España
Noticias y opinión en la red
USA EL TERRORISMO EN CAMPAÑA

Zapatero acusa a Mayor Oreja de no haber ayudado en la lucha contra ETA

Pese a sus quejas cuando el PP criticaba la negociación, Zapatero no ha dudado en meter a ETA en campaña para arremeter contra el cabeza de lista de los populares. Según el presidente, Mayor difamó "de manera hipócrita" al Gobierno y no ayudó en la lucha contra la banda.

L D (Agencias) José Luis Rodríguez Zapatero expresó este domingo su satisfacción porque el PSOE cuente para las europeas con Juan Fernando López Aguilar, un "candidato auténtico", dijo, mientras el PP se presenta con un número uno, Jaime Mayor Oreja, que representa "el pasado y un pasado triste", que "nunca ayudó en la tarea de la lucha antiterrorista" en la pasada legislatura y que "tanto difamó de manera hipócrita al Gobierno".

Zapatero se pronunció así en el acto en Madrid de presentación del programa y de la lista del partido a las elecciones europeas del próximo 7 de junio, a las que el PSOE presenta a personas "con trayectoria y futuro", de las que destacó su lealtad y su "capacidad de entrega". "Han servido siempre a los mismos ideales y lo han hecho con humildad", aseguró.

En su intervención, Zapatero tuvo palabras de reconocimiento explícito para algunos de los integrantes de la lista, como Ramón Jáuregui, un "gran compañero", Magdalena Álvarez pese a sus polémicos años en Fomento, o Carmen Romero. También se dirigió a Eider Rubial, nieta de Ramón Rubial, "figura ilustre y señera del socialismo", de quien, dijo, se acordará el día en que Patxi López sea investido lehendakari en el País Vasco.

En ese momento, Zapatero subrayó que el PSOE ha necesitado de "30 años de esfuerzo" para ver a uno de los suyos en la Lehendakaritza. Esto demuestra, agregó, que "el tesón, la coherencia, los principios, la dignidad, los valores" conforman "la mejor manera de trabajar en política" y de "alcanzar los objetivos". Precisamente, dijo, gracias a esto, se puede ver ahora "al mismo tiempo" un lehendakari socialista y "que la lucha contra el terrorismo es cada vez más fuerte y el final de ETA está cada vez más cerca".

Zapatero recalcó que esto es una "lección", porque en la pasada legislatura el Gobierno tuvo que "escuchar y soportar" que el PP estuviera centrado en "atacar duramente" al Ejecutivo, PSOE y al PSE cuando intentaba "noblemente ver el fin de la violencia y de ETA". "Se nos acusaba nada más y nada menos de ceder ante el terrorismo y de abrir el camino a la vertebración de España", lamentó el presidente.

Sin embargo, recalcó, el Gobierno aguantó "con fuerza porque eran mentiras burdas" y continúo con su "camino de principios y de coherencia". Zapatero recalcó que "gracias a ese trabajo y al apoyo de tanta gente" hoy el País Vasco y España pueden tener "un horizonte de tanta confianza, de tanta seguridad y de tanto aliento" como el que representan Patxi López y "los éxitos de la lucha antiterrorista" que dirige el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Presente en el acto, el ministro fue ovacionado y se levantó para agradecer con un saludo los aplausos de los militantes y simpatizantes.

Mayor Oreja, las críticas más insoportables

"Qué cosas nos dijeron, ¿verdad, Alfredo?", señaló Zapatero al ministro, para después recalcar que quien "decía las cosas más duras, más fuertes y más insoportables" es ahora el candidato del PP a las elecciones europeas. "Por eso, qué bien nos sentimos con un candidato auténtico, lleno de futuro, frente a un candidato que tanto difamó de manera hipócrita al Gobierno, que nunca ayudó en la tarea de la lucha antiterrorista y que representa el pasado y un pasado triste", aseveró.

Por eso, y con "humildad", Zapatero se mostró convencido de que "la mejor manera de ganar todos los partidos" es con "tesón, coherencia y principios", si bien reconoció que "competir con humildad para cualquiera es muy fácil después de escuchar a (José María) Aznar", en referencia a una entrevista en la que el ex presidente del Gobierno asegura que sabe cómo salir de la crisis y que con él en la Moncloa no se estaría en la situación actual.

Zapatero aseguró a los ciudadanos que todos los votos que reciban López Aguilar y el resto de su lista "estarán al servicio ante todo de la Europa social", la de los derechos de los trabajadores y las políticas sociales, frente a la de "los que quieren recortar los derechos de los trabajadores y los que quieren hacer que el mercado campe sin ninguna regulación ni control".

"Quienes voten a los parlamentarios y a los candidatos socialistas para Europa sabrán que allí estarán hombres y mujeres defendiendo la paz, poniendo el entendimiento por delante del militarismo, defendiendo el diálogo, el entendimiento y el acuerdo entre culturas y religiones, integrando al diferente", afirmó. Estos hombres y mujeres, dijo, defenderán la cohesión social, una economía "basada en una nueva energía" y "no se van a tomar a broma el cambio climático".

"Ese es nuestro programa", recalcó Zapatero, que defendió la necesidad de que el voto progresista sea el mayoritario el próximo 7 de junio, entre gritos espontáneos de "Este partido lo vamos a ganar".

Zapatero fue así el encargado de dar el pistoletazo de salida a la precampaña para las elecciones europeas, en un acto celebrado en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, que contó con la presencia de los ministros de Cultura, Angeles González-Sinde, Vivienda, Beatriz Corredor, Educación, Angel Gabilondo, Fomento, José Blanco, e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el más aplaudido a su llegada por los cerca de 1.500 militantes y simpatizantes presentes.

Antes del presidente del Gobierno tomaron también la palabra el secretario general del PSM, Tomás Gómez,, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y el cabeza de lista, López Aguilar. Todos destacaron que en estas elecciones se enfrentan dos posturas radicalmente opuestas y defendieron que el voto de las elecciones europeas cuenta para los ciudadanos, porque en el Parlamento Europeo se decide la forma en la que se sale de la crisis.

En mitad del acto, el PSOE emitió su primer 'spot' de precampaña, en la que identifican sus valores con los del presidente del Gobierno estadounidense, Barack Obama, frente a los del ex presidente George Bush, y aseguran que ese partido ahora "se juega en Europa".

Acceda a los 35 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular