Menú

Un error hizo "sospechoso habitual" a Zougam años antes del 11-M

Es completamente falso que el nombre de Zougam hubiera estado relacionado con terroristas islamistas, tal y como estableció la investigación oficial para justificar la rapidez de las detenciones.

0
Jamal Zougam. (Archivo)

L D (Luis del Pino) La sorprendente rapidez de las detenciones del 13-M, durante la jornada de reflexión de las elecciones generales, se justificó diciendo que es que el nombre del marroquí Jamal Zougam, que comercializó las tarjetas de las bombas, ya les "sonaba" a los investigadores policiales, porque había aparecido relacionado con una investigación sobre tramas islamistas en el año 2000, lo que permitió "atar cabos" rápidamente. Sin embargo, como revela hoy El Mundo, es completamente falso que el nombre de Zougam hubiera estado relacionado con ninguna de esas tramas.

Cuando la Policía encontró, en la madrugada del 11 al 12 de marzo de 2004, una mochila-bomba milagrosamente intacta en una comisaría de Vallecas, la maquinaria de la investigación oficial del 11-M se puso en marcha.

En aquella mochila-bomba había un teléfono y una tarjeta telefónica, utilizados para detonar el artefacto. Y, al indagar dónde se había comercializado aquella tarjeta, se comprobó que quien la había vendido era una tienda de telefonía de Lavapiés, propiedad de un marroquí llamado Jamal Zougam.

Siempre según la versión oficial, a los investigadores de la Policía se les "encendió la bombilla" al ver el nombre de Zougam, porque ese nombre ya había aparecido unos años antes del 11-M, relacionado con una trama de terrorismo islamista. En concreto, Zougam había sido investigado entre los años 2000 y 2001 a consecuencia de una comisión rogatoria enviada desde Francia.

Por tanto, si se pudieron efectuar detenciones en la jornada de reflexión del 13-M es gracias a que a la Policía española ya "le sonaba" el nombre de Zougam. Y, sin embargo, es falso que Zougam hubiera aparecido relacionado con una trama islamista años antes del 11-M.

Es verdad que en el año 2000 se recibió una comisión rogatoria desde Francia, en la que se afirmaba que el teléfono de la casa de Zougam había aparecido en la agenda de un terrorista islamista de origen francés, llamado David Courtailler. Como consecuencia de aquella comisión rogatoria, Zougam y su madre fueron investigados en 2001, aunque sin llegar a acusarles nunca de nada, y su piso fue registrado.

Sin embargo, como revela hoy El Mundo, cuando el juez francés Jean Louis Brouguiere se desplazó a Madrid el 12 de junio de 2001 para tomar declaración a Zougam y a su madre, resultó que en realidad era mentira que hubiera aparecido el teléfono de la casa de Zougam en la agenda de ningún terrorista francés.

El número que se había encontrado en la agenda del terrorista David Courtailler era el 91.397.48.02, mientras que el de la casa de Zougam era el 91.377.48.02. Es decir, los dos números diferían en el cuarto dígito (un 7 en lugar de un 9). Por tanto, las investigaciones sobre Zougam y su madre se debían a un mero error judicial.

Sin embargo, a partir de aquel momento, y a pesar de que todo era producto de un error, Zougam ya no pudo quitarse la etiqueta de "sospechoso habitual". Y, desde entonces, Zougam fue investigado en distintas diligencias policiales, sus teléfonos fueron intervenidos hasta la misma víspera del 11-M y los informes policiales echaron mano, sin ningún rubor, de esa "comisión rogatoria francesa" para justificar que Zougam era un potencial terrorista islámico. Y, de hecho, las detenciones del 13-M se justificaron echando mano de esas "investigaciones" del año 2001 que, como vemos, se basaban en un mero error.

Lo más inquietante del episodio es constatar que, de no haber sido por aquel "error judicial" cometido cuatro años antes del 11-M, no se habría podido detener a nadie en plena jornada de reflexión, porque a los investigadores policiales no se les habría "encendido la bombilla" al oír el nombre de Zougam.

A veces, hay errores muy providenciales, ¿verdad?

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Kiko Hernández desvela la mayor obsesión de Campanario: "Les va a dejar sin respiración"
    2. Muere Carlos Cadaval, hermano de Los Morancos
    3. Makoke desvela por error que 'Sálvame' es grabado
    4. Se filtran fotografías íntimas de la actriz Anne Hathaway
    5. Piqué: "Por primera vez en nueve años me siento inferior al Madrid"
    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios