Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Zapatero asegura que no pactará con el PP tras la amenaza de Esquerra Republicana

Un día después de la amenaza de Puigcercós, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha tratado de tranquilizar a sus socios de ERC, asegurando que  no tiene intención de formalizar un pacto de Estado con el PP para garantizar la unidad de España. Para Zapatero la relación del Gobierno con ERC no tendría que verse afectada por su posición ante el plan Ibarretxe y considera que el consenso con el PP es "muy conveniente" pero no es "imprescindible".

0
José Luis Rodríguez Zapatero.

L D (EFE) Rodríguez Zapatero hizo estas consideraciones en una charla informal con periodistas tras asistir a los actos de celebración de la Pascua Militar, presididos por los Reyes en el Palacio Real, a donde acudió acompañado por los ministros de Defensa, José Bono, e Interior, José Antonio Alonso.

"No hay ningún problema" con ERC, reiteró el jefe del Ejecutivo en referencia a las declaraciones del secretario general de ERC, Joan Puigcercós, quien ayer advirtió al PSOE de que si se alía en un "frente nacional" con el PP en contra del plan Ibarretxe le retirará el apoyo en el Congreso. Rodríguez Zapatero añadió que la formación republicana no tiene por qué preocuparse ya que no aceptará la oferta de pacto sobre el modelo de estado y la unidad de España que le propondrá el presidente del PP, Mariano Rajoy, aunque no dio más detalles acerca de la posición que mantendrá cuando se reúna con él.

El jefe del Ejecutivo descartó la vía de la negociación que reclamó el lehendakari tras aprobarse el plan el pasado 30 de diciembre con el apoyo de PNV, EA, IU-EB y Batasuna, pero insistió en su deseo de trasladarle los argumentos en los que basa su rechazo y de que el texto se debata en el Congreso. Zapatero apeló al "respeto a la razón democrática" y a la necesidad de velar por los principios constitucionales" para considerar "inaceptable" el proyecto de reforma del Estatuto vasco.

En su opinión, este plan "afecta negativamente a la convivencia entre vascos", emprende "un camino que no conduce a nada para nadie" y no contiene "puntos de luz positivos". Estimó "desafortunada" la frase del lehendakari en la que habló de cómo alcanzar una solución sin llegar "a tortas", si bien matizó que la interpretación de este comentario "se está sacando de contexto" y que ni el propio Ibarretxe quiso darle tanta relevancia.

Criticas al PP
 
Además, fue crítico con la reacción que el PP y Rajoy han tenido hasta el momento frente a la propuesta de la Cámara vasca y su posible tramitación en las Cortes Generales. En este sentido, lamentó "las precipitaciones, que son siempre malas", y recomendó al PP "esperar a que los hechos sucedan" y no basar su respuesta en las declaraciones. Para el presidente del Gobierno, el plan del lehendakari es "grave, pero hay que tener confianza después de 26 años de democracia". Al margen de la reunión que mantendrá con Rajoy, Zapatero informó de que mañana hablará con él para intercambiar impresiones sobre el desarrollo de los acontecimientos.
 
Zapatero desveló que su intención es consultar con el jefe de la oposición las medidas de cualquier índole que el Gobierno podría llevar a cabo para frenar la propuesta. "Lo importante es tener comunicación y diálogo", dijo el responsable del Ejecutivo, quien se comprometió a hacer un "mayor esfuerzo" para lograr el respaldo del PP en los procesos de reformas estatutarias previstas para la actual legislatura. No obstante, y aunque consideró "muy conveniente" el consenso de los dos partidos mayoritarios, sugirió que no sería imprescindible para llevar a término ese proceso, que, según Zapatero, tampoco se ve afectado por la aprobación del plan soberanista.

Ni recurso al Constitucional ni Conferencia de Presidentes
 
El jefe del Ejecutivo se mostró en contra de recurrir el texto ante el Tribunal Constitucional (TC), como exige el PP, al considerar que estaría abocado al fracaso, a tenor además de las razones que dio en su día respecto a este asunto. En su opinión, el TC sólo se pronuncia sobre disposiciones o resoluciones, conceptos que no engloban el proyecto de reforma del Estatuto vasco. Zapatero, que eludió dar una previsión sobre cuándo se podría debatir el plan en el Congreso, pidió respetar el tiempo de las instituciones" y no entrometerse en las funciones de la Mesa de la Cámara.
 
El presidente del Gobierno rechazó también la convocatoria urgente de la Conferencia de Presidentes autonómicos solicitada por el jefe del Ejecutivo de Navarra, Miguel Sanz, a quien dijo que telefonearía para comentarle los motivos de su postura. Zapatero explicó que su deseo es que este foro se vuelva a reunir, pero no de forma inmediata, al considerar que hay por delante "mucho debate" en las próximas semanas sobre esta cuestión. En la charla informal, hizo referencia a la pretensión de Ibarretxe de promover un referéndum al margen de la ley, propuesta que calificó como una "especulación" sobre la que habría que ser prudente.
 
Zapatero comentó además la "paradoja" en la que incurren CiU y de PNV al apoyar la Constitución de la UE y, en cambio, dar su apoyo a un plan contrario a lo que postula el Tratado constitucional.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Se desata la polémica por una cuestionada decisión en 'Pasapalabra'
    2. Brillante ironía de Javier Fernández sobre el nacionalismo y Asturias
    3. La Comisión Europea deja en evidencia a Évole por mentir sobre las muertes en el Mediterráneo
    4. Javier Fernández, campeón de Europa de patinaje por sexta vez consecutiva
    5. Torrent quiere visitar a los "presos políticos" cuanto antes y no descarta la investidura telemática de Puigdemont
    0
    comentarios

    Servicios