera tan repetitiva", se ha quejado  Manuel Marín, antes de suspender la sesión. Sin embargo, esta suspensión sólo duró unos segundos, dado que el presidente de la Cámara Baja reanudó la sesión cuando el ministro del Interior entró en el hemiciclo. Alonso, al subir a la tribuna, pidió disculpas por los "dos o tres minutos" de su retraso. "En fin, mi trabajo a veces tiene estas cosas. Lo lamento mucho señor presidente", ha añadido.
 
No es la primera vez que el presidente del Congreso se ve obligado a suspender la sesión plenaria debido a la incomparecencia de miembros del Gobierno para defender las iniciativas del orden del día. Ya ocurrió en una sesión de control, donde la duración de las preguntas está tasado, y Marín se ha quejado varias veces de estos retrasos. Manuel Marín vio obligado a llamar a la "reflexión" al conjunto de la Cámara, en el mes de octubre, después de que, en poco más de una semana, se hubieran producido tres amagos de suspensión de la sesión plenaria por incomparecencia de ministros o diputados. "Quiero que reflexionen sobre lo que está pasando, unas veces por unos y otras por otros, en las últimas semanas", enfatizó.
 
Este tercer incidente se produjo al inicio de la sesión plenaria, cuando correspondía debatir la enmienda de totalidad del PP contra la Ley de Montes promovida por el Gobierno socialista. Marín miró a todos los lados y, comprobando que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona no estaba por razones "estrictamente personales", se suspendió la sesión. Unas semanas antes,  el retraso en la llegada al Congreso de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, que tenía pendiente contestar una interpelación en el hemiciclo, estuvo a punto de suspender la sesión plenaria y provocó nuevas protestas del PP. Unos días antes, Marín, llamó la atención al Gobierno por dejar el banco azul vacío en la sesión de control, en aquel caso por ausencia de la titular de Sanidad, Elena Salgado.
Manuel Marín.

En España