España
Noticias y opinión en la red

Rajoy: "Con ETA o con Batasuna no se puede hablar de España, Navarra o el País Vasco"

La reacción de Mariano Rajoy llegó pocos minutos después del anuncio de Zapatero. En rueda de prensa desde la sede del partido repitió lo que ya trasladó al presidente cuando ETA anunció el alto el fuego: El Gobierno no tiene el apoyo del PP para hablar de política con ETA "ni del País Vasco, ni de Navarra ni de España". Rajoy denunció que ETA ha hecho exactamente lo contrario de lo que habla el Gobierno porque no tiene una voluntad de dejar las armas. "Si quiere hacerlo, que lo haga, es muy fácil". De la reunión entre los socialistas y los batasunos, ha insistido en que Batasuna "es ETA". Las víctimas han criticado duramente la decisión de Zapatero y cerca de un millar de personas han protestado frente al Congreso. LEA EL DISCURSO DE MARIANO RAJOY.

(Libertad Digital) Minutos después de que el presidente del Gobierno oficializara las negociaciones con los terroristas, el dirigente del PP, Mariano Rajoy, ofreció una conferencia de prensa desde la sede de su partido. El líder popular comenzó recordando que desde hace más de treinta años los españoles tiene como objetivo nacional acabar con la banda terrorista ETA para recuperar la libertad en el País Vasco, en Navarra y en el resto de España. Una de las grandes aspiraciones que ha "unido al conjunto de los españoles", señaló, es imponer el imperio de la ley. "El PP –subrayó– siempre estará presto" a que ese objetivo se cumpla.
 
Seguidamente, Rajoy apuntó que desde que ETA anunciara el alto el fuego la posición de su partido al respecto no ha cambiado. Por ello, se dispuso a resumir lo que desde entonces comunicó al presidente del Gobierno. Recordó que pidió cautela ante la cuarta tregua de la banda criminal y transmitió su apoyo para que las autoridades constataran que la decisión de dejar la actividad criminal, "de dejar de matar para siempre", es irreversible.
 
Mariano Rajoy enfatizó que "antes como ahora" su partido rechaza que el Gobierno entable cualquier negociación política con los terroristas porque, en ese caso, "ellos habrían ganado al lograr su objetivo". Así, dejó en claro que el PP no apoyará a Zapatero para que hable con "ETA o con Batasuna" sobre el País Vasco, Navarra o España. Además, recordó que según los tribunales Batasuna es ETA "y si habla con Batasuna de política estamos hablando con ETA de política". Advirtió de que cualquier paso en ese sentido estaría convirtiendo el terrorismo en una forma de hacer política.
 
La legalización de Batasuna crearía "dos ETAS"
 
Rajoy estableció la condición que permitiría hablar con Batasuna: "Cuando desaparezca ETA y se convierta en un partido legal". "Si se legaliza antes" de la disolución de la banda terrorista, señaló, "tendríamos dos ETAs, una legal que se encargaría de la negociación política" y "otra ilegal que sería el garante" de que el proceso político "le saldría bien a ETA". "Cualquier persona normal", continuó, "entiende que no se puede negociar con un arma negociadora tan contundente como una pistola".
 
El líder del PP insistió en que no pueden prestar apoyo al Ejecutivo si "no rectifica, no le garantiza a los españoles que no va a reunirse con Batasuna, que no va a negociar con ellos, y que no será legalizada mientras ETA no se disuelva". Siguió explicando que no pueden dar su aprobación a la negociación "porque los españoles y terroristas tienen objetivos distintos". "Los españoles, conseguir la libertad, que se cumpla la Ley y que ETA se disuelva", explicó, mientras que los terroristas pretenden "imponer sus ideas con el chantaje y el terror".
 
Rajoy defendió la "coherencia" de su partido tanto durante su actuación durante la tregua de 1998 como en sus últimas declaraciones. "ETA y Batasuna han manifestado su voluntad radicalmente contraria a aceptar lo que le digan los demócratas", dijo. Por ello, tienen que "defender la dignidad de la sociedad española que ha plantado cara durante treinta años" al terrorismo y que no podría aceptar "que los terroristas tenían razón". "Para el PP", dijo, el objetivo nacional sigue siendo "la recuperación de la libertad y derrotar a los terroristas".
Mariano Rajoy.

En España