España
Noticias y opinión en la red
RAJOY: "NO HAY PROPUESTAS NI CONTENIDOS"

Zapatero no quiere poner "topes previos" a las aspiraciones de reforma de cada comunidad

El secretario general del PP, Mariano Rajoy, se confesó sorprendido ya que, por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no hay propuestas ni contenidos" de las reformas que se quieren llevar a cabo en la Constitución, los Estatutos o la financiación autonómica. Zapatero dice que no tiene sentido aplicar el "modelo fotocopiadora" y pretender cerrar qué competencias se asumen y cuáles no. Para Rajoy, sin embargo, "es capital".

José Luis Rodríguez Zapatero.

L D (EFE) El líder de la oposición, Mariano Rajoy, mantuvo este lunes una entrevista de casi dos horas con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de la Moncloa, en la primera de unas reuniones que pretenden hacer semestrales.

En conferencia de prensa, Rajoy explicó que ha planteado al presidente del Gobierno cinco condiciones que debería cumplir cualquier reforma estatutaria: que tenga "perspectiva global"; que se realice "por consenso"; que cuente con el "doble acuerdo" de las Cortes y los Parlamentos autonómicos, y del Gobierno y la oposición; que preserve la solidaridad entre regiones, y que no introduzca "asimetrías".

El secretario general del PP también subrayó la importancia de establecer de antemano el objetivo, procedimiento y plazos de las reformas y reiteró la disposición de su grupo a hablar sobre las propuestas que se presenten "siempre que lo que se pretenda tenga sentido". Para Rajoy, "la gran cuestión es saber cuál es el objetivo final que se pretende alcanzar, y sobre eso hay que tener un criterio y tener claros los plazos, el principio y el fin del proceso". Sin ambargo, señaló Rajoy, Zapatero "no ha dado más aclaraciones que en su debate de investidura".

Sobre la reforma de la Constitución, Rajoy ha planteado que su partido "no tiene problemas" con que se incluyan los nombres de las Comunidades Autónomas, la referencia a la Constitución europea o los cambios sobre la sucesión de la Corona. Por contra, el PP considera que el Título VIII "no requiere ninguna reforma en el momento presente" y desconoce los cambios que se quieren introducir en el Senado. Pero, sobre todo, Rajoy incidió en la importancia de que "sólo se planteen de manera formal las reformas cuando haya acuerdo sobre el principio, el fin, los objetivos y los procedimientos".

Competencias del Estado y de las comunidades

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cree que no tiene que haber un "tope previo" en las aspiraciones de las Comunidades e intuye que se asistirá a una serie de "iniciativas generalizadas" de reforma, "pero no idénticas", por lo que no tiene sentido el "modelo fotocopiadora" y pretender una uniformidad de los Estatutos. Es decir, prefiere atender a peculiaridades y no dejar zanjado el límite de competencias que pueda asumir una comunidad autónoma.

Sin embargo, Mariano Rajoy consideró que el "tema capital" es que las competencias del Estado las deben fijar el Estado y las Cortes Generales y que "no es aceptable" que las fijen los Parlamentos Autonómicos. Además, subrayó que "la gran cuestión" es que, antes de comenzar el proceso, el Gobierno defina el objetivo final que se pretende con las modificaciones y que se pacten los plazos y procedimientos.

Para Rajoy, cualquier reforma de Estatutos debe hacerse con "una perspectiva global" que abarque a todas las Autonomías y que no imponga "asimetrías", debe enmarcarse en los límites de la Constitución y debe seguir el criterio que acuerden las Cortes Generales por consenso.

Sobre el modelo de financiación autonómica, Rajoy planteó que cualquier reforma que se quiera introducir debe ser acordada por el Consejo de Política Fiscal y Financiera "con el mismo grado de acuerdo" que el modelo vigente. Además, no debe "deteriorar" el equilibrio en las cuentas públicas del Estado, desatender las obligaciones del Estado, ni "disminuir la solidaridad interterritorial", y debe resolver "en paralelo" la financiación local.

En la reunión también se trató brevemente la negociación para el reparto de poder en la Unión Europea, un asunto que Rajoy consideró "muy preocupante" y que, por tanto, merece que el Gobierno haga "un gran esfuerzo en defensa de los intereses de España".

Por otra parte, Rajoy constató que "no hay acuerdo" sobre la LOCE o el Plan Hidrológico Nacional, un asunto en el que consideró que "es un disparate dar marcha atrás a reformas estructurales que llevaban mucho tiempo pendientes" y para las que se había logrado un "consenso del 80 por ciento".

Lo más popular