España
Noticias y opinión en la red
juicio en la audiencia nacional

Amedo y Planchuelo acusan a Felipe González de organizar los GAL

El que fuera jefe de la Brigada de Información de Bilbao asegura que el Ejecutivo autorizó a los GAL realizar secuestros.

Miguel Ángel Planchuelo. EFE

El caso de los Grupo Antiterrorista de Liberación (GAL) ha vuelto este lunes a la Audiencia Nacional y con él sus protagonistas, Miguel Ángel Planchuelo, Julián Santacristina, José Amedo, Michel Domínguez... El motivo es el juicio al ex jefe de la Brigada de Información de Bilbao, Planchuelo, por dos atentados cometidos en 1986 en los bares Batxoki y la 'Consolarion' de Francia. El último atentado de los GAL que faltaba por enjuiciar en sede judicial ubicada en la calle Génova.

La sesión que arrancaba pasada las diez de la mañana con la declaración del único acusado. Durante su intervención, Planchuelo ha asegurado ante el tribunal presidido por Alfonso Guevara que el Gobierno "autorizó" el secuestro en 1983 de Segundo Marey, acción por la que fue condenado en 1998 por el Tribunal Supremo a nueve años y seis meses de cárcel.

Sobre los hechos concretos de este juicio, Planchuelo ha negado tener relación alguna con los hechos y ha declarado que el secuestro de Marey fue la única acción de los grupos en la que participó. El policía se enfrenta a una petición de 114 años de prisión planteada por la acusación Acción Popular contra los GAL por ordenar dos ataques cometidos en 1986. Mientras tanto el fiscal no ejerce acusación alguna sobre el exjefe policial.

El acusado ha justificado su participación en el secuestro "debido a las circunstancias que se estaban produciendo en el País Vasco". "Era un caos, un muerto hoy y otro mañana, el Gobierno autorizó que se podía hacer un secuestro", ha dicho Planchuelo imputado por la comisión de un delito de pertenencia a banda armada y seis de asesinato en grado de tentativa.

El imputado, que se ha negado a contestar a las preguntas de la acusación particular ejercida por la Acción Popular contra los GAL pero sí ha contestado al fiscal, Pedro Rubira, ha negado su implicación con los hechos de los que se le acusa. Para apoyar esta afirmación el exjefe de Brigada de Bilbao ha declarado que se enteró de los atentados en Francia "a través de la prensa". Además, Miguel Ángel Planchuelo ha negado conocer a tres mercenarios portugueses con los que presuntamente contactaron sus subordinados José Amedo y Michel Dominguez para cometer los dos atentados.

En este sentido, el ex- subcomisario Amedo sí que ha reconocido que contrató a los citados mercenarios. Sobre estos hechos, Planchuelo ha admitido que Amedo le dijo que "había recibido dinero para pagar a los mercenarios" aunque ha especificado que él no fue el que entregó al ex policía esa cuantía de dinero.

"Fue una decisión de Felipe González"

Por su parte, José Amedo, que ha declarado en calidad de testigo, aseguró que "las acciones de los grupos fueron decisión del ex presidente del Gobierno, Felipe González. Felipe González estaba detrás de todo". Las órdenes para la puesta en los GAL fue "una decisión exclusivamente política".

Así, ha especificado que esta decisión de cometer atentados en Francia "jamás la tomó un mando policial". "Fue una decisión de Felipe González y del señor José Barrionuevo y del señor Julián San Cristobal", que entonces ocupaban los cargos de ministro del Interior y el gobernador civil de Vizcaya, respectivamente.

Asimismo, José Amedo ha añadido que estos altos cargos del Gobierno socialista contaron con "la anuencia y el consentimiento" de otros políticos del PSOE, especialmente en el País Vasco. En concreto, mencionó al diputado Txiqui Benegas –que aspiraba en 1983 al puesto de lehendakari–, el ex delegado del Gobierno en el País Vasco y actual ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui,  y el ex secretario general de los socialistas vizcaínos Ricardo García Damborenea

Durante su testimonio, Amedo ha criticado duramente la actuación judicial llevada a cabo por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, actualmente suspendido de sus funciones, y quien reactivó los GAL tras su paso como diputado del PSE. El subinspector de Policía, condenado a 108 años de prisión por el Tribunal Supremo, ha dicho que si González hubiera nombrado a Garzón ministro de Interior "el sumario de los GAL no habría existido".

En la sesión de la tarde, ha declarado como testigo el policía Michel Domínguez, también condenado a 108 años de cárcel por reclutar a mercenarios que atentaron en Francia en 1986. Domínguez también ha negado que Planchuelo tuviera relación con los ataques en el sur de Francia. En este mismo sentido se ha pronunciado el ex gobernador civil de Vizcaya, Julián Sancristóbal, quien ha indicado ante la Sala que la creación de los GAL fue ordenada por la cúpula del Ministerio de Interior en 1983. "No tomábamos ninguna decisión que no fuera autorizada por las administraciones centrales del Ministerio del Interior", ha asegurado.

Por último ha testificado el ex-secretario del PSOE en Vizcaya, Ricardo García de Damborenea, quien ha declarado que no considera que el secuestro a miembros de ETA fuera delito.

Acceda a los 15 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular