España
Noticias y opinión en la red
FAES PIDE DEBATIR EL TEMA

El Gobierno mantendrá los sueldos vitalicios: "España tiene pocos ex presidentes"

El Gobierno no abordará cambios en los sueldos y FAES ve compatible el debate con un trato deferente. González ya ha dicho que no renunciará a ella.

agencias / libertad digital

El vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha contestado a preguntas de los periodistas que el Gobierno no ve necesario abordar ninguna reforma al respecto de los sueldos de los ex presidentes. "Hay un sistema establecido desde el 83 y el Gobierno no valora este tipo de cosas que son parte de nuestro entramado institucional. No se ha planteado ningún cambio en ellas", aseguró Pérez Rubalcaba.

Preguntado si se debatiría el tema si algún partido lo propusiera, el vicepresidente ha reincidido en que "es un tema institucional y así lo hemos entendido todos los partidos". Además, ha "afectado a varios ex presidentes" y "probablemente porque ex presidentes España tiene muy pocos es bueno que tengan cierto estatus institucional".

Según Rubalcaba, "tiene una cierta lógica y tiene una representación institucional. Cuando criticamos una salida de tono de un ex presidente es porque tienen un valor institucional. Esa es la razón y nunca la hemos cuestionado", ha zanjado.

Faes no ve mal el debate

Al contrario, el secretario general de la Fundación FAES y diputado del PP por Murcia, Jaime García-Legaz, no ve mal que se pueda abrir un debate sobre el sueldo vitalicio de los ex presidentes del Gobierno. Considera que es compatible con un "tratamiento institucional deferente", como ocurre en otros países.

Según Legaz, "es un tema a debatir. Esto se acordó al principio de la Transición, pero cómo se concrete el sueldo y, si tiene que ser o no sueldo, es un debate que se puede plantear en cualquier momento", ha declarado García-Legaz.

Dicho esto, ha asegurado que las personas que han tenido "tan altas responsabilidades de Gobierno" deben tener "un trato institucional adecuado". De hecho, ha destacado que ese tratamiento "deferente" también se produce en otras "democracias consolidadas" como Reino Unido, Francia o Estados Unidos. "Un presidente del Gobierno no es un jefe de servicio de una administración autonómica, con todos los respectos", ha exclamado.

"Cinismo brutal" del PNV

García-Legaz ha recriminado al portavoz económico del PNV en el Congreso, Pedro Azpiazu, que califique de "vergonzoso" el 'fichaje' por parte de Endesa y Gas Natural de Felipe González y José María Aznar, ya que, según ha subrayado, el ex presidente del PNV, Josu Jon Imaz, preside la empresa energética Petronor.

"Que el ex presidente del PNV, que no es experto en el sector energético, presida un empresa energética con un sueldo muy superior al que tiene Aznar y González, eso no le parece mal. Creo que hay que ser un poquito más coherente porque lo que está exhibiendo el PNV es un cinismo brutal", ha dicho.

Según el secretario general de FAES, los nacionalistas vascos deberían "aplicarse el cuento". "Si son coherentes, lo que tienen que hacer hoy es pedir la dimisión de Imaz como presidente de Petronor", ha manifestado.

Régimen de pensiones de los diputados

Asimismo, García-Legaz ha indicado los parlamentarios deberían tener el mismo régimen de pensiones que el resto de ciudadanos y se ha mostrado partidario de "revisar y cambiar" la situación. Según ha dicho, él está "completamente en contra de los privilegios" de diputados y senadores.

García-Legaz ha señalado que la clase política debería dar ejemplo, en un momento en el que se ha abierto un debate sobre el alargamiento de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años que no va a afectar a los diputados.

"Creo que habría que modificar el régimen de pensiones de los diputados, y los diputados tendríamos que tener exactamente el mismo régimen de pensiones que los demás", ha afirmado tajante el diputado del PP, que ha dejado claro que se trata de su opinión y que este debate no se ha planteado en su grupo.

Dicho esto, ha insistido en que está "totalmente en contra de cualquier privilegio de los parlamentarios". "Creo que esto de que a los siete años, ya tengan garantizado el 80 por ciento (de la pensión) y a los 12 años, el 100 por cien, me parece que no es razonable y eso habría que revisarlo y cambiarlo", ha enfatizado.

González no renunciará

Por su parte, el expresidente del Gobierno Felipe González ha anunciado que no renunciará a su asignación vitalicia con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), según ha señalado su portatovoz, Joaquín Tagar, que considera que el debate actual responde a "intereses muy determinados".

En este sentido, ha puntualizado que González cumple escrupulosamente la ley al recibir su sueldo como ex presidente y, que además, ha aceptado un puesto de consejero en una empresa (Gas Natural) 15 años después de dejar el Gobierno y con un sueldo que es "transparente" y está controlado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por eso, ha lamentado que este debate haya surgido a raíz de la incorporación de González a esta compañía y no por las actividades privadas de otros ex presidentes sin renunciar tampoco a su sueldo público: el ex presidente Leopoldo Calvo-Sotelo perteneció a tres consejos de administración distintos y, por su parte, José María Aznar empezó a vincularse a empresas poco después de dejar su cargo y a recibir sueldos cuya cuantía se desconoce.

En el caso de González, la remuneración base de un consejero independiente de Gas Natural Fenosa es de 126.500 euros al año, lo que, una vez descontadas las retenciones, queda en 82.000 euros. Esta base puede aumentar si el consejero participa o preside alguna de las distintas comisiones de dirección. El nombramiento de González es por tres años y, tal y como contempla el código de buen gobierno de la empresa, puede renovarse hasta sumar un máximo de doce años.

La pensión vitalicia como ex presidentes del Gobierno de González y Aznar es de 80.000 euros del Estado. Los números se recogen las cuentas públicas para este año, la asignación total para los ex presidentes Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar es de 238.010 euros.

Ese reparto implica que los ex presidentes cobran una asignación alrededor de 2.000 euros superior al salario anual que las cuentas públicas de este año prevén para el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero: un total de 78.185,04 euros en concepto de retribución.

Acceda a los 14 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular