España
Noticias y opinión en la red
"QUEREMOS SABER A QUIÉN SE ACUSA Y DE QUÉ"

Trillo ve "una amenaza" en las advertencias de Garzón

El PP está indignado con el auto de Garzón, que califica de "desfachatez" y considera que la advertencia del juez sobre los aforados es "una amenaza".

L D (Agencias) El responsable de Justicia y Libertades Públicas del Partido Popular, Federico Trillo, anunció este viernes que su partido recurrirá "inmediatamente" el auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en el que rechaza la personación del Partido Popular en la investigación abierta por el caso 'Gürtel'.

Trillo argumenta que "resulta una desfachatez que no se nos considere perjudicados, un despropósito jurídico que diga que contra su decisión no cabe recurso y una barbaridad inaceptable que anuncie que puede haber imputados de futuro que puedan ser aforados, como si fuera una amenaza". Por último, Trillo ha concluido asegurando sobre el juez Garzón que, "a sus tremendas  responsabilidades, suma ahora este auto jurídicamente impresentable".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, avanzó que el próximo miércoles aprovechará su pregunta en el Congreso al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para solicitar la dimisión del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, e insistió en que su partido tiene "derecho" a personarse en la causa.

En declaraciones a los medios de comunicación en Orense, donde participó en la campaña para las elecciones del 1 de marzo, Rajoy defendió que personarse en la causa que investiga la supuesta trama de corrupción es "el mínimo derecho" que tiene su partido.  "Se intenta hacer una causa general contra el PP. Queremos estar allí, saber a quién se acusa del PP y de qué", aseveró el líder de los 'populares', quien también reclamó que se levante el secreto de sumario "para saber exactamente de qué estamos hablando".

Al respecto, indicó que en los medios de comunicación figuran "nombres de muchas personas, de gente honorable que lógicamente ven manchada su reputación" y que, sin embargo, "no pueden defenderse". "No saben si alguien les acusa y de qué y, por tanto, es de puro sentido común", arguyó para reclamar la "transparencia" de la Justicia, que es la "exigencia mínima de un Estado democrático".

Mariano Rajoy también calificó de "atentado a la calidad de la democracia" la cacería en la cual coincidieron el ministro de Justicia y el juez instructor de la Operación Gürtel para justificar la petición de dimisión de Bermejo y que Garzón se abstenga en esta causa. A su juicio, es "impropio" que el ministro de Justicia "esté reunido" con el juez instructor de la Audiencia Nacional y advirtió de que "en cualquier país civilizado", ello conllevaría la dimisión, en este caso de Bermejo, y que Garzón "se abstuviese en el asunto del que está conociendo".

Para justificar su reclamación, Rajoy apeló a un símil futbolístico y señaló que "es algo parecido" a que en un partido se pitasen tres penaltis injustos en contra de un equipo y que al día siguiente se supiese que el entrenador del club ganador estuvo cenando con el árbitro. "Es exactamente lo mismo, la misma regla democrática", resolvió. Por ello, afirmó que "el mínimo pudor, el mínimo sentido común" exige la dimisión del ministro de Justicia o si no, el cese por parte del presidente del Gobierno, así como, "desde luego, la abstención de Garzón en este asunto", insistió.

Acceda a los 19 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular