España
Noticias y opinión en la red
EL PP CRITICA SU "ANTISEMITISMO, ANTISIONISMO E ISRAELOFOBIA"

Zapatero se pone el pañuelo palestino al término de un mitin de Juventudes Socialistas donde equiparó a Israel con Hezbolá

El presidente del Gobierno ha puesto la guinda a sus declaraciones en contra de Israel de los últimos días al colocarse un pañuelo palestino al finalizar el mitin de la Juventudes Socialistas en Alicante. Según informa la COPE, desde Moncloa señalaron que Zapatero estaba incómodo y culparon a los jóvenes que querían fotografiarse con él. Pero la sonrisa de Zapatero en la fotografía es elocuente. Además, el PSOE ha convocado manifestaciones contra Israel en toda España. Mientras, en el Líbano se ha vivido un nuevo día de intensos bombardeos. Lea aquí la carta que ha enviado la Fundación Libanesa por la Paz al primer ministro israelí, Ehud Olmert.

Zapatero muy sonriente con el pañuelo palestino.
LD (Agencias) En su intervención en el Festival Internacional de las Juventudes Socialistas que se celebra en Alicante, antes de ponerse el pañuelo palestino, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se volvió a dirigir a la intervención militar israelí en el Líbano. Allí, dijo que es necesario rechazar los secuestros y exigir que "nadie se defienda con una fuerza abusiva".
 
Según ha informado la Cadena COPE, al finalizar el mitin, donde se vieron banderas palestinas, uno de los jóvenes socialistas quiso hacerse la típica foto de recuerdo con el presidente y le colocó el pañuelo palestino, la típica kefia blanca y negra. Desde el PSOE han tratado de disculpar a Zapatero, diciendo que no se sentía cómodo con la situación y que se quitó el pañuelo rápidamente. Las fuentes del PSOE consultadas por la COPE dijeron que se trató de un error de la organización. Sin embargo, la foto no muestra en absoluto una expresión de incomodidad de Zapatero; muy al contrario: el presidente sonríe ostensiblemente.
 
Lo que no fue un error de la organización fueron las palabras de Zapatero. Para el presidente merece la misma condena el terrorismo de Hezbolá que la reacción defensiva de Israel. Así, se situó equidistante una vez más, y dijo que "debemos rechazar los secuestros y debemos exigir que nadie se defienda con una fuerza abusiva que no permite defender a los seres humanos inocentes que caen y pierden su vida". El jefe del Ejecutivo subrayó que los Estados tienen derecho a defenderse ante la violencia, el terror y el fanatismo, pero reiteró que no hay que olvidar que, ante todo, está el derecho a la defensa de los seres humanos inocentes. Por ello, señaló que "los silencios de hoy ante lo que se vive en Oriente Medio pueden ser arrepentimientos mañana, porque esperar a que pase el tiempo se cuenta con vidas humanas".
 
El portavoz del PP en la Comisión de Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, calificó de "inoportuna y extemporánea" la aparición pública de Zapatero con un pañuelo palestino. "Los que hemos vivido en la zona sabemos que el pañuelo no significa necesariamente nada", dijo Arístegui. No obstante, este acto revela un "paupérrimo sentido de la oportunidad política" y "un error grave", sobre todo en medio de "la intensa y acalorada polémica" creada por sus declaraciones en las que "en ningún momento" denunció "la actitud brutal" de Hezbolá y únicamente "carga las tintas en la responsabilidad del Estado de Israel". Además, afirmó que Zapatero ha demostrado tener "muy poca sensibilidad y muy poca cintura y talante" en materia de política exterior ante esta nueva crisis en Oriente Medio.
 
Anteriormente en declaraciones a la cadena COPE dijo que en contexto de la crisis del Líbano, el Gobierno de Zapatero mantiene una estrategia de "claudicación frente al terror". Dijo que las declaraciones de los miembros del Gobierno, incluyendo al presidente, muestran que de la situación hacen un análisis "superficial y bárbaramente ignorante". Añadió que no comprende "como se puede tener tanta falta de criterio" al comprar la situación actual con la guerra en Irak y presentarla como una de sus consecuencias.
 
Arístegui lamentó que en la postura del Gobierno socialista se esconda una "israelofobia" y un antisionismo que el presidente "cada vez disimula menos" y "es ya imposible de disfrazar". En ese contexto, destacó que frente al conflicto la sociedad española aún no conoce cuál es la postura oficial porque, y según las declaraciones recientes, el "presidente dice una cosa y el ministro de Exteriores otra". Por eso, dijo que la política exterior del país ya no es de una "república bananera, sino de un Partido Socialista-Marxista de los regímenes no alineados".
 
Debate en la Comisión de Exteriores del Congreso
 
En la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, criticó la "tibieza" con que la comunidad internacional ha reaccionado a la crisis en Oriente Medio y apostó porque la ONU envíe una fuerza de interposición "cuanto antes mejor" para frenar la violencia. En su comparecencia ante la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Moratinos subrayó que "sólo una acción decidida" de la comunidad internacional puede frenar la "escalada" de violencia que se vive en la zona, y aseguró que ese es "el gran objetivo" del Gobierno de Rodríguez Zapatero. El ministro consideró que la reacción tanto de la ONU como de la Unión Europea "no debe ser una equilibrada, sino firme y comprometida" y subrayó que la solución al conflicto debe incluir un "apoyo activo" al Gobierno libanés, el envío de una misión diplomática de alto nivel a la región y "la formación de un nuevo Gobierno palestino" con quien se pueda negociar.
 
El portavoz del Partido Popular, Gustavo de Arístegui, acusó  al presidente del Gobierno de haber hecho gala en su reciente mitin político de Ibiza de "antisemitismo, antisionismo e israelofobia" por sus críticas a la actuación del Ejecutivo israelí en el Líbano.
 
De Arístegui instó al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a precisar si la posición española es la que manifestó Zapatero el pasado fin de semana o si es la consensuada  con el resto de países de la Unión Europea. "Nosotros, aquí, hoy tenemos que denunciar las palabras del presidente del Gobierno. Nos parece escandaloso, no por ignorancia sino quizás por mala intención las palabras en el mitin de Ibiza. Lejos de adoptar una posición equidistante, equilibrada, sólo hizo referencia al Estado de Israel, no habló de la (resolución de la ONU) 1559 y en todo momento omitió críticas a Hezbolá", señaló el diputado del PP. Además, "para acabar de arreglar el tema", Zapatero abordó "otra vez el tema de Irak y en la Alianza de Civilizaciones" al decir que la situación en la región es una consecuencia de la invasión de Irak hace tres años. "Creo que las circunstancias internas del conflicto libanés son un poquito más antiguas que la guerra de Irak. Empezó en el (año) 74, hace 32 años", subrayó De Arístegui sobre las crisis en el Líbano.
 
El responsable popular censuró asimismo que el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, calificase de "genocida" a Israel cuando desde el jefe del Ejecutivo no ha habido una condena a las acciones de Hezbolá. "La posición del presidente del Gobierno ha colocado a España en una situación excéntrica, fuera del equilibrio, que nos aleja del corazón de Europa y en franca contradicción con la declaración del Consejo de Ministros de la UE", hizo hincapié.
 
Igualmente, criticó la "contumaz resistencia" del Gobierno socialista a "no llamar a las cosas por su nombre". En este sentido, subrayó que el PP apoya la independencia y soberanía del Líbano y que Hezbolá es una formación política "menguante" en el Líbano. Por último, estimó necesaria el despliegue de una fuerza internacional de interposición, pero pidió que se analice la "falta de eficacia" que en el pasado ha tenido una misión similar de 'cascos azules' en la frontera entre Israel y el Líbano.
 
Moratinos, respondió que las primeras palabras del presidente del Gobierno sobre el conflicto entre Israel y el Líbano fueron "importantes, acertadas y oportunas".  "¿Cómo se puede permitir el decir que el Gobierno socialista es antisemita cuando presidió el acto institucional por primera vez del Holocausto?, ¿Qué creen, que nos van a dar lecciones de amistad con Israel? ¿quién estableció relaciones con Israel?", le espetó Moratinos al diputado 'popular'. Asimismo, recordó al principal partido de la oposición que el Ejecutivo socialista canceló la emisión de la televisión Al-Manar, propiedad de Hezbolá, que permitió inicialmente el Gobierno Aznar a través del satélite Hispasat. Por último, el ministro expresó la posición "firme y comprometida" de España con todos los actores del conflicto y calificó de "obvias" las palabras de Zapatero en el mitin socialista de Ibiza en sintonía con lo que piensa "la mayoría de la ciudadanía española". Por último, agradeció las felicitaciones de los grupos por el proceso de evacuación de españoles del Líbano con el fin de garantizar su integridad física.
 

Lo más popular